edición: 2805 , Martes, 17 septiembre 2019
30/07/2019
banca 
Caixabank, Sabadell y ahora Bankia revisarán sus objetivos

El sector bancario se prepara para un ajuste generalizado de márgenes

Dosis de realismo en la banca, obligada por la caída de los márgenes y la previsión de un escenario con mayores dificultades para el negocio en el próximo ejercicio
Juan José González
El mercado -como asegura el consejero delegado de Bankia, José Sevilla- ya descontaba que el banco no llegaría al objetivo de beneficios previsto para 2020 y que los 1.300 millones de euros de beneficios que figuran en el plan estratégico de la entidad no se alcanzarían. El mercado, los analistas, las calificadoras y los grandes fondos de inversión ya habían hecho las cuentas del sector bancario español y del europeo, y en su radiografía identificaron las típicas manchas que suelen avisar sobre la existencia de un problema. Todas las radiografías bancarias no dejaban lugar a dudas: los bancos no alcanzarán los objetivos previstos en sus planes porque la continuidad de la política monetaria, con un escenario de tipos negativos, no dejará margen posible para obtener ganancias. Y a renglón seguido, todas las entidades bancarias, sin excepción, reunieron a sus consejos para deliberar sobre el futuro y sobre el presente. En el presente las cuentas admitían, descontaban, ya el efecto de los tipos de interés bajos y negativos, pero en el largo plazo no estaba descontado el efecto del alargamiento de la política monetaria del BCE con los tipos en negativo. La mayoría de la banca española acaba de presentar sus resultados correspondientes al primer semestre del año y las cifras confirman el escenario de caída del beneficio, problemas en los márgenes y, en general, problemas y complicaciones para la banca española.
Los primeros en reconocer que la tormenta se cierne ya sobre el negocio financiero fue Caixabank y, acto seguido Sabadell, ambas coincidentes en fecha en revisar a la baja sus propias estimaciones. Si caixabank reducía sus previsiones de ingresos, Sabadell ya adelantaba que sus pronósticos sobre el margen de interés deberían ser revisados a la baja. Bankia hizo tres cuartos de lo mismo y admitió, con valentía, que no llegará al objetivo previsto de beneficio para el próximo ejercicio. 

La rebaja de las previsiones y de los objetivos responden a lo mismo: recorte de los tipos de interés en los próximos doce meses pero ya en cifras negativas, cuando el sector había realizado sus cuentas para finales de 2019 y 2020 en términos de recuperación del precio del dinero. La rebaja de los tipos de interés para 2020 no entraba en los guiones del sector bancario hasta que la última reunión del BCE confirmó que habrá tipos bajos y negativos para rato. 

En el nuevo escenario, con las rentabilidades previstas a la baja, Caixabank, que auguraba un avance de los ingresos del 3% parece haberlos limitado a un escueto 1%, mientras que Sabadell acepta una evolución negativa del margen de interés entre un 0% y un -1%. Con este panorama, no extraña que Bankia haya confesado la ruptura de uno de sus objetivos previstos en el plan estratégico, como es la imposibilidad de lograr los 1.300 millones de euros de beneficios para el próximo año. 

Para el presente, el banco público tan sólo ha ofrecido las cifras del semestre, una primera parte del año complicado en el que, si bien parece haber digerido bien la absorción del BMN, no parece haber tenido fortuna en las operaciones financieras, motivo apuntado de la caída de un 22,3% del beneficio. 

Los informes de las agencias de rating ya habían adelantado malas noticias para el sector debido al freno en el ritmo de reducción de los activos morosos, lo que le costó a la banca española pasar de una perspectiva de rating positiva a estable, un detalle importante en el que suelen fijarse los grandes inversores institucionales. Pero los resultados del semestre conocidos en los últimos días confirman las previsiones de las calificadoras. Tras el reconocimiento de los problemas del sector por parte de los inversores, reflejado en las cotizaciones del sector bancario, que  en las dos últimas semanas registraron mínimos anuales y correcciones de entre el 4% y el 7% en apenas una jornada de mercado, le llega ahora el turno a la revisión de los resultados futuros, y Bankia ya ha comenzado admitiendo que los beneficios del próximo ejercicio serán menores.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...