edición: 3073 , Viernes, 23 octubre 2020
22/06/2020
bolsa 
La Bolsa compra el análisis de Calviño

El mensaje de la recuperación en `V´ anima la inversión aunque el horizonte sea para 2023  

Primero a la sombra del confinamiento y ahora del desconfinanmiento, el mercado bursátil vive la mejor ola de ganancias de los últimos meses y recupera el 23% desde la caída de marzo
Juan José González
Los mercados de valores se mueven en estos meses al ritmo que marca la respuesta institucionales en materia de política fiscal y monetaria, a su vez, coordinadas con la mejor evolución de la pandemia. La recuperación económica seguirá, seguramente, los pasos que los Gobiernos y los bancos centrales consigan imponer en su gestión de la crisis a golpe de esas medidas, en realidad, a una combinación acertada de ambas. Pero el éxito de la recuperación dependerá de que el conjunto de garantías, moratorias de pago, préstamos y un conjunto de prestaciones directas lleguen pronto y a tiempo para conseguir prolongar el parón que sufre la actividad empresarial en estos casi cien días de confinamiento. A la sombra de este, el mercado bursátil ha logrado sobrevivir firmando sesiones con fuertes avances que eran respondidos con caídas similares en la siguiente sesión. En ese vaivén singular los inversores han conseguido obtener ganancias que no habrían logrado si los mercados se hubieran comportado siguiendo la evolución de la economía excluyendo los efectos de la pandemia. En este escenario, un día tobogán y otro día veloz ascensor para el dinero, ha irrumpido por sorpresa el mensaje de la vicepresidenta de Economía, Nadia Calviño, convencida de que "la fase de recuperación de la economía ya se ha iniciado" en base a un puntual cambio de tendencia en el empleo en estas últimas semanas, llega para reafirmar la estrategia de los inversores que no es otra que seguir el ritmo de los acontecimientos.
Desde el mercado bursátil varios agentes se han pronunciado señalando que las palabras de Calviño son el nuevo mensaje del Ejecutivo para la fase del desconfinamiento, donde todas las miradas estarán fijadas en dos puntos: la evolución de las cifras macroeconómicas y la velocidad a la que se muevan los planes y ayudas europeos. "La fase de recuperación ya se ha iniciado" responde al objetivo de vender buenas expectativas y reforzar la confianza de los agentes económicos y sociales. En el fondo es el leit motiv de la teoría, por llamarla de alguna manera, de la recuperación en `V´, al parecer adoptada de nuevo por el Gobierno.

Considerar esta adopción -recuperación en `V´- tiene otro objetivo más comprometido en el corto y medio plazo como es evitar que la imagen de la economía española se vea perjudicada por una imagen negativa como probablemente será la que refleje una caída espectacular de los datos que se vayan conociendo del PIB. Por esta razón, la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, ha preferido arrancar con el mensaje de la `V´ (y abandonar el de la uve asimétrica señalado anteriormente por ella) apuntando un crecimiento del 6,8% del PIB para 2021.

Con este horizonte y teniendo en cuenta que se esperan en las próximas semanas buenas noticias de Europa, los inversores regresan a la Bolsa. Es un mercado el bursátil que se ha recuperado un 23% frente a otras más dinámicas, como la estadounidense, que ya ha conseguido reducir las pérdidas a la mitad desde el derrumbe general de mediados de marzo. La diferencia entre el mercado de renta variable español y el resto de bolsas estaría dando alas a los inversores a no perder de vista la española en tanto que cuenta todavía con un margen de avance considerable. Un margen que según la dirección del viento puede hacer que obtengan ganancias del 10% en una semana o lo pierdan, porque ahora todo está en función -en el caso español- de las noticias que lleguen de Bruselas, o de las expectativas de recuperación de la economía según el continente de que se trate.

Es un hecho probado que hoy los mercados de acciones se mueven al ritmo de los programas de inyección monetaria de Estados Unidos combinado con la música de fondo que suena desde Bruselas y que tiende a medir la intensidad del ruido de las ayudas monetarias, hasta ahora dentro de un buen tono, con compras de activos por parte del BCE que parecen animar a los inversores y que según los agentes financieros son más que correctas. También es un hecho comprobado que en los últimos meses, en especial, en las últimas seis semanas, el dinero entra o sale de Bolsa siguiendo la cadencia de los impulsos provocados por los anuncios de planes y programas de ayudas públicas dirigidos a la recuperación de la economía.

La práctica del mercado en estas semanas viene mostrando una perfecta sintonía del dinero con las ayudas periódicas monetarias que realiza el BCE y que está logrando estabilizar y mantener controladas las primas de riesgo y los precios en el mercado de emisión de deuda. En otras palabras; a los inversores les serviría el mantenimiento de esta dinámica (comprar o vender al ritmo de las noticias) en los próximos meses siempre y cuando la incertidumbre siga más o menos controlada y dependa de las noticias que se producen en Bruselas, de las que los más optimistas sólo están dispuestos a aceptar una lluvia de miles de millones para la economía española y de la que se beneficiarán las cotizadas. Aquí es donde los inversores tendrían que un segundo trabajo como es acertar con el sector adecuado. Y los sectores con mayores posibilidades de recuperar valoración son los industriales y el sector bancario.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...