edición: 2700 , Miércoles, 17 abril 2019
05/03/2019

Empresas sin plantilla

Las medidas ya no son las mismas; cambia el volumen, el porcentaje, las escalas, las marcas y las tallas y con estos también las proporciones e incluso algún criterio de dimensión. Sucede en todos los campos pero llama la atención en el mercado laboral. Preguntar en un sindicato por el tamaño de las futuras empresas es estar dispuesto a entrar en una longitud y latitud de onda nuevas. Contestan allí que ahora se considera una gran empresa la que emplea 50 trabajadores, que una pyme anda entre los 15 y 40 y que una pequeña parte de un solo trabajador.

La nueva economía, con o sin robots, más o menos inteligente, trae nuevos negocios, innovadores, y con estos, trabajadores pocos, los menos, a ser posible virtuales, que no pasen por la oficina, que no vengan, que se queden donde sea. A las nuevas empresas no les gustan los trabajadores porque una buena cualificación lo resuelve todo: si a una plataforma se le pone un robot -o un emprendedor figura- ya está montada la empresa. No hacen falta más recursos humanos. Y si le sale bien hasta es posible despedir al figura.

Se decía que la digitalización y la automatización de procesos, es decir, el uso de la tecnología a tope, sería el gran aliado del empleo, el vehículo de las ideas productivas y novedosas, la herramienta definitiva para entrar en el paraíso laboral. Pero nada se ha cumplido, pues ahora se dice también que el mercado ya no es igual, los consumidores no son los mismos y que las necesidades son diferentes. Ya no hay tiendas físicas ni tampoco atentos dependientes.

La economía es ahora circular, una vez enterrada la lineal. Sucede que la creación de empleo está comprometida en la nueva realidad económica que con mano de hierro marca la tecnológica. Mientras nuestros políticos agitan la coctelera de las subvenciones y los estímulos fiscales, con subidas del salario mínimo y demás, los inversores, dueños del dinero y de su movimiento, han convertido en norma una práctica que los poderes públicos deberían vigilar: no están dispuestos a financiar actividades o proyectos empresariales o emprendedores, distintos a una plataforma tecnológica, es decir, algo, lo que sea, pero sin plantilla. Es lo que hay.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...