edición: 2865 , Viernes, 13 diciembre 2019
25/10/2019

El motor económico europeo sigue gripado con los índices de las encuestas empresariales en el límite

Alemania sigue en territorio negativo en el sector de manufacturas y exportaciones, Francia mejora
Carlos Schwartz
Los últimos datos de la estimación anticipada del Índice PMI muestran que el crecimiento económico de la zona euro sigue próximo a una parálisis al comienzo del cuarto trimestre. Los índices registran una caída de la demanda de productos y servicios por segundo mes consecutivo. El indicador adelantado muestra una nueva caída de la producción manufacturera, acompañada de una de las expansiones más débiles del sector servicios desde 2014. Mientras tanto las expectativas respecto de la actividad futura cayeron a su nivel más bajo desde 2013 y la creación de empleo fue la menor desde 2014. Entretanto, la inflación de los precios cobrados se mantuvo en su mínimo de casi tres años, “en medio de tenues presiones de los costes”. El análisis por países revela que unos mejores resultados en Francia ayudaron a mantener a la zona euro fuera del territorio de contracción, mientras que en Alemania se atenuó la tasa de declive en algunas décimas, aunque se mantiene en territorio negativo. En el resto de la región el crecimiento económico se siguió desacelerando, por lo que se ha acercado aún más al punto de estancamiento. Este es el cuadro que arroja el indicador compuesto de la encuesta de gerentes de compra (PMI) de IHS Markit, considerado un barómetro bastante preciso de las expectativas económicas de la zona del euro.
Los datos negativos han servido de telón de fondo al último consejo del Banco Central Europeo (BCE) presidido por Mario Draghi, cuya decisión de reanudar las operaciones de mercado abierto para inyectar dinero en el sistema y mantener los tipos de interés en territorio negativo, no han manifestado efecto alguno en el cuadro económico de la región. “Es muy pronto para que eso ocurra, pero lo preocupante es cuánto más se podrá hacer desde el banco emisor europeo, se están agotando los instrumentos”, señaló a ICNreport una fuente del sector financiero. Los datos de octubre, que registraron apenas un 50.2 para el índice compuesto para la actividad total de la zona euro suponen sólo un aumento marginal comparado con el 50.1 de septiembre, lo que representa la segunda expansión más reducida de la actividad total del sector manufacturero y del sector servicios desde que se inició la recuperación de los índices en julio de 2013.

De acuerdo con el economista jefe de IHS Markit, Chris Williamson, “La economía de la zona euro dio comienzo al cuarto trimestre del año prácticamente sumida en la parálisis, y las estimaciones adelantadas del índice PMI sugieren un aumento del PIB de poco menos del 0.1 %. La desaceleración del sector manufacturero sigue siendo la más implacable desde 2012 y continúa propagándose hacia el sector servicios, que en octubre registró el menor aumento de los nuevos pedidos de casi cinco años. Mientras tanto, el mercado laboral sufre las consecuencias, puesto que las empresas se repliegan al registrar exceso de capacidad, y a medida que la incertidumbre sobre los próximos doce meses se intensifica.

El optimismo respecto de las perspectivas futuras se deterioró aún más en octubre, registrando su mínimo en más de seis años, empeoramiento que se vincula de forma generalizada con las tensiones comerciales a escala mundial, la preocupación generada por el Brexit y previsiones económicas cada vez más pesimistas.” El deterioro del sector manufacturero agudizó el malestar, con una caída de la producción por noveno mes consecutivo. La tasa de declive fue solo marginalmente inferior a la observada en septiembre, indicando que el sector industrial mantuvo su mayor desaceleración desde 2012, vinculada a su vez a “renovadas caídas intensas de los nuevos pedidos y las exportaciones (que incluyen el comercio dentro de la zona del euro). El crecimiento del sector servicios se recuperó ligeramente en comparación con septiembre, pero siguió situándose en uno de los niveles más débiles desde fines de 2014 puesto que la llegada de nuevos pedidos se redujo casi hasta su paralización”, señala IHS Markit.

La economía de Alemania se mantiene en contracción al comienzo del cuarto trimestre de acuerdo con los datos anticipados de la encuesta entre ejecutivos de compras para el índice compuesto que registró en octubre 48,6 comparado con el mínimo de siete años registrado en septiembre con el 48,5 es decir bastante por debajo del índice neutral de 50. El índice adelantado para las manufacturas se mantuvo en territorio contractivo con 41,9 en octubre, una mejoría marginal, pero poco significativa respecto del dato de septiembre que registró un mínimo de 10 años con el 41,7 gracias a una menor caída en las órdenes y en la producción. Sin embargo sobre el índice han pesado de forma negativa las caídas en el empleo, que se han acelerado, y las menores compras para stock.

Los resultados de Francia, por el contrario, han mostrado una expansión mejorando la media de la zona del euro, probablemente por la menor dependencia de ese mercado del exterior. Con el 52,6 en octubre el índice adelantado compuesto subió del 50,8 de septiembre, indicando una expansión más rápida en la actividad empresarial del sector privado. “UN aumento sólido en la actividad estuvo sostenido por una expansión de base amplia”, señala IHS Markit. El sector industrial registró una leve mejoría en la producción con el crecimiento más acelerado de los últimos cuatro meses y tras un bache en septiembre. 

Una mejoría de la demanda se ha hecho evidente en el sector privado de Francia durante septiembre, mientras continúan subiendo los volúmenes de nuevo negocio. Sin embargo el sector de las manufacturas sufrió una leve contracción por segundo mes consecutivo.  Con todo se registró un crecimiento más rápido en nuevas órdenes que se debió a un aumento de las exportaciones de manufacturas y servicios. Esta situación desembocó en un aumento de las plantillas que ya lleva tres años de incremento sin interrupciones. El desempeño de la economía francesa se ha convertido en un factor de estabilización frente al deterioro de Alemania, pese a que no puede compensar su importancia para la zona del euro, que de forma global muestra estancamiento.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...