edición: 3025 , Viernes, 7 agosto 2020
03/08/2020
banca 

El `juego de los escenarios´ del BCE pretende acelerar de urgencia la concentración bancaria

Juan José González
Las maniobras del supervisor bancario europeo están consiguiendo el objetivo contrario al que sería razonable, esto es, orientar y dar certidumbre a las instituciones financieras en uno de los entornos económicos de mayor complejidad que se han conocido en la historia contemporánea.
El BCE le ha cogido el gusto al `juego de los escenarios´ una de esas teorías que se imparten en las escuelas de negocios occidentales mediante la proposición de distintas hipótesis alternativas de la coyuntura para que los interesados, en este caso, las entidades bancarias, se identifiquen con la que más les convenga según situación actual, perspectivas de futuro, etc. Los escenarios que acaba de presentar el Banco Central Europeo al sector se pueden clasificar como maniobras, movimientos o comunicaciones que al final acaban siendo mensajes. Un alto ejecutivo bancario reconoce a Capitalnews.es que las hipótesis -escenarios- que envía el supervisor bancario en su último test interno "es confuso, no aclara nada y logra sembrar el caos en las estrategias de algunos bancos". La institución monetaria dio a conocer esta semana unos resultados del test que venía elaborando desde mayo. Los test son, por tanto, muy recientes y en ellos se pretende resumir la medida de la capacidad de resistencia de los 86 bancos de tamaño "crítico" o relevante para la economía, en la crisis de la pandemia.

Contempla el test varios escenarios según la evolución de la economía europea (primer error, pues la mayoría de las entidades o son globales o tienen presencia en más de un continente). Varios escenarios donde la economía europea caería un 8,7% en el presente ejercicio para crecer un 5,2% en 2021 y un 3,3% en 2022. Otro escenario, el más adverso, contempla una caída de la economía del 12,6% en 2020, un avance del 3,3% el próximo año y otro avance del 3,8% en 2022. Uno y otro escenario, el central, más benigno que el segundo, el adverso, se ponen en relación y condicionan los requerimientos de capital que tendrán que ser adoptados y adaptados por los 86 bancos, y que sin duda, servirán (o deberían servir) para que el resto de entidades bancarias de la Eurozona susceptible de provocar problemas al sistema, tome nota sobre lo que hacen o dejan de hacer sus hermanos mayores. 

El resumen de los dos escenarios que parecen haber contrariado a buena parte del sector, viene a confirmar que si bien el grupo de los grandes bancos puede resistir la recesión económica provocada por la pandemia, en un escenario más exigido, estresado y negativo como son las cifras del escenario adverso, el supervisor deja en el aire alguna duda, afirmando que "habrá una disminución singular del capital bancario ante lo cual algunas entidades pueden llegar a necesitar asistencia financiera". Cuando el supervisor lanza este mensaje, lo normal es que el sector interprete, pues aunque la referencia puede ser muy directa y concreta, no puntualiza a qué se está refiriendo, sino que deja al albur de cada entidad sus opiniones y decisiones. 

Claro que, hablar de una situación de mercado adversa en una economía con una caída del 12,6% que contempla el escenario más complicado, es apuntar, obviamente, a la necesidad de cubrir la caída del capital bancario que se produciría en ese escenario adverso. El BCE se cuida de no mencionar salidas, soluciones o decisiones que deben ser adoptadas, si no son de urgencia, por las propias entidades, es decir, no se mencionan soluciones públicas -como ayudas extras o rescates en forma de inyecciones de capital- como tampoco de operaciones corporativas -fusiones-. Y tanto las primeras -ayudas públicas en menor medida- como fusiones -en mayor medida- son las que ahora están en juego en el sector bancario europeo en general y en el español en particular.

En todo caso, el BCE no es neutral en su `juego de escenarios´, algo que se puede agradecer si se tiene en cuenta que la solución más razonable para algunas entidades bancarias es hoy la operación corporativa, la fusión. No es neutral porque advierte, como señala el directivo bancario, "que los bancos más vulnerables se toman al pie de la letra la posibilidad de un escenario macro peor". La tesis de este banquero apunta a que varias entidades españolas vienen contemplando en sus estrategias de futuro una fusión, y esta estrategia se vería favorecida en la actualidad por ese escenario adverso que estima el BCE. 

El `juego de los escenarios´ que maneja el BCE tiene, sin embargo, una segunda parte: la comunicación directa que mantendrán sus responsables con, al menos, 35 entidades bancarias consideradas como las más preparadas para hacer frente a una situación adversa de la pandemia, con un rebrote y agudización de los efectos del coronavirus. Es a esos 35 bancos a los que dirigirá una carta que se completará con una comunicación verbal, a los que puede proponer la búsqueda de una salida corporativa inmediata.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...