edición: 2861 , Jueves, 5 diciembre 2019
02/06/2009
La fuga pondría en riesgo a las grandes firmas del sector

Empresas auxiliares del motor planean su deslocalización

República Checa y Marruecos son los posibles destinos
Juan José González

Algunos de los resultados que puedan derivarse de las últimas actuaciones del Gobierno español en materia de industria, han terminado por romper las buenas relaciones entre varios miembros del equipo económico. A propósito de las cifras conocidas ayer sobre producción de vehículos en España -con un descenso de casi el 38% en los primeros cuatro meses del año, así como de las matriculaciones en cerca de un 44%- están cuestionando las medidas del Ministerio de Sebastián. El cortejo del ministro a los grandes constructores del sector, no sentó muy bien en su día a los representantes españoles de la industria auxiliar del motor. Estos demandaban mayor atención hacia un sector con mucho peso, mayor incluso que el propio del automóvil en ocupación, y con muchos problemas; de financiación, distribución, investigación y demás. El temor a que el destino de varias empresas auxiliares españolas sea el mismo que el de las bombillas del plan propuesto por el ministro, ha provocado que se disparen las primeras alarmas.

Al ministro le preocupan, por este orden, el mantenimiento del empleo en las grandes fábricas, los costes salariales del sector, las inversiones en curso de las grandes marcas en sus factorías y, finalmente, los planes de las marcas para evolucionar hacia la fabricación de modelos ecológicos. Y el ministro tuvo respuesta de los constructores a todas sus preguntas a la semana siguiente. En el fondo, lo que más preocupaba al ministerio y al Gobierno, eran los planes de franceses y alemanes (los destinatarios principales de la producción española) para deslocalizar varios modelos cuya producción ya se daba por hecha en España, pero que la evolución de la crisis iba frenando, al tiempo que alejando, cada vez más hacia otros países del Este de Europa y del Norte de África. En España se supo que un modelo de la firma germana Audi se logró ‘salvar’ para ser montado en las cadenas españolas, ‘salvamento’ por el que el ministerio se vio obligado a un fuerte desembolso, y se desconocen otros cuatro modelos de las firmas Renault (turismo), Mercedes (industrial) y Peugeot (comercial) que se perdieron a favor de otras fábricas europeas.

Pero ahora al ministerio de Industria se le acaba de presentar otro problema, de mayor calibre y que además amenaza con convertirse en uno de esos conflictos que pueden adornar una campaña electoral y que el partido de la oposición no dejará pasar inadvertido. Ahora el problema es la deslocalización de una buena parte de las empresas auxiliares del sector, de la industria auxiliar, que ahora se plantean trasladar sus centros de producción a lugares más próximos a los nuevos enclaves en los que se mantendrá un buen nivel de producción. Compiten por hacerse con nuestras empresas auxiliares algunos países del Éste, como la República Checa o Marruecos. El riesgo para la industria automovilística española radica precisamente en que, si las empresas auxiliares abandonan el mercado español se pondrá en peligro el futuro de las fábricas españolas y con ello el tercer puesto como productor de turismos y primero de vehículos industriales de Europa.

Los planes del ministerio de Industria están siendo criticados en el seno del equipo económico que, a tenor de los resultados que comienzan a recibirse del mercado son de alcance limitado y, sólo a medio y largo plazo se podrán comprobar los efectos. El objetivo marcado por Industria contemplaba una batería de medidas que, como las anunciadas y aprobadas ya en Consejo de Ministros, tuvieran un impacto inmediato. Críticas que también se detienen en la falta de originalidad de las medidas por cuanto varias de las medidas contenidas en el Plan Integral de Automoción, como las relativas al transporte ferroviario, logística e I+D+i, ya estaban previstas con anterioridad al plan de Sebastián. Eran medidas de apoyo pero que no representaban dinero nuevo como por ejemplo el Plan de Competitividad o el de Impulso al vehículo híbrido eléctrico.

Otro problema con el que se encuentra ahora Sebastián –aunque en realidad se trate de un asunto que supera al propio ministerio- para alcanzar la eficacia en sus planes sobre el sector se encuentra en la falta de solidaridad regional de algunas Comunidades Autónomas que se han negado en redondo a la iniciativa del Gobierno central, falta de solidaridad que se reflejaría en unas ventas inferiores en 100.000 unidades de las previstas en el plan del ministerio.

Por si fuera poco, las entidades financieras españolas han cambiado su posición frente al comprador de vehículos, pasando ha subido la consideración del riesgo en la financiación del automóvil, lo que ha llevado a colapsar en los primeros meses del año la adquisición de vehículos mediante préstamos específicos. Además la línea de liquidez especial proporcionada por el Instituto de Crédito Oficial no esta siendo todo lo eficaz que se le suponía puesto que el instituto sólo asume una parte del riesgo con las entidades financieras.

Y además de estos problemas, al ministro se le acumulan los deberes. Uno de los puntos débiles del sector del automóvil se encuentra en el transporte de los vehículos que salen de las fábricas españolas que deben pasar por itinerarios complicados hasta llegar a su destino, y que se traduce en meses de espera desde la petición del vehículo hasta que es entregado al consumidor final. Problemas logísticos que el pobre desarrollo del transporte español, con escasas conexiones ferroviarias con Francia se traduce en mayores costes de los servicios y, por tanto, de las unidades.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...