edición: 2580 , Martes, 23 octubre 2018
04/07/2018

El yuan sufre una fuerte caída intradía pero la banca china frena la avalancha vendiendo dólares

Pekín lo define como un traspié ante la moneda estadounidense pero el yuan cae ante una cesta
Carlos Schwartz
La divisa china sufrió una caída del 1.1% en las operaciones a lo largo del día aunque recuperó terreno antes del cierre con un deslizamiento final del 0,3%. Pero la oscilación de la moneda fue combatida por los bancos estatales mediante la fuerte venta de dólares para detener la sangría. El Gobernador del Banco de la China Popular (BCP) Yi Gang publicó un artículo en la web de la institución monetaria en el que se compromete a mantener el tipo de cambio de la moneda “básicamente estable y a un nivel equilibrado y razonable”. La caída del yuan es la más significativa desde el 7 de agosto del año pasado en las operaciones intradía. Para los operadores en los mercados de cambios el futuro de la moneda china es incierto y apuntan que junio fue el peor mes para el Yuan. El yuan fue este año la moneda de una economía emergente con mejor comportamiento ante el dólar y una cesta de divisas pero el mes pasado perdió ante el dólar y la cesta un 4% dejando en el camino las ganancias de 2018. Hace menos de dos meses había ganado en un índice ponderado un 3,2% a lo largo del año pero esta semana ganaba sólo el 0,9% en el mismo índice. Este dato contradice las afirmaciones del Gobernador del banco central que se limita a señalar una debilidad circunstancial ante la divisa estadounidense.
Pero los analistas señalan que el dato es incorrecto: el yuan pierde terreno ante el dólar y ante una cesta de divisas, es decir que su depreciación no es solo un subproducto de la fortaleza del dólar estadounidense. El argumento de que la debilidad del Yuan es un subproducto de la fortaleza del dólar es especialmente incierto respecto de las últimas dos semanas en las cuales la moneda china se mostró especialmente débil ante una cesta de divisas que incluye al euro y al yen japonés. “El yuan ha caído ante todas las monedas en los mercados de cambios en las semanas recientes”, señala un operador del mercado de cambios. “La moneda china refleja la reducción del margen de intereses entre el dólar estadounidense y el yuan. 

El BCP ha reducido el tipo de interés sobre la moneda lo que la ha debilitado aún más en semanas recientes”, añadió la fuente. También pesan sobre el comportamiento de la divisa china una menor tasa  del crecimiento económico y los escarceos iniciales sobre lo que puede llegar a convertirse en una guerra comercial con Washington si el presidente Donald Trump mantiene el curso de colisión respecto del comercio de su país con el resto del mundo. La debilidad de la moneda se extendió a los mercados de acciones de China pero al final de la jornada el mercado cerró plano. Las acciones de las grandes empresas seguidas por el índice CSI 300 en las bolsas de Shenzen y de  Shangai llegó a caer el 2,6% pero se recuperó para cerrar sin cambios, sin embargo el índice ha caído en lo que va de este año un 15%.

  Un factor de fondo pesa sobre el ánimo del mercado. Los excedentes de balanza comercial de China caen de forma persistente desde hace un año. Este no es un problema coyuntural. “La guerra comercial con Estados Unidos es una pesadilla que está ahí… no se puede negar su importancia, pero también puede que al final ambos países lleguen a un acuerdo o no.

Pero lo que no va a variar es la tendencia a la caída de los excedentes de balanza comercial y esto tiene que ver con problemas estructurales y no sólo de coyuntura de la economía china. “Esta coyuntura explica que los inversores en China continental tengan un fuerte ritmo en la compra de dólares mientras las mesas de dinero de los bancos toman posiciones cortas contra el Yuan. Si se imputan esos factores se puede dar por descontado que la inestabilidad del Yuan va a seguir de momento”, señala una fuente del mercado de divisas. 

El artículo de Yi Gang da otros indicios sobre las divisiones en China en la cúpula del Gobierno y en el BPC en torno a la forma de combatir la debilidad de la moneda. “China debe persistir con su política” de permitir que la “oferta y la demanda fijen el tipo de cambio”, mientras que la paridad ante la cesta de divisas sea utilizada como un factor de ajuste. La alusión a la necesidad de que sea la oferta y la demanda lo que determine el tipo de cambio pone de manifiesto la existencia de criterios divergentes sobre cómo atajar la inestabilidad cambiaria en la que se ha sumergido el país desde junio pasado. 

Durante las turbulencias monetarias de 2015 y 2016 el BCP apeló a la intervención masiva en los mercados con el fin de estabilizar la moneda y esterilizar la especulación contra el yuan. El precio de esa política fue la pérdida de 1 billón de dólares de las reservas centrales del país en un periodo de 18 meses lo que da lugar a divergencias metodológicas ante el problema. Pero mientras se detectan estas fisuras en el Gobierno y el BCP en Hong Kong el índice Hang Seng para grandes empresas continentales que cotizan en el territorio sufrió el impacto y cayó el 1,9% marcando su peor jornada desde agosto del año pasado tras un día de cierre el lunes. 
Las autoridades reaccionaron con rapidez para tranquilizar a los inversores señalando que las caídas en las bolsas eran una  reacción irracional. Esto da una idea de los nervios en Pekín ante las incertidumbres tanto sobre el tipo de cambio del yuan como de los mercados de acciones. Pero pese a la campaña oficial algunos inversores institucionales consideran que en los mercados de acciones aun hay recorrido a la baja lo que justifica en cierta medida las posiciones cortas que enervan a las autoridades de los mercados. 

La tesis oficial es que en los mercados de acciones ya se tocó el fondo en 2014 tras la crisis del 2007 y que los inversores padecen un nerviosismo injustificado. Mientras tanto los inversores ven con desconfianza que las limitaciones a la adquisición de propiedad inmobiliaria no ha logrado frenar la burbuja en el sector  y estiman no sin razón que las empresas del país están sobrevaloradas. Es decir que hay fundamentos para una mayor corrección del mercado y para que continúe la debilidad del yuan en los mercados de cambios hasta nuevo aviso.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...