edición: 3010 , Miércoles, 15 julio 2020
04/06/2020
Recuperar parte de la temporada turística

El Gobierno, atrapado en su crisis interna, prepara el regreso a la recuperación económica 

La Bolsa recupera la mitad de la pérdida anual, el empleo cae pero no se estrella y el dinero regresa a los fondos de inversión, claves para la nueva fase política
Juan José González
Las prisas de las autoridades españolas por lanzar las campanas al vuelo con el anuncio inminente del retorno a la normalidad parece que se está encontrando con las dificultades propias de las tareas del Ejecutivo, en estos momentos, con una crisis de Gobierno en la sombra. Prisas, exageradas, por celebrar el júbilo y distribuirlo urbi et orbi, a los cuatro vientos como señal y mensaje directo del regreso de la normalidad económica. Algunos indicadores de actividad, en realidad, de recuperación de la misma, estarían alentando y calentando el ánimo de los ministros más inquietos, precisamente aquellos relacionados con las actividades económicas. El dato del desempleo del pasado mes, que se esperaba negativo, sorprendió con una recuperación inesperada en la cifra de nuevas aportaciones al régimen de la Seguridad Social. Y la creación del empleo, en particular, en los sectores más golpeados en la primera fase de la crisis, son buenas señales, aunque no suficientes para pensar en retirar las medidas de control y limitación de circulación y movimiento. Como tampoco deberían ser consideradas como el final del peor escenario la recuperación, en parte, de las cotizaciones bursátiles, que hay que recordar siguen registrando pérdidas de entre el 23% y hasta del 70% (Banco Sabadell) y del 61% (la aerolínea IAG).
Por tanto, esas demandas que llegan desde numerosas instancias empresariales y políticas de retorno a la normalidad, deberán moderarse y entrar en razón o bien, deberán ser moderadas y negadas con razón por el Gobierno. Y claro que no es tarea sencilla ni agradable observar cómo se escapan oportunidades de negocio y de actividad económica mientras los competidores, vecinos cercanos y no tan próximos, aprovechan el escenario. Todo se desarrolla en medio de un clima de gran confusión. 

El Gobierno enredado en el desconcierto de las cifras de la pandemia, las víctimas y afectados, las fases y las matizaciones, y envuelto en el guirigay de la contienda política mientras intenta defender el pugilato en todos los frentes. El presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu, confiaba en unas declaraciones recientes que "la caída de la economía no iba a ser tan fuerte como se esperaba" y apostaba por la `V´ asimétrica de la recuperación. 

Los inversores, como viene reflejando en las últimas sesiones el mercado español de valores, está descontando una recuperación, pero no a corto plazo, sino antes de lo previsto pero sin especificar la fecha. Dicho de otra forma, que quizá sea la más acertada, los inversores intuyen que la caída del PIB no será del 12% ni del 10%, sino de algo menos para el conjunto del año. En el fondo, tanto los inversores como los agentes sociales están interesados en la venta de expectativas positivas, alejadas del catastrofismo institucional (FMI y BCE...). Y en este punto es donde el Gobierno quiere `engancharse´ para llevar a cabo su particular `venta de expectativas´.

Que el mercado bursátil haya recuperado la mitad de lo perdido en el año, o que el empleo, con todas las reservas, no se haya estrellado en mayo, podría sumarse a las buenas vibraciones que transmite la vuelta del dinero a los fondos de inversión, sin duda, señales positivas que invitan al optimismo y a la esperanza. Todo lo cual no debería considerado como el ambiente propicio para la relajación oficial, sino para motivar la imaginación para hacer cambios, reformas y probar nuevas fórmulas y métodos de producción. No sería la primera vez; ya sucedió en anteriores crisis en las que se pudo demostrar que aparecen las mejores oportunidades para la economía, desde fusiones o concentraciones de empresas hasta la puesta en marcha de proyectos industriales que pueden solucionar el futuro.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...