edición: 2828 , Viernes, 18 octubre 2019
17/07/2019
banca 
El segundo trimestre, decisivo para proyectar el ejercicio 

El mercado pone en cuarentena la recuperación de la rentabilidad bancaria

Los resultados bancarios del segundo trimestre del año son esperados con expectación por inversores, accionistas y supervisores bancarios
Juan José González
El problema continúa sobre la mesa, hay debate público y privado al respecto, muestra de la preocupación general por la marcha de la banca. Y las dudas sobre el negocio bancario, principalmente su rentabilidad, ésta en función de las exigencias del capital regulatorio y del coste de capital, y todo en un escenario de tipos de interés en cero o negativos. Los datos del segundo trimestre deberán confirmar s la banca española se encuentra en la espiral de rentabilidad a la baja o, por el contrario, está en fase de recuperación. Está también la disquisición permanente en el sector a propósito del coste del capital, un aspecto relevante en cualquier industria pero determinante en el financiero por ser la materia prima del negocio como también en particular porque es una variable prioritaria en las valoraciones de los inversores. Y en este asunto los bancos cotizados españoles se mueven de forma diferente. Según los cálculos ofrecidos por el Banco de España, la banca superaba el 10% del coste de capital mientras que en distintas ocasiones las entidades bancarias, por separado han mencionado costes entre el 8% y el 10%, casi en línea con la estimación del supervisor local aunque alejada del 12% que calculan varios analistas consultados. Dependiendo de la cifra del abanico (entre el 8% y el 12%) donde se sitúe una entidad, su rentabilidad estará más o menos comprometida puesto que la diferencia entre el coste de capital y la generación de recursos propios o ROE, dependerá que creen o destruyan valor para los accionistas e inversores. Y la diferencia indica, como bien reflejan las cotizaciones bursátiles, que la mayor parte de los ocho bancos cotizados destruyan (teóricamente) valor.
Como señala el analista de una calificadora "la respuesta a si un banco es rentable hoy día está en la diferencia entre el ROE y el coste de capital, y esta sale negativa". ¿Y cuál es la solución óptima para ganar rentabilidad? el analista contesta que para obtener entre un 8% y un 10% de rentabilidad "es necesario subir el beneficio entre un 15% y un 35% en el conjunto del año", algo que ahora, tomando como referencia los resultados del primer trimestre se presenta como harto imposible. De ahí las constantes llamadas de los supervisores europeos a que el sector bancario se pusiera las pilas para generar capital de forma orgánica, algo que pasa necesariamente por subir beneficios.

Pero es aquí donde aparece la reiterada queja o protesta de los banqueros que señalan los requerimientos de capital de las autoridades como inconveniente para dedicar más capital a actividades generadoras de negocio. Es la cantinela de siempre, en la que tienen gran parte de razón las entidades, la que obliga a mantener un colchón de liquidez conforme al riesgo del banco, requerimiento que en el caso español se encuentra por encima del nivel de solvencia recomendado. 

Las cuentas son tan sencillas como que para que suba el beneficio, el divisor (el capital) debe reducirse, algo que, con las exigencias regulatorias no es posible. Las cifras de las entidades bancarias españolas muestran pequeñas diferencias entre los más grandes (Santander, Caixabank y Sabadell), con ratios de capital por debajo pero no muy alejados del 12%, mientras que Bankia y BBVA se situarían por encima de esa cifra. En el primer caso, los más grandes tendrían más comprometida su rentabilidad, en la medida en que tuvieran que elevar su colchón de capital, y en el segundo, Bankia y BBVA quedarían más rezagados en rentabilidad.

Las diferencias entre unas entidades y otras, marcadas precisamente por sus diferentes medidas de los colchones de capital, continúan sembrando las dudas de los inversores y de los supervisores, preocupados por la mala posición de las entidades bancarias españolas respecto a los competidores del resto de Europa. Se trata de una situación que viene provocando la intranquilidad de las autoridades bancarias europeas que, ante el escenario de tipos de interés en cero o negativos, teme la información bancaria que se vaya a conocen cada trimestre. 

En este sentido, todavía el mal sabor de boca que dejó el sector tras la caída del ROE en el primer trimestre, lo que a todas luces sirvió para fijar la atención de los reguladores y de los inversores en la endeble salud mostrada por el sector bancario. Y es que de los ocho bancos cotizados en la bolsa española, seis retrocedieron en rentabilidad frente al año anterior, entre el 6,6% de ROE y el 9,9%, exceptuando a Liberbank, en el 3,3% y Bankinter en el 12,6%. Por todo, no extraña la expectación creada en torno a las cifras del segundo trimestre del año, que se conocerán en los próximos días.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...