edición: 2470 , Lunes, 21 mayo 2018
10/01/2018
El sector tecnológico marca las diferencias

El récord de las bolsas norteamericanas, inaccesible para las europeas

Las tecnológicas aumentan la brecha entre el avance récord de los indicadores bursátiles de EE UU y Europa
Juan José González
La situación parece ideal: índices bursátiles -que recogen la totalidad de los sectores productivos de la primera economía mundial- se mantienen en máximos históricos y marcan, casi cada semana, nuevos máximos; la economía en expansión, el empleo al alza y los inversores en posiciones de máxima confianza en el crecimiento global. Sentimiento de seguridad que incluso se permite el lujo de subestimar la retirada del apoyo monetario que vienen dispensando los bancos centrales. Sólido escenario económico, financiero y empresarial que mantiene en los últimos trimestres el mejor tono posible en los mercados de renta en Norteamérica. El dinero y los negocios ya descuentan unos resultados empresariales que en breve verán la luz. En muchos casos, mejoran las previsiones de beneficios corporativos. Se esperan los resultados bancarios este viernes y se adelantan algunas estimaciones de los logrados por las tecnológicas, algunas de las cuales se han revalorizado en un 80%, disparando el sector tecnológico del Dow Jones a cifras récord. Los indicadores bursátiles norteamericanos han firmado un año 2017 irrepetible, según apuntan los expertos y confirman las cifras, muchos de los cuales no habían conocido avances como los registrados de entre el 20% y el 32% de los indicadores más relevantes, caso del Nasdaq, Dow Jones y el S&P500. La situación, similar a un espejismo, parece querer ser emulada en los mercados europeos pero con índices más modestos y revalorizaciones menores, así como la ausencia de un sector tecnológico capaz de tirar de los principales índices.
El espectacular avance de los indicadores de renta variable del mercado norteamericano, no debería confundir a los equivalentes europeos, habida cuenta de que ambos se apoyan en bases muy diferentes: mientras los americanos suman a la expansión económica el tirón de las tecnológicas, los indicadores europeos en cambio, sólo cuentan con la expansión de algunas de sus economías (y algunas muy ligeras) y unos resultados en los sectores tradicionales (nada de tecnológicas) que comienzan a levantar cabeza. Incluso cuando la Unión Europea alcanzase el crecimiento que registra Estados Unidos -el 3%- aún estaría lejos de los récord de sus índices, marcados por las diferencias empresariales.

Al margen de los argumentos diferenciales en los que se basan unos y otros indicadores bursátiles (EE UU y la UE) para reflejar sus avances, hay otras razones que influyen en la explosión de los índices bursátiles norteamericanos y en el alza, más discreta, de los índices europeos. Una de las causas principales de esa `explosión´ de los indicadores bursátiles se encuentra en el desplazamiento realizado por los sectores económicos, de forma que el ascenso y la globalización de las compañías tecnológicas, ha terminado por superar -y desplazar de los primeros lugares por capitalización bursátil- de los sectores tradicionales; industriales como el automóvil, las infraestructuras y los servicios públicos, energía, y financieros como el bancario. Un relevo, o desplazamiento, que no se ha producido en Europa y que, por tanto, no ha podido ser reflejado en los indicadores bursátiles.

Quizá los analistas deberían advertir en sus informes y recomendaciones periódicas que la razón principal de la buena salud de las empresas norteamericanas, como prueban las buenas expectativas de beneficios que descuentan los mercados, se debe únicamente al avance en los resultados empresariales de los sectores típicos y clásicos como el industrial y servicios, en concreto, el bancario, sino y principalmente al tirón en el valor de las compañías del sector tecnológico norteamericano.

La actividad de estas compañías, punteras por sus productos y de voluminosas cifras de beneficios dado su carácter de empresas globales, debería advertir a los inversores europeos sobre un aspecto clave que no muestran los índices bursátiles de Europa: que las cinco tecnológicas que `cortan el bacalao´ actualmente en los mercados, y que barren en resultados, son norteamericanas. Amazon, Apple, Microsoft, Facebook y Google, por citar a las más populares, son, además de las más capitalizadas, la vanguardia del crecimiento de la economía mundial, son norteamericanas, estrellas de las que los mercados europeos, por mucho que globalizados e interconectados, están huérfanos.

Por tanto, cabría matizar que el optimismo y el avance de las bolsas europeas debe ser fiel a sus propios motivos, entre los que se encuentran actualmente sus economías en expansión y la vuelta a los beneficios empresariales de los sectores clásicos (industriales y de servicios). Compartir en Europa la euforia de los máximos que marcan hoy los tres principales índices bursátiles, puede llevar a error, a sobrevalorar la realidad.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...