edición: 2598 , Lunes, 19 noviembre 2018
10/10/2018

El objetivo de déficit de Italia para 2019 aumenta los costes y provoca una masiva venta de bonos

El Gobierno quiere aumentar el ritmo del gasto a expensas de un déficit del 2,4% el año que viene
Carlos Schwartz
El ministro italiano de Finanzas afirmó en una comparecencia parlamentaria que la economía del país requiere un fuerte incremento del gasto público para evitar una desaceleración económica. Giovanni Tria dijo además que el país no se apearía de su objetivo de déficit del 2,4% del producto interior bruto (PIB) para 2019, que ha llevado al Gobierno de coalición entre Cinco Estrellas y la Liga Norte a un enfrentamiento con Bruselas. La Comisión Europea (CE) y el Gobierno italiano tienen previsto mantener contactos las próximas semanas para negociar en torno al objetivo de déficit. La deuda pública de España, cuyo Gobierno ha revisado en julio sus objetivos de déficit para este año al 2,7% y al 1,8% para el próximo, respectivamente, mantiene un diferencial creciente con la deuda pública italiana que sufre una avalancha de ventas desde hace cinco semanas. El rendimiento del bono italiano a 10 años subió hasta el 3,71% la víspera dejando el diferencial con la deuda española en un máximo de 20 años con 2,08 puntos porcentuales. 
Otros países de la denominada “periferia” de la Unión Europea (UE) también han quedado a resguardo de las contingencias de la deuda italiana. Las emisiones del Tesoro irlandés se negocian en términos similares a la deuda francesa, con el bono a 10 años ofreciendo un interés del 1,07%, es decir 11 puntos básicos por debajo de su máximo este año. La deuda portuguesa se ha comportado un poco peor, con un rendimiento del 2%, lo que representa 30 puntos básicos por encima de su rendimiento antes de que la venta de deuda italiana se iniciara en mayo.

Sin embargo, en ninguno de los casos de los países considerados periféricos, se ha disparado el diferencial con el bono alemán a 10 años, un indicio de que entre los grandes inversores, de momento, no existe el temor a que una crisis entre la UE e Italia afecte seriamente al euro. Este es, en el fondo, el motivo por el cual la divergencia entre el bono italiano y la deuda del resto de los países de la periferias europea se haya ampliado. 

Sin embargo, advierten las fuentes financieras, este escenario puede modificarse si los pronósticos de un empeoramiento de la actividad económica a partir de diciembre se materializan y hay una reducción perceptible de la actividad económica en Europa. Es en este escenario en el cual las operaciones de escaparate de la banca europea, destinadas a simular una fortaleza que en realidad no tiene, puede ocasionar trastornos añadidos.

El diferencial entre el bono italiano a 10 años y el Bund alemán alcanzó los 316 puntos básicos, comparado con 302,6 puntos básicos el lunes y 224 puntos básicos hace un mes. Italia entra en un periodo crítico de negociaciones con la CE mientras el parlamento italiano se apresta a votar el proyecto de presupuesto para 2019 esta semana para remitirlo a la CE el lunes próximo dentro del plazo previsto. Bruselas ya ha advertido a Roma que su objetivo de 2,4% del PIB puede que viole las reglas del gasto de la UE. Su observación ha elevado la tensión entre ambos. 

El Banco de Italia también ha manifestado sus reservas sobre la decisión del Gobierno. El director general del banco emisor, Luigi Federico Signorini, advirtió al parlamento que se podría generar un “círculo vicioso” con el encarecimiento del servicio de la deuda y el aumento de su volumen, que a su turno cargaría el gasto público aumentando el déficit. Por su parte, Tria se esforzó por lograr el apoyo de los grupos del parlamento a su proyecto de presupuesto afirmando que Italia debe modificar el curso de su economía. Señaló al respecto que la recuperación de Italia, a 10 años de la crisis financiera internacional, estaba lejos de lo que habían experimentado otros países europeos de su entorno. 

“Las tasas de crecimiento del pasado no han permitido una reducción de la deuda pública”, afirmó Tria mientras confirmaba que el Gobierno se mantendría en su objetivo de un déficit del 2,4% el año que viene. Tria ha intentado calmar los nervios de los inversores institucionales en las últimas dos semanas afirmando que el Gobierno evitará cualquier exceso y reaccionará a los incrementos en los costes de financiación del estado mientras afirmaba que deseaba una negociación tranquila entre Roma y Bruselas. “Estamos entrando en un periodo de discusiones constructivas con la Comisión, que podrá valorar las razones bien fundadas para la estrategia de crecimiento del Gobierno contenidas en el proyecto de presupuesto”, afirmó.

Expresando la preocupación de la CE, su vicepresidente finlandés, Jyrki Katainen, afirmó esta semana que la posición de Italia era vulnerable. “La comisión espera más detalles… pero estamos preocupados por la posibilidad de que Italia presente objetivos fiscales, o proyecciones de crecimiento, totalmente fuera de la realidad, y que las negociaciones sean muy difíciles”, dijo. 

Mientras tanto, Tria señaló que el punto de intervención fijado por el Gobierno para limitar los costes financieros son los 400 puntos básicos. El viceprimer ministro Matteo Salvini, líder de la Liga Norte, negó la posibilidad de que Italia sufra una crisis financiera si los costes del estado seguían creciendo por un incremento de rentabilidad de la deuda pública. “Nadie piensa que nosotros podemos acabar como Grecia. Absolutamente no”, dijo Salvini.

Los analistas consideran que el Gobierno no va a ceder en cuanto a sus objetivos de déficit, a menos que el deterioro de las condiciones de financiación del país eleven el rendimiento de la deuda pública a niveles difíciles de sostener. Y esa posibilidad está en las manos de los inversores internacionales, quienes pueden exigir un rendimiento creciente al Gobierno de Italia por relación con el riesgo que teóricamente se le adjudica a Italia.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...