edición: 2788 , Viernes, 23 agosto 2019
09/04/2019

El orgullo herido de Orcel

Se sabía que el asunto de Orcel se convertiría en el "caso Orcel" con el paso del tiempo. Las informaciones sobre el fallido fichaje por el Banco Santander no se hicieron esperar en tanto que el movimiento fue uno de esos eventos, lances y trances que reúne todos los elementos necesarios para conformar el escándalo. Incluso el banco fue consciente de que la cancelación del fichaje de Andrea Orcel les situaba en un plano de comprometido riesgo (y daño) reputacional.

Pero ahora, ese mismo paso del tiempo, está obrando que el "caso Orcel" camine directamente hacia el "proceso Orcel-Santander". Cierto es que el asunto, incidente incómodo en la vida societaria, se ha visto amplificado en el reciente `investor day´ del banco, celebrado en Londres, como también por algunas declaraciones del ejecutivo rechazado, y que ahora, a partir de la próxima semana, en la junta de accionistas de la entidad, puede alcanzar cotas desagradables y quizá imprevistas en un principio.

Esta misma semana, y se supone que estratégicamente calculado el movimiento, dos importantes asesores de voto (ISS y Glass Lewis) con gran influencia sobre los inversores internacionales, han levantado la voz para expresar su malestar y contrariedad por la decisión de rechazar la contratación de Andrea Orcel, mostrándose muy críticos con la "falta de diligencia" del Banco Santander en el asunto.

Y así el lance, convertido ya en `casus belli´ que enfrenta al ejecutivo herido en su orgullo y valoración profesional, y el banco que le ha rechazado y desahuciado, entra en una nueva fase de una batalla, la que parece indicar que, vistos los hechos y analizadas las causas, lleva camino de imponer (por las buenas) una negociación en tiempo fijo (antes de la junta de accionistas) con vistas a que el agraviado reciba una compensación del instigador o causante del tropiezo.

Al final, el "caso Orcel" ha servido para algo. Para mostrar las deficiencias de un proceso de contratación (si se considera que ha fallado). Sin descartar también la posible ocultación de la verdadera razón del abortado fichaje, -se dice- que tras descubrir  el banco a última hora una oscura operación de control del banco contra Ana Botín. Y ha servido también para situar a la entidad en un incómodo lugar en la `sociedad financiera´ con sus consecuencias y daño de reputación.

Moraleja del incidente: estas cosas no pueden pasar en una entidad seria, en un mundo tan interrelacionado. Como tampoco puede permitirse Banco Santander volver a repetir la jugada. Sería imperdonable y las voces hoy críticas se llevarían el aplauso, con toda la razón, del público, expertos, asesores y seguramente de los tribunales de Justicia.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...