edición: 2850 , Miércoles, 20 noviembre 2019
16/10/2019

El proyecto Libra de Facebook pierde todas las compañías de medios de pago por deficiencias regulatorias

Para que un proyecto como ese salga adelante requeriría que la red social dejara la primera línea
Carlos Schwartz
Libra, el proyecto de criptomoneda impulsado por Facebook, inició la semana con una reunión de Consejo en Ginebra con el objetivo de designar a los miembros de ese cuerpo de gobierno del grupo. Pero el estreno del mismo ha supuesto la consumación de un importante revés, todas las compañías de medios de pago menos una han abandonado el barco. PayPal, eBay, Stripe, Mastercard, Visa y Mercado Pago abandonaron el proyecto, la única del sector que quedó es PayU. Los abandonos se vinieron insinuando a lo largo de las últimas semanas con el primer golpe tras el primer abandono de nota. Los medios de pago que soportan una fuerte presión de los reguladores en torno a la financiación del terrorismo, el lavado de dinero del narcotráfico, y la evasión fiscal, se encuentran en una posición compleja. Deben explicar a los reguladores como compaginarían sus obligaciones respecto de estos asuntos con su participación en un grupo que se propone la emisión de una criptomoneda que tiene un mercado potencial de más de 1.000 millones de personas, si se tiene en cuenta que a la red social asisten de media más de 2.000 millones de personas al mes.
Las autoridades monetarias internacionales se han mostrado sumamente reticentes ante el proyecto que consideran un riesgo sistémico potencial por la posibilidad de desestabilizar los mercados monetarios y crear un alto grado de incertidumbre en el control monetario a las autoridades nacionales de un lado, y por introducir un factor de crisis al fundarse una unidad de cuenta que se puede utilizar como medio de pago sin un respaldo simétrico. Limar estas cuestiones va a llevar tiempo, mientras que Facebook anunció que antes de finales de 2020 tendría en funcionamiento la criptomoneda.

David Marcus, el ejecutivo procedente de PayPal que lideró el desarrollo de la unidad de cuenta bautizada como Libra, forma parte ahora del consejo de cinco miembros que dirige el proyecto. Pero ocurre que los escollos del mismo no son técnicos, sino de qué forma el marco de actuación de esta criptomoneda encaja definitivamente en el entorno regulatorio internacional, una tarea nada sencilla que mantendrá apartados a los grandes medios de pago que abandonaron el proyecto. Y esta es además de todo una cuestión política.

La presencia de Facebook en primera línea es un factor disuasorio de primer orden para los reguladores. El pasado de la empresa como un guardián poco celoso de los datos confidenciales de sus usuarios, tras filtraciones graves y ventas de contenido con fines electorales, es otro elemento añadido de incertidumbre. La corriente de opinión entre los grandes de los medios de pago es que para que el proyecto avance Facebook se debe retirar a la retaguardia y dejar de liderar el mismo. Tras la reunión de consejo la red social puso énfasis en el hecho de que cada socio está en un pie de igualdad con los restantes miembros empezando por el hecho de que las aportaciones serán igualitarias y como mínimo de 10 millones de dólares. 

Pero mientras tanto la salida de seis empresas de medios de pago, y la única del sector de turismo: Booking.com, ha puesto el foco precisamente en ese problema. Facebook ha puesto el rótulo de propiedad del proyecto, y materialmente el desarrollo hasta ahora del mecanismo tecnológico ha estado en sus manos. Pero la unidad de cuenta sin un sistema circulatorio aportado por los canales de los medios de pago es inútil. Carece de posibilidades de uso y se convertiría el día después en un activo de inversión y no en un medio de pago y quedaría sujeto a las oscilaciones de la especulación. Algo que de todas formas, tratándose de una unidad de cuenta, y en medio de la desconfianza generalizada hacia las monedas de curso legal, no es posible de desechar.

La red social admite ahora que superar los obstáculos reguladores llevará tiempo y que la criptomoneda no entrará al mercado sin lograr antes la aprobación de los reguladores en Estados Unidos y en Europa. Esto como mínimo llevará a los ejecutivos de Libra a visitar Washington y Basilea de forma más continuada que lo que tenían previsto. Es de todas formas una curiosa expresión de omnipotencia que una red social de las dimensiones de Facebook se haya lanzado al proyecto sin reparar en la proyección que tenía.

Mark Zuckerberg, en su vertiente bíblica creyó estar por encima de los reguladores y anunció sin muchos reparos como en el tercer versículo del Génesis: Sea la luz, y la luz fue… sin consideraciones por el efecto de la iniciativa desde el punto de vista del sistema monetario internacional. Los que aun apuestan por el proyecto tienen presente que su desarrollo dependerá en buena medida de que Facebook de un paso atrás desde el punto de vista de la dirección del proceso y que las afirmaciones de que sólo es un socio más del proyecto se materialicen en una clara separación entre la red social y Libra, de acuerdo con fuentes próximas al proyecto. 

Aun así las barreras a superar son muchas, y está por verse como lo logrará. Mientras tanto está muy poco claro como la red social, o el consorcio de Libra, logrará atraer de vuelta a las empresas de medios de pago que son las únicas que pueden dar vida real a la criptomoneda brindando sus infraestructuras para que los comercios abracen la causa. En cualquier caso el proceso se alargará, tanto como quieran los reguladores. Hacer la luz en materia monetaria no parece tan sencillo para los mortales.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...