edición: 2361 , Lunes, 11 diciembre 2017
06/02/2014
OBSERVATORIO TALENTO RELACIONAL

Energía social y solvencia directiva

Julián Gutiérrez Conde*

A veces la trascendencia de la labor directiva la medimos mejor cuando analizamos el negativo fotográfico y vislumbramos no tanto el bien que supone un Modelo de Dirección Solvente y Ético cuanto el daño que causa un Insolvente Moral con su gestión y decisiones.

Socialmente las cosas no suelen ocurrir por casualidad. Los resultados organizativos no son inmediatos ni para lo bueno ni para lo malo sino que tienen un largo periodo de gestación. Siguen el mismo desarrollo de una bola de nieve que crece por acumulación tanto en volumen como en velocidad.

Los comportamientos de las personas, muy especialmente los grupales o colectivos, siguen idéntico formato.

El modo de acometer las cosas se sustenta esencialmente en la forma de entender la vida, y eso en último término es resultado de la educación recibida.

Hace décadas que venimos conformándonos con una educación en general mediocre que desde el punto de vista del conocimiento ha abandonado o marginado las asignaturas humanistas y desde la perspectiva del comportamiento se ha instalado en una tolerancia nociva por excesiva y un espíritu competitivo mal entendido que induce más a la confrontación que a la superación.

En la formación superior universitaria la cosa tampoco mejora demasiado. Salvo los pocos estudiosos de las “letras puras”, en el resto la preponderancia se concentra en torno a lo técnico. Y además hemos pecado igualmente de “abandonistas” en el cuidado del comportamiento.

Si hay una profesión sustancialmente humanista es la de directivo, pues por definición El Arte de Dirigir es un poco técnico, en parte organizativo y sustancialmente movilizador de personas. Si hay una profesión que incida en la vida de las personas esa es la de directivo. Por eso sorprende tanto que sean escasísimas las Escuelas de Negocios que incidan en hacer reflexionar e instruir sobre la Misión de la Empresa y de los Dirigentes en la Sociedad.

Lo primero a lo que debería saber responder con rapidez y certera honestidad la mente de un Dirigente es: ¿Qué función juega la Empresa en la Sociedad?
¿Cuál es la Misión del Mando? . Porque si su respuesta es confusa o tan burda y simple como :! Ganar dinero!; estaremos ante un Inmaduro o un Irresponsable.

Algunos, tal vez muchos, me alegarán ahora: ¡Pues estamos rodeados de este tipo de personajes!. Y probablemente tendré que darles la razón. Hay muchos que o no están humanamente maduros para llevar a cabo con Honor una Dirección solvente, o pertenecen a ese numeroso grupo de “buenas personas” que simplemente cierran los ojos de su conciencia ante el “mobbing dulce” de un sobre repleto de incentivos.

Pero como siempre digo: El hecho de reconocer que las cosas sean de una manera no quiere decir que no debamos aspirar a cambiarlas. Esa es una responsabilidad de todos. Y en buena parte fruto de una educación laxa e insolvente ante la responsabilidad social de los individuos y las organizaciones. No podemos entregar el honor de dirigir a insolventes por inmoralidad, laxitud, dejadez o falta de preparación humanista.

La situación de recesión económica que vivimos ha hecho que se revitalicen los comportamientos de “capataz cauchero” y sus más vulgares artimañas utilitaristas de las personas y convencidas de que “el fin económico justifica cualquier modo de actuación. Precisamente cuando más solidaridad y energía inteligente se necesita para repuntar es cuando más burdamente se dirige. ¡No puedo estar más en desacuerdo con este modo de hacer las cosas!

El asunto de fondo sobre el que hoy día debiéramos debatir es “si queremos una Economía para el ser humano o una Persona al servicio de la economía”. Y la generación de mayor Energía Social Activa mediante el uso de la Inteligencia Relacional es precisamente donde reside la clave del futuro.

Podemos enseñar y adiestrar a los dirigentes en el uso inteligente de las herramientas de Energía Relacional, pero todas ellas deben sostenerse sobre el Deontología del Comportamiento Social Directivo.

*Mentor y entrenador de Equipos de Alta Dirección y Gestión. Consejero de empresas y negocios. Mediador y Observador en situaciones de Conflicto y Alta Tensión

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...