edición: 3049 , Viernes, 18 septiembre 2020
28/05/2020

El Gobierno francés crea un fondo de 8.000 millones de euros para asistir a la industria del automóvil

El plan incluye tomar participaciones en el sector de la industria auxiliar con el objetivo de consolidarla
El Ejecutivo galo ha decidido adelantar un año el plan para disponer de 100.000 puntos de recarga para vehículos eléctricos en el territorio de Francia en 2021
Carlos Schwartz
El Gobierno de Emmanuel Macron anunció un plan de rescate para la industria francesa del automóvil dotado de 8.000 millones de euros. El sector sufre los efectos de la cuarentena sobre la producción y la venta de coches que se ha sumado a una contracción creciente del mercado a lo largo de 2019 con una desaceleración de las ventas a escala global. El plan del Elíseo supone subvenciones para la adquisición de vehículos eléctricos e híbridos, inversiones en el sector de la industria auxiliar con participaciones directas del estado, financiación de la investigación en motores de hidrógeno y vehículos de conducción autónoma. El objetivo del paquete apunta a la supervivencia del sector a la crisis pos pandemia para su resurgimiento como una industria asentada en vehículos sostenibles y no contaminantes. Las declaraciones de Macron, que aspira a que su país sea líder en la producción de vehículos sin emisiones con un millón de unidades producidas en el 2025, resuena a los esfuerzos de los fabricantes alemanes de coches que se han alineado detrás de los mismos objetivos. La industria francesa del automóvil es uno de los ejes de la actividad económica del país y fuente relevante de transferencias por su expansión internacional, además de dar empleo de forma directa en el país a 400.000 trabajadores y a casi un millón de forma indirecta, considerando las industrias auxiliares.
Macron ha señalado que parte del plan es la relocalización de la industria en Francia. La parálisis del mercado ha llevado a la acumulación de un stock de coches sin vender producidos en el país este mes de 500.000 vehículos y la cifra seguirá creciendo en la medida que se reanude la actividad a los niveles previos al confinamiento mientras las compras en el mercado siguen paralizadas. De acuerdo con las declaraciones de Macron al anunciar el plan hay 200.000 trabajadores de la industria del automóvil en expediente de regulación temporal sobre el total de 8 millones que se encuentran en esta situación. Al igual que la mayor parte de las economías europeas el estado francés ha cargado con el coste de los expedientes de regulación extraordinarios por el confinamiento. El plan de reconstrucción dirigido a la industria del automóvil incluye 5.000 millones de euros en ayudas a Renault condicionadas a inversiones en Francia, gestado en negociaciones entre los fabricantes, los trabajadores y la administración de acuerdo con el Elíseo.

Renault anunció esta semana la paralización de la estrategia de fusión con sus socios de la alianza que incluye a Nissan y Mitsubishi. El movimiento forma parte del esfuerzo por preservar la alianza sometida a una tensión brutal tras el asunto Carlos Gohsn, el ejecutivo al frente de Renault y Nissan que encabezaba la alianza industrial con el objetivo de fusionar a las tres empresas. Los miembros de la alianza acaban de pactar un reparto territorial en el cual Nissan se concentra en Japón y Estados Unidos, mientras Renault lo hace en Europa y América Latina y Mitsubishi en Asia. Sin embargo la eliminación de la fusión no implica la anulación de las plataformas comunes desarrolladas que suponen un importante abaratamiento de costes. El plan se basa en la idea de cada marca cargue con sus costes y contribuya a un ahorro del 40% de los costes compartiendo acciones industriales. Además de las plataformas comunes, en las que se espera fabricar el 80% de todos los modelos para el 2024, se compartirán las mitades superiores de cada modelo que deberían afectar al 50% de todas las unidades producidas en 2025. Cada marca será responsable del desarrollo de su modelo. 

Renault va a anunciar el viernes su plan industrial, que implica un ahorro de 2.000 millones de euros con el cierre de una planta en Francia y otras a nivel global. El plan incluye una reducción de plantilla de 5.000 trabajadores fundamentalmente amortizando puestos con la jubilación al descartar nuevas contrataciones sustitutivas. Por su parte Nissan anunciará su plan hoy. La empresa tiene previsto ahorros de 2.800 millones de dólares contando con reducciones de plantilla y cierres de empresas tras las primeras pérdidas de un ejercicio en 11 años el año pasado. La planta de Nissan en Barcelona, de acuerdo con estos objetivos, está destinada al cierre según fuentes del sector. Los cambios en la producción supondrán sacrificar una quinta parte de los modelos.

Por su parte PSA, el fabricante de Peugeot y Citroen, ha desarrollado un plan industrial para aumentar su producción de vehículos sin emisiones de cero el año pasado a 450.000 unidades anuales, aunque no se ha hecho público a partir de cuándo estará ese objetivo en vigor. Dentro del programa de relocalización y de centrar fuerzas en el territorio propio, PSA mantiene su inversión junto con Total en la fabricación de baterías en su subsidiaria Saft, donde al esfuerzo por desarrollar una fábrica europea de baterías con inversiones de muchos miles de millones de euros, se ha sumado Renault. Los proveedores de baterías para coches eléctricos franceses son las industrias de China y Corea. 

Macron, que es un defensor de la “soberanía industrial” francesa hizo una presentación del plan en una visita a una planta de Valeo, un proveedor de componentes eléctricos para la industria del automóvil. El plan incluye un fondo de 600 millones de euros para la toma de participaciones en industrias auxiliares del sector del automóvil en dificultades para consolidarlas y mantenerlas en producción. El gobierno finalmente ha decidido adelantar un año el plan para disponer de 100.000 puntos de recarga para vehículos eléctricos en el territorio de Francia al 2021. El anuncio del plan esta semana está directamente vinculado con el anuncio de los objetivos de ahorro que hará Renault que además de la reducción de plantilla supondrá el cierre de al menos una planta de producción en el país.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...