edición: 2850 , Miércoles, 20 noviembre 2019
27/09/2019

El Mecanismo Europeo de Estabilidad migra a la legislación de Luxemburgo para sus emisiones

La incertidumbre del Brexit mina la posición internacional de Londres como plaza financiera preferente
Carlos Schwartz
El Mecanismo Europeo de Estabilidad (ESM, por sus siglas en inglés) anunció que a partir del 1 de octubre sus emisiones de bonos y letras denominadas en euros estarán respaldadas por la legislación de Luxemburgo, en una decisión que trasluce el efecto de la incertidumbre que provoca en los medios financieros internacionales la posibilidad de que Reino Unido abandone la Unión Europea (UE) sin un acuerdo marco. El ESM es acreedor de España por el programa de ayuda acordado por la UE para el rescate bancario por un importe de 41.300 millones de euros, de los cuales a octubre de 2018 el Reino de España había devuelto 17.612 millones de euros. El resto de los países que han recibido asistencia financiera del Mecanismo son Grecia, Portugal, Irlanda, y Chipre. Las emisiones de deuda con carácter internacional se suelen hacer bajo legislación británica por una serie de motivos, entre ellos la fiabilidad de los procedimientos judiciales de reclamación y la celeridad proverbial de los mismos, y la neutralidad respecto del emisor. Los inversores se muestran reticentes a los instrumentos financieros que se ajustan a la legislación local de un país.
El motivo fundamental para estas reservas se debe a que para los acreedores internacionales actuar en los juzgados locales con deuda denominada en una moneda no nacional, o una moneda común como sería en este caso el euro, los coloca en desventaja como muestra la experiencia internacional desde Grecia hasta Argentina. El director financiero del ESM , Kalin Anev Janse, afirmó que, como entidad con sede en Luxemburgo, se tomó esta decisión contando con el “apoyo tanto de los bancos como de los inversores. Es una forma concreta de subrayar de un lado y demostrar del otro la fuerza de la unión de los mercados de capitales europeos”.

Pero a nadie escapa que la medida preventiva era impensable antes del riesgo de Brexit, con Londres manteniendo intacta su posición como uno de los principales centros financieros internacionales, y el más destacado de Europa sin dudas. Este es, por otra parte, el motivo central para que los principales despachos globales de abogados tengan concentrada su actividad europea en materia jurídico-financiera en Reino Unido.

El ESM es uno de los principales emisores de deuda del mundo con un programa de emisión de 300.000 millones de euros y un saldo vivo actual de orden de los 100.000 millones de euros. El capital del organismo, aportado y desembolsado por los 17 países miembros, es de 81.150 millones de euros invertidos en el mercado. La deuda del ESM tiene un peso ponderado de cero respecto del riesgo para el Banco Central Europeo (BCE), el Banco de Inglaterra y el Banco Nacional de Suiza, y por lo tanto es un instrumento considerado como activo líquido de alta calidad lo cual explica en parte la fuerte demanda de sus emisiones. De acuerdo con el director financiero la demanda para las emisiones del Mecanismo Europeo de Estabilidad se mantiene muy alta, con un regreso a los instrumentos denominados en euros por parte de inversores internacionales, en particular asiáticos. 

En septiembre registró una participación asiática récord del 41% por una emisión de bonos en dólares a cinco años, comparado con una participación del 11% en la anterior emisión a cinco años de 2015. “Esto supone un avance en nuestra fuerte diversificación en la demanda por nuestro programa de emisión”, señaló el director financiero. De acuerdo con fuentes del ESM esta emisión aporta una curva en dólares apreciable contabilizando las futuras emisiones de 2020, 2022 y 2024. A la banca europea se le presenta un dilema en materia de la legislación que ampara las emisiones de deuda. 

Existe el temor entre las entidades del viejo continente que si el Brexit se materializa sin acuerdo, los reguladores europeos puedan dejar de considerar las emisiones hechas bajo legislación británica como activos líquidos de alta calidad nivel 1, tal como los definió en 2014 el comité de Supervisión Bancaria de Basilea. Obviamente esa decisión no fue ajena al interés en estabilizar la crisis de deuda en Europa y asistir a la comunidad bancaria. La medida apuntaló, mediante la ponderación cero desde el punto de vista del riesgo para las normas de Basilea II, a las emisiones del ESM y a las del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF). El desplazamiento a la legislación de Luxemburgo es un serio revés para la relevancia financiera de la City londinense.

Llama la atención la política de España, que en 2018 efectuó  tres amortizaciones por diversos importes bajando el saldo de la deuda viva en 8.000 millones ese año, mientras que a lo largo de 2019 no hay registrado ningún pago voluntario a cuenta. Todas las amortizaciones hasta ahora han sido voluntarias y anticipadas. La falta de pagos este año es achacable a las vicisitudes políticas del país, entre otras cosas por la falta de un presupuesto general del estado que contemple una política de amortización de deuda de la línea de saneamiento de la banca concedida por la UE bajo el gobierno del Partido Popular, el llamado “rescate bancario”.

El programa de emisiones de este año del ESM es cercano a los 10.000 millones de euros. Portugal por su parte solicitó al Consejo del ESM autorización para un pago adelantado por importe de 2.000 millones de euros al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera. Esta es la primera solicitud que hace Portugal para una amortización voluntaria anticipada sobre una deuda de 24.000 millones de euros, y se trata de la cancelación total de un tramo con vencimiento en agosto de 2025 y el pago parcial de otro con vencimiento en diciembre de 2025. El pago anticipado supone para el FEEF modificar el programa de refinanciación por un importe equivalente a la amortización anticipada.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...