edición: 2747 , Miércoles, 26 junio 2019
16/05/2019
banca 
Uno de los objetivos de la legislatura

El Gobierno asume como asignatura pendiente la transformación del sector bancario

El nuevo Ejecutivo tendrá la llave para poner en marcha un nuevo proceso comenzando por buscar un compañero para Bankia mientras a Liberbank le espera Abanca
Juan José González
Desde el pasado 27 de abril, tras el resultado electoral, la situación del sector bancario español parece haber entrado en una nueva dinámica, al menos, en lo que interesa a su transformación. Hacía tiempo que no se conocía con tanta intensidad la acción comunicadora del Banco de España, que en los últimos días viene desarrollando una actividad poco habitual en el envío de mensajes directos (e indirectos) al sector bancario sobre estrategias de presente y futuro, advertencias, deseos, comparativas, en fin, mensajes. Pendientes de la convocatoria para conocer lugar, día y hora de la firma y nacimiento del que iba a ser el séptimo banco del sistema financiero español -fusión de Unicaja y Liberbank- llega la noticia del inesperado desenlace, entre previsible e imprevisible pero que en los primeros días de mayo había suscitado alguna duda provocada por pequeños retrasos en el calendario, siempre imputados a la burocracia de regulador bancario y demás trámites legales. El sector bancario se mantiene en su actividad orgánica y corporativa regular, con operaciones de reajustes laboral y red en marcha, con algunas operaciones corporativas que verán la luz en los próximos meses. En todo caso, la transformación del sector bancario parece ser una asignatura pendiente para el sector, pero también para el Gobierno.
Cabe interpretar la ruptura del proceso de fusión entre las dos entidades -Unicaja y Liberbank- como un fracaso y, por ello, un paso atrás en el proceso general de reordenación bancaria del país, o bien, entender que siempre es mejor rectificar a tiempo y abortar la maniobra cuando todavía es posible. Es probable, no habría que descartarlo, que una de las dos entidades -o ambas- hayan recibido alguna sugerencia exterior a la operación, seguramente política, que habría provocado la reconsideración de la operación en marcha. Quizá la sospecha de un movimiento en marcha de mayor alcance corporativo sería una de las razones por las que una de las partes dio por interrumpida y concluida la operación. 

Si uno de los motivos por los que el grupo bancario gallego renunció a la compra del banco asturiano fue la negociación que en ese momento mantenían Liberbank y Unicaja para la fusión, una vez eliminada la misma, libre de plazos y conversaciones la agenda del banco asturiano, sería razonable que las dos entidades recuperasen las conversaciones. Eso sí, con algunos cambios cualitativos y cuantitativos, además de despejar las dudas sobre un movimiento `dudoso´, conocido hace unos días, como es la participación del 7,78% de Bank of America en Liberbank. 

Aflorar una participación de esa envergadura en el banco estadounidense, que fue el asesor de Abanca en la opa sobre Liberbank, quizá merecería una explicación, habida cuenta que se trata, además, del tercer accionista de peso en la asturiana. La posición accionarial de Bank of America en Liberbank -desconocida en febrero, cuando trascendió la intención de compra del gallego- se mantiene en la duda sobre si se trata de posiciones propias de la entidad o de clientes. 

En cualquier caso, este tipo de movimiento no es la primera vez que se descubre en procesos similares, lo que no resta para que el supervisor emita una nota aclaratoria. Presumiblemente será ésta operación, aplazada entre Abanca y Liberbank, la que puede acelerarse en los próximos meses, una vez constituido formalmente el nuevo Gobierno del Estado y con el Parlamento en marcha. 

Al menos, los planes que parecen querer transmitir algunos miembros próximos al Gobierno en funciones apuntan en esa misma dirección: favorecer la creación del escenario más propicio para las operaciones corporativas bancarias, las que pueden estar en marcha a la vuelta de la esquina. Entre ellas se encontraría la de Abanca y Liberbank, sin descartar que el nuevo Ejecutivo tendrá en su mano la llave de arranque para la operación que concita el mayor interés en el sector bancario español: la fusión de Bankia.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...