edición: 2865 , Viernes, 13 diciembre 2019
19/09/2019
bolsa 

El jefe de Atlantia abandona la empresa en medio de graves revelaciones sobre el accidente de Génova

Caída en bolsa, detenciones, reorganización y salida del consejero delegado para defender las concesiones
ACS deberá hacer sus cábalas para asegurarse de que no se le caen las estanterías en sus dominios australianos, donde son muchos los asuntos que se cuecen en materia de investigación
Carlos Schwartz
El consejero delegado de Atlantia Spa, Giovanni Castellucci, dimitió a su cargo tras una reunión de consejo de emergencia convocada el martes por la empresa de infraestructuras. La decisión es un intento de la sociedad, propiedad de la familia Benetton, de frenar la creciente presión política para quitar al grupo sus 6.000 kilómetros de concesiones de autopistas de peaje en el país. El Partido 5 Estrellas, en el Gobierno en coalición con el Partido Democrático tras la última crisis que dejó en la oposición a la Liga, ha llevado adelante una campaña sistemática para quitar a la empresa concesionaria su negocio en el país. El pasado viernes, fruto de la investigación judicial por la caída de un viaducto de autopista en Génova en agosto de 2018 que mató a 43 personas, fueron detenidos tres empleados de empresas controladas por el grupo. Los fiscales que investigan la tragedia del Puente Morandi afirman haber encontrado evidencia de que empleados de la empresa de ingeniería SPEA y en la empresa Autostrade per l'Italia -ambas propiedad de Atlantia- falsificaron u omitieron información clave en los partes de seguridad procedente de otros viaductos para desviar a los investigadores, de acuerdo con informes judiciales citados por la prensa italiana.
Las revelaciones provocaron una fuerte caída de las acciones del grupo en la bolsa esta semana. Los arrestos de tres de los 15 sospechosos está relacionada con la investigación de otros puentes de autopistas. En total en la investigación inicial por el Puente Morandi caído el 14 de agosto del año pasado hay 71 sospechosos, entre ellos Castellucci. El patriarca de la familia, Luciano Benetton de 84 años, afirmó antes de la reunión de consejo convocada de urgencia que estaba en estado de conmoción por las revelaciones más recientes. “Estamos en estado de shock desde hace una semana por lo que ha aparecido en los anuncios de la corte. Esperamos que esto se aclare.

Habrá, desde luego, cambios”, declaró en rueda de prensa el magnate. Castellucci abandonó en enero su cargo de máximo ejecutivo en Austostrade y donó su bono de 2018 para becas de los huérfanos y afectados por el desastre del viaducto, pero preservó su cargo en la empresa holding, un gesto que puede aumentar la irritación de las víctimas.

Lo que está por ver es si Atlantia va a conseguir apaciguar al Partido 5 Estrellas que ha hecho presa en la compañía y en la familia Benetton tras el accidente. Los indicios judiciales de criminalidad en el comportamiento de empleados de las dos empresas directamente vinculadas con la explotación y mantenimiento de la autovía que pasa por Génova no parecen indicar que la cuestión se calme con una medida de este tipo. Atlantia explota y gestiona la mitad de la red de autopistas de peaje del país. Castellucci ha sido el artífice de la expansión internacional de la empresa, incluyendo la adquisición de Abertis el año pasado.

Desde entonces el ejecutivo italiano operó en España en estrecha colaboración con el consejero delegado de ACS, Marcelino Fernández Verdes, y ambos encargaron una depuración de empleos en la estructura ya muy adelgazada de Abertis para hacer frente a la pérdida de concesiones en España. En diciembre vencen las concesiones de Aumar que deberían revertir al Estado. Eso es, si no hay un gobierno complaciente con los intereses de Florentino Pérez, lo que a la vista de elecciones el 10 de noviembre no parece viable. Si Atlantia pierde sus concesiones de autopistas en Italia tendrá que pensar que hará con su participación en Hochtief, y esto a la larga comienza a tomar el aspecto de un efecto dominó.

ACS deberá hacer sus cábalas para asegurarse de que no se le caen las estanterías en sus dominios australianos, donde son muchos los asuntos que se cuecen en materia de investigación. Atlantia como parte de su política de aliviar las tensiones con el Gobierno incluso se sumó a un plan de salvamento de la aerolínea Alitalia. En agosto, tras la crisis de gobierno el cargo de ministro de Transportes recayó sobre una figura del PD, Paola de Micheli. La salida del ministerio de Danilo Toninelli (P5E) pareció un buen augurio para Benetton, pero la investigación sobre la caída del  Morandi no va a permitir a de Micheli tolerancia sobre este asunto. Demasiados muertos para echar el manto del olvido sobre este accidente, sobre todo con indicios de responsabilidad criminal.

La ministra hizo unas declaraciones tras su asunción que ayudaron a mejorar la cotización de Atlantia, pero todo parece indicar que el efecto PD ha tenido una corta vida. Los empleados de Autostrade y de la ingeniería SPEA está claro que algo ocultaban ya que intentaron sortear las escuchas telefónicas con equipo para bloquear las interferencias en las telecomunicaciones de la empresa. Es llamativo que al socaire de los acontecimientos en Italia las empresas que explotan concesionarias en España se hayan lanzado a labores de comprobación de columnas de hormigón en viaductos, algo que no era habitual ver.

Las investigaciones en curso en Italia son dos: una sobre la caída del viaducto de Génova y otra sobre el estado de seguridad del resto de las autopistas. Desde los arrestos el viernes las acciones de Atlantia han caído un 16% tras su recuperación el año pasado de los efectos de la caída del Puente Morandi. A mi abuelo le gustaba contar que cuando el zar Alejandro III inauguraba un puente exigía que los ingenieros a cargo del diseño y las obras se colocaran bajo el puente cuando pasaba el tren, desde luego antes de la ceremonia pero como parte de ella. Era simbólico, puesto que el puente podía caer al día siguiente. Aquí estamos al revés, al día siguiente de la caída del puente, y otras amenazas de acción retardada.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...