edición: 2739 , Viernes, 14 junio 2019
07/06/2019

El pacto de Fresenius con las autoridades estadounidenses desnuda la forma de operar de la multinacional sanitaria

El grupo alemán obtiene además fuertes ingresos de la sanidad pública por sus hospitales en España
Carlos Schwartz
La multinacional alemana Fresenius Medical Care España (FMC España) ha llegado a un acuerdo con la Securities and Exchange Commission y el Departamento de Justicia de Estados Unidos por una infracción grave a las normas y leyes contra la corrupción en la actividad empresarial por operaciones en territorios fuera de Estados Unidos. Una larga investigación determinó que la empresa del sector de la salud con extensas operaciones en el sector de la diálisis, los servicios hospitalarios y las medicinas hospitalarias, en particular medicamentos oncológicos producidos por el laboratorio Fresenius Kabi, había obtenido información confidencial e influenciado adjudicaciones de contratos para diálisis renal en varios países de forma ilícita. Entre los países mencionados está España, donde de acuerdo con las investigaciones de los cuerpos especializados recogidas por el Departamento de Justicia, la empresa pagó a médicos en nómina de las administraciones públicas para lograr estos objetivos. Los documentos publicados no dan los nombres de los profesionales implicados, aunque su identificación es posible. Las acciones descritas incluyen falsos acuerdos de consultoría, regalos y otros beneficios como viajes a congresos y eventos médicos, donaciones para financiar proyectos de esos médicos. 
“En algunos concursos públicos FMC España recibió información por adelantado sobre especificaciones de los concursos, por parte de médicos y administradores, algunos de los cuales recibieron pagos de FMC España. En algunos concursos FMC España propugnó influenciar a los administradores y médicos en nómina de las administraciones públicas para modificar aspectos de los concursos antes de que fueran anunciados públicamente. Por ejemplo entre 2008 y 2011 FMC España pagó al “Doctor 1” 81.000 euros sin la existencia de acuerdos de consultoría ni contratos. 

Por añadidura, entre 2012 y 2014, FMC España mantuvo un contrato de consultoría con el “Doctor 1” con pagos por 31.000 euros, además de patrocinarle viajes”, de acuerdo con la documentación publicada. El informe incluye menciones expresas al “Doctor 1” -jefe de nefrología de un hospital de Valencia- que habría logrado de esa institución, mediante la introducción de determinadas especificaciones técnicas en un concursos público, la obtención en 2011 del concurso para FMC España, que generó a la empresa ingresos por 1,7 millones de euros.

La documentación expone la obtención por mecanismos similares a través del “Doctor 2”, jefe del departamento de nefrología en el Hospital Universitario Torrecárdenas en Almería, del 60% de un concurso público en 2015 en esa institución, valorado en 2,66 millones de euros. Otro de los mecanismos descritos es la canalización de pacientes, desde los servicios de sanidad públicos a clínicas propiedad de FMC España, por mediación de médicos en nómina de las administraciones públicas, remunerados con acuerdos de consultoría, o la adquisición de centros de diálisis propiedad de médicos en nómina de las administraciones públicas. 

A resultas del conjunto de las operaciones ilegales de FMC España, la empresa obtuvo beneficios del orden de los 23 millones de dólares, de acuerdo con la información parcial publicada por el Departamento de Justicia referida a España. La documentación señala métodos similares en varios otros países. El asunto es relevante porque se trata de una política generalizada de obtención de contratos y adjudicaciones por una multinacional de referencia en el sector de la salud. La cuestión se zanjó mediante un acuerdo extrajudicial entre la SEC, el Departamento de Justicia y Fresenius mediante el pago por parte de esta última de una multa de 231 millones de dólares. 

Ocurre que en 2016 la empresa adquirió el Grupo Quirón Salud que tiene en propiedad o en concesión más de 47 hospitales. Entre ellos el Hospital de Villalba, adjudicado por la Comunidad de Madrid en 2014, a lo que en aquel entonces era IDC Salud, tras la salida del grupo sueco Capio. La adquisición de Quirón fue valorada en 5.760 millones de euros.

Un alto ejecutivo del grupo dijo a un ejecutivo del sector financiero tras la adquisición que “la joya de la operación” era en realidad el contrato de la otrora denominada Fundación Jiménez Díaz, es decir la parte privada del Hospital de la Concepción de Madrid “por el inmejorable acuerdo entre la consejería de Salud de la Comunidad de Madrid y Quirón”, por las tarifas de atención a los pacientes derivados por el sistema sanitario público. Como estos contratos no son públicos es difícil verificar ese extremo. Pero la fuente refiere esta información como fidedigna. 

Fruto de los acuerdos entre Quirón y los hospitales públicos las instituciones de esa empresa reciben un importante volumen de pacientes del sistema público con el objetivo de reducir las famosas “listas de espera” del sistema público de sanidad, resultado entre otras cosas del déficit de personal y equipamiento de lo que fuera uno de los mejores servicios de sanidad pública de Europa. Los “ahorros” en personal y equipo se gastan en exceso en la remuneración de las prestaciones brindadas por una red privada de hospitales.

Buena parte de la consolidación del sector fue obra el grupo Ibérica de Diagnóstico y Cirugía (IDC) construido por Víctor Madera, un médico asturiano con mucho olfato para los negocios, que se asoció oportunamente a la sociedad de capital riesgo británica CVC, para explotar el naciente modelo de externalización de los servicios públicos que se introdujo en muchas comunidades en España, controladas tanto por el PSOE como por el PP. 

En realidad IDC fue pasando de socio en socio en el sector del capital riesgo durante varios años hasta cristalizar como Quirón tras la adquisición de otros grupos significativos. Fue propiedad del grupo sueco Capio durante una temporada y volvió a manos de CVC, por ejemplo. En 2014 se convirtió en el mayor grupo sanitario privado en España, con ingresos de 924 millones de euros. Un 70% de esos ingresos provenía de concesiones con la sanidad pública. Para extender su actividad al sector de las aseguradoras, Capio adquirió Quirón, que contaba con un 95% de sus ingresos procedentes de los seguros médicos.

En junio de 2014 ambos acordaron fusionarse creando Quirón Salud. Al frente del nuevo conglomerado quedaba el artífice de estas operaciones, Víctor Madera. El largo proceso de consolidación que ha hecho de Quirón un grupo de gran proyección en sus cifras de negocio, acabó en las manos de Fresenius en 2016, fuera del periodo investigado por la SEC y el Departamento de Justicia de Estados Unidos…

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...