edición: 2861 , Jueves, 5 diciembre 2019
22/09/2019

El Gobierno elimina la pobreza

"Si me miro no soy nada, pero si me comparo..." Sirve la expresión clásica para explicar el pensamiento de moda que, necios, se empeñan en aplicar los políticos españoles en su agraciada coyuntura. El relato para justificar una elecciones, otras, y van... sirve para todo. Para justificar el mal o el buen estado de las cuentas públicas, el magnífico momento del empleo, un batallón de servidores al público, camareros o recepcionistas que disparan y fulminan a las peores cifras del Inem. Todo sirve para justificar lo bueno y su contrario.

Se echa en falta reflexión en profundidad porque ni lo uno ni lo otro interesa. No hay tiempo disponible y además no es rentable. Al contrario, se busca, se prima y anima la ligereza, situación que conduce a la confusión, el mejor terreno donde se desarrolla la ignorancia. Proyectada esta relación fatal de conceptos y situaciones sobre la sociedad, resulta que nuestros gobernantes nos mantienen cuasi inconscientes en un estado de analgesia, mundo ideal que nos lleva a creer que somos los mejores de Europa.

Superada así la primera parte de la sentencia ("si me miro no soy nada...) es necesario pasar a la segunda parte (...pero si me comparo...). Si nos comparamos con Europa, ahora Eurozona, la economía española crece más y mejor de lo que lo hace la europea, incluso mejor que una buena parte del resto del mundo. Producen los españoles al año, bienes y servicios, lo que llaman PIB, también más que la media de los europeos. Y todo, partiendo de una posición peor que la media de los europeos cuando en 2008 comenzaron las desgracias.

En ese mundo ideal, irreal, inexistente y aparente vivimos sedados, captados y abducidos por el relato oficial de los gobiernos de turno. Mundo celestial dominado por las series estadísticas de medias absolutas y relativas, pero que se muestran ineficaces para explicar la realidad, muy diferente a la que presentan las cifras `oficiales´. Porque a nadie le conviene explicar que la tasa de desempleo, el nivel de renta, el paro de larga duración, la precariedad, como el déficit público, no han hecho sino empeorar. Y también las cifras, de las que ya se han borrado, por decisión del Gobierno, las estadísticas de la pobreza. Porque ya no hay pobres.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...