edición: 2494 , Viernes, 22 junio 2018
07/02/2018

El precio del crudo golpeado por la caída de las bolsas mundiales no refleja la situación de su mercado

El petróleo como cualquier activo ha sido sensible al pánico vendedor en las bolsas a pesar de la demanda
Carlos Schwartz
El precio del crudo de referencia Brent cayó el 6,6% en dos jornadas en medio de la precipitada venta de acciones por los inversores a escala internacional tras un récord bajista en Wall Street el lunes. El mercado estadounidense recuperaba al cierre un 2,5% calmando la ola de ventas. Pero el crudo acusaba la tendencia vendedora como cualquier otra clase de activo destinado a la inversión. Una parte considerable de las posiciones tomadas sobre los mercados de futuros del petróleo corresponde a fondos de inversión y especuladores. Es llamativo mientras que el abanico entre los mínimos del crudo y sus máximos por encima de los 70 dólares por barril a finales de enero haya estado en línea con las pérdidas de Wall Street del pasado viernes. Uno de los detonantes de la venta de acciones en el mercado estadounidense ha sido el temor a un despertar de la inflación vinculado a la euforia empresarial tras las rebajas fiscales de la administración de Donald Trump. Los niveles de empleo y la presión salarial en Estados Unidos y Europa sostienen el temor a que un aumento de la inflación lleve a incrementos en los tipos de interés por la Reserva Federal y el Banco Central Europeo (BCE). Al precio del crudo también le afectó una mayor fortaleza del dólar frente a las otras divisas, aunque se trate de una tendencia quizá pasajera.
Ciertamente si se materializan tipos de interés más altos la paridad del dólar frente al resto de las divisas aumentaría. En el muy corto plazo el rebote del dólar puede haber alentado algunas ventas afectando a las posiciones del crudo. Pero también hay que contabilizar que los fondos de alto riesgo mantenían posiciones largas a la espera de continuidad en la escalada de precios del crudo por el equivalente a 1.000 millones de barriles. Los fondos generalistas con fuertes posiciones en el mercado de futuros del crudo han reaccionado deshaciendo posiciones al equiparar al petróleo con el precio de los activos en general. Esto no parece una estrategia muy fina y sugiere que el miedo entró por la puerta para quedarse a pesar de la naturaleza del crudo.

El aumento del precio de Brent entre junio y enero ha sido del orden del 60% y las posiciones largas exuberantes de los fondos con estrategias de inversión generalistas anunciaba la posibilidad de que una corrección estuviera en el aire. La caída de Wall Street y su reflejo en las bolsas mundiales dio de lleno en el mercado del crudo.

Sin embargo, la reacción es realmente de corto plazo porque lo que determina el precio del crudo es la oferta y la demanda. La oferta está ceñida de momento a los objetivos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus recortes de producción. La demanda está vinculada a la creciente recuperación económica. Lo único que podría realmente amenazar los precios futuros del crudo sería una nueva recesión que de momento no está en el horizonte de acuerdo con el consenso de los analistas internacionales. Si esto es así, y siempre cabe la posibilidad de que las opiniones dominantes sean incorrectas, la demanda de crudo debería mantenerse estable o a alza como indican las tendencias detectadas por la Agencia Internacional de la Energía y la propia OPEP. Es necesario tener en cuentas que el petróleo sigue siendo de momento una de las piedras angulares de la actividad económica internacional y que las economías emergentes siguen con su proceso de crecimiento industrial que está detrás de la demanda mundial de crudo.

Estas tendencias deberían mantenerse a menos que los bancos centrales modifiquen sus políticas destinadas a sostener la actividad económica de forma repentina frenando el crecimiento económico mundial. Queda por verificar si la tupida red de activos financieros que se ha construido desde la gran recesión iniciada en el 2007 y durante el periodo de recuperación es lo suficientemente sólida como para resistir el sacudón.

No hay muchas formas de defenderse de la inflación. Una de las pocas estrategias que ha demostrado ser eficaz es la inversión en materias primas industriales, aspecto que debe tener en cuenta que la fuerte caída de los precios del petróleo entre junio de 2014 y de 2017 ha reducido las inversiones del sector en el desarrollo de la producción lo cual hará que haya en el mercado menos crudo que el que se demande de las petroleras por la recuperación de la actividad económica.

Este es el escenario para que los precios del crudo recuperen en el futuro mediato su tendencia al alza. Mientras la escalada que se ha registrado en el último año ha supuesto para las compañías petroleras un bálsamo oportuno. BP anunció esta semana los resultados del cuarto trimestre de 2017 con un beneficio de 2.100 millones de dólares comparado con 400 millones un año antes, el motivo para este buen desempeño ha sido el aumento de los precios del crudo cuyo efecto ha sido multiplicado en materia de beneficios por la fuerte reducción de costes de la industria a escala global. Dicho esto hay quienes siguen pagando las catástrofes pasadas y esta es precisamente la situación de BP que ha tenido que asumir pérdidas de 1.000 millones de dólares por la depreciación de sus créditos fiscales tras la reforma de Trump, y 1.700 millones de dólares por pagos mayores que lo previsto por el desastre en la plataforma Deepwater Horizon en el Golfo de México en el año 2010.

Esta combinación de factores ha pulverizado los beneficios de la empresa aunque es necesario tener en cuenta que ha acabado, finalmente, con los cargos por el desastre en el Golfo de México. Shell y las otras grandes del sector han reflejado en sus cuentas trimestrales la misma mejoría.

En este contexto no hay porqué  pensar que el aumento de los precios del crudo y con ellos el de los beneficios de las petroleras, esté condenado.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...