edición: 2616 , Viernes, 14 diciembre 2018
14/11/2018

El mercado del crudo transita por una situación inusitada con la amenaza de nuevas caídas de precios

Los contratos futuros muestran un escenario bajista sugiriendo una retirada de los especuladores
Carlos Schwartz
El mercado estadounidense del petróleo crudo ha superado un récord histórico con más de 10 días continuados de caída de los precios el viernes pasado. La racha no se corrigió y esta semana siguió bajando. Los precios de los contratos de futuros en el New York Mercantile Exchange (NYMEX) a tres meses están en 52,80 dólares por barril y la tendencia se mantiene a largo plazo con un máximo de 60 dólares el barril a un año. El Brent spot tocó un mínimo de 65,98 el barril esta semana con una caída de 4,18 dólares respecto de la víspera. El crudo de referencia cotizaba a mediados de octubre a 86 dólares el barril. ¿Qué ha ocurrido en el mercado del petróleo? Hace escasamente dos meses el mensaje de productores y exportadores era triunfalista, camino de los 100 dólares el barril. Los traders se frotaban las manos acopiando stocks y los especuladores contratos de futuros. La base de buena parte de estas expectativas era la imposición por parte de Estados Unidos de sanciones a Irán. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a la vista de que las sanciones entrarían en vigor en noviembre sugirió en junio a Arabia Saudita que bombeara más para evitar tensiones en el mercado.
Riyad pasó de inmediato el santo y seña a Rusia que decidió secundar a su socio comercial en el Oriente Próximo. Así las cosas el crudo aceleró su flujo por los oleoductos y llegamos a la hora cero del día de las sanciones…

Y entonces ocurrió lo que no estaba en los cálculos de los traders, los especuladores, los exportadores o los productores. El mismo Gobierno que había solicitado más crudo para evitar tensiones, extendió exenciones a las sanciones a los grandes clientes del crudo iraní. De tal suerte que la medida, de un lado, virtualmente ha esterilizado el efecto de las sanciones y del otro ha creado una acumulación de excedentes. El ministro del petróleo de Arabia Saudita, Jalid al Falij, confesó tras la reunión del fin de semana de la OPEP y sus aliados externos como Rusia, que el cónclave había analizado la situación del mercado y consideraba que era necesario sacar de circulación un millón de barriles diarios de crudo para equilibrarlo. 

Pero mientras el ministro abogaba esta semana por una nueva reducción de la producción de crudo el presidente Trump insistía el martes por Twitter que eran necesarios precios más bajos del crudo. Esto es un claro indicio de que Trump se la jugó a su aliado estratégico en la región del Golfo y planificó el efecto de las exenciones en el precio del crudo en el contexto del incremento de producción de Arabia Saudita y Rusia. Trump es un aliado peligroso.

A consecuencia de estas circunstancias los precios del crudo tocaron un mínimo para los últimos ocho meses esta semana, con estimaciones de la OPEP en su informe mensual de la situación del mercado, de un incremento de la demanda para 2019 de 1,29 millones de barriles diarios.

La cifra es una reducción de 70.000 barriles diarios respecto de la anterior previsión mensual y de 160.000 barriles respecto de la previsión de 1,45 millones de barriles diarios hecha en julio. Es decir que el departamento de estudios de la OPEP, que basa sus cálculos en cifras recogidas por terceros independientes, considera que la demanda de petróleo va a debilitarse el año próximo mientras los excedentes crecen. El mercado del petróleo muestra una sumatoria insuperable de contradicciones que deberán desfilar hacia su resolución de una u otra forma. De un lado las jugarretas de Trump para llevar a una encerrona a los productores para lograr un precio por barril útil a su aritmética.

Del otro, la casi desesperada necesidad de los países exportadores y los productores de compensar precio por volumen. Este último eslabón tiene sus propias contradicciones en tanto que un precio bajo y un incremento de la producción permiten a los exportadores luchar por una mayor cuota en el mercado. Esta es la situación de Rusia, que parece muy poco dispuesta a reducir producción, y que tiene claras intenciones de aprovechar esta coyuntura para aumentar su cuota de mercado. Las petroleras rusas han hecho fuertes inversiones para aumentar su producción en los últimos 24 meses. En cuanto a los bancos de negocios, qué se podía esperar… deshicieron precipitadamente sus posiciones y salieron por la puerta lateral. Esperan que el mercado encuentre su nuevo suelo.

El ministro Falij declaró esta semana a la prensa que “debemos hacer todo lo que sea necesario” para superar la nueva acumulación de excedentes, poniendo de manifiesto la incapacidad del país para hacer frente a un renovado deterioro de su balanza de pagos. Pero no parece que ese “todo lo que sea necesario” esté necesariamente a su alcance. La producción de crudo externa al cartel de los exportadores va a aumentar en 2019 en 2,2 millones de barriles diarios lo que representa 120.000 barriles más que las previsiones anteriores y la producción total de las naciones que no forman parte de la OPEP será de 62,1 millones de barriles diarios de crudo. 

Mientras tanto el Departamento de Energía estadounidense debe dar a conocer sus estimaciones de la producción del crudo no convencional esta semana, que se espera que indiquen un nivel récord en diciembre. Los inversores institucionales en petróleo, los grandes especuladores de los mercados de materias primas, tienen la vista clavada en los indicadores de los países emergentes. Golpeados por la crisis, con sus monedas muy debilitadas ante el dólar, y con una perspectiva económica mala, no se puede esperar que sean los grandes consumidores de crudo. China es la economía clave en este sentido, y los crecientes problemas en ese país ponen en duda que siga impulsando el crecimiento en la región. Esta conjunción astral hace que las perspectivas de la demanda mundial de crudo sea débil, y esta presunción es de por si una fuerza bajista.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...