edición: 3050 , Lunes, 21 septiembre 2020
28/07/2020

El Gobierno de la desgracia

La EPA confirma que la recuperación del empleo va a seguir el mismo ritmo que el que marque la economía, que será lento. Algo que ya se daba por supuesto en las últimas semanas y que viene a confirmar que el efecto en el corto plazo será más bien el propio de un rebote que de una recuperación económica en toda regla. La estadística oficial registra 3,4 millones de parados hasta junio y los ocupados descienden hasta los 18,6 millones. Así considerados los números se diría que no son espectaculares, sino preocupantes, como siempre ocurre con el desempleo.

Pero si a las cifras de la EPA se suman los trabajadores afectados por ERTE, la opinión sobre el estado del empleo se torna dramática, ya que en esa situación se encuentran todavía 1,2 millones de personas que, si se cumplen algunas previsiones catastróficas pueden dar una idea más exacta de la situación real laboral en España. Una cifra la de trabajadores sujetos a ERTE que pueden seguir, o no, el mismo camino que el resto de los 2,2 millones de afectados por la misma medida que ya se han reincorporado a sus puestos de trabajo.

Las actas que se levantan sobre la desgracia laboral son trimestrales, y en el último se ha cobrado casi 1,1 millones de empleos. El ritmo de bajas parece estar superando las peores expectativas, calamitoso si se tiene en cuenta la imperiosa necesidad y urgencia de adopción de medidas de contención y al mismo tiempo de recomposición de la actividad productiva. Aquí la función del Estado debe ser acelerada por un Gobierno que entienda que es obligada la extensión de los ERTE y de la agilización del Ingreso Mínimo Vital.

Como también es obligado que tras los aplausos se remanguen todos y todas, elaboren unos Presupuestos Generales del Estado de `guerra´, se aparquen los enfrentamientos destructivos en el Parlamento y se activen los mecanismos necesarios de solidaridad público-privados para que la reconstrucción sea una tarea de ejecución inmediata y se reorienten algunos criterios de austeridad mal entendida. El frentismo populista interno y la imagen de Bambi de un Gobierno feliz debe dar paso al trabajo, a la faena, al gobierno. De lo contrario, la desgracia está servida por el Gobierno de la desgracia.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...