edición: 2560 , Lunes, 24 septiembre 2018
08/03/2018
OBSERVATORIO DE TALENTO RELACIONAL

El toque de a rebato

Julián Gutiérrez Conde
Hoy tocan a rebato; se movilizan todas las alarmas y todas las sirenas emiten sus agudos sonidos. Se ha declarado el estado de emergencia interna. El Departamento afectado se pone patas arriba. Hoy es el dÍa en que toca preocuparse por él.  Les toca a ellos.
Después de tabuladas, por fin han salido las valoraciones de los empleados sobre el clima laboral y ha sido un desastre. No hay nada mejor para que alguien se acuerde de que una unidad existe que un sobresalto en la calificación de clima. 

 Por fin, con ese espíritu ejecutivo superactivo de “la solución para ya” tan característico del postmodernismo, los de recursos humanos van a poner todo su empeño en resolver la situación y hoy toca que una brigada desembarque para saber las causas y adoptar las medidas inmediatas. 

Desembarcan, además y como complemento, un buen cuadro de Jefes; el directamente responsable, aquel al que reporta, el ejecutivo  del batallón y el super- directivo que por fin se acerca a conocer a “esas huestes” que tenía perdidas.

Hoy va de eso, de séquitos, de convocar reuniones en las que se exponen la voluntad corporativa del interés por las personas. Hoy va de “dar amor” y “prometer la adopción de medidas”. Hoy va de “cantar las alabanzas y cualidades de las personas de ese departamento”, de “reconocer su gran valor y aportación al conjunto”. Y se reconoce a los empleados, algunos ya maduros o con años de antigüedad, sus méritos y loores. 

Algunos exteriorizan su sonrisa mientras que otros guardan para sí su asombro. ¡Qué valiosos somos!. Tan valiosos tan valiosos que incluso el responsable en rrhh asignado para atender específicamente las necesidades y sugerencias de ese departamento ni siquiera les conoce por sus nombre sino simplemente “de vista” o poco más.

Gracias a la encuesta las diferentes escalas de mando han comprendido que eso del clima no va bien. 
¡Ufff!; menos mal que se hizo una encuesta. Si no llega a ser por ella... resulta que nadie se habría enterado del descontento. ¡Gracias Doña Encuesta!; es usted la salvación. 

En la encuesta los empleados mayoritariamente no se quejan de salarios, aunque todos agradecerían un detalle, sino de que el servicio se está deteriorando, de falta de medios de apoyo, de soledad ante los clientes, de incomprensión respecto al modo de operar, de un grado de tensión desproporcionado que induce a errores, del que no se atienden sus sugerencias para llevar a cabo modificaciones, de que las promociones son consideradas “a dedo” más que “por méritos” y un largo etcétera que compone toda la retahíla de “quejas” provenientes de aquellos a los que les importa llevar a cabo un trabajo del que sentirse profesionalmente orgullosos. 

Lo grave no es la situación sino que tenga que descubrirse “por una encuesta” porque lo que queda en entredicho es el modo en que se gestiona el día a día.

Total, que entre pitos y flautas resulta que el Jefe ya lo había dicho, su superior ya lo había trasmitido, el ejecutivo ya había hecho varios informes y el directivo lo tenía para discutir con recursos humanos dentro de la nueva política de “Innovación Aplicada al Diseño Estructural para la Redefinición de Funciones del Sistema de Desarrollo Global” (lo de global es una referencia importantísima de incluir) que como empresa pionera están llevando a cabo con el apoyo de una prestigiosa, reconocidísima y carísima compañía de consulting internacional (dentro del Proyecto ENGLOBA). Y así se llega a un momento de la reunión en que la cosa comienza a vestirse de justificaciones y excusas del “yo ya lo había dicho” a la que siguen promesas de “más postmodernismo”.

¡Qué tiempos aquellos, recuerdan los veteranos, en los que no había encuestas pero se charlaba con los colaboradores y podían tomar decisiones que se implantaban! ¿Cómo se podía funcionar cuando en eso de la gestión de aplicaban “soluciones de pueblo”?

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...