edición: 2328 , Lunes, 23 octubre 2017
30/10/2013

EON se enroca ante el derrumbe del imperio de Batista en Brasil firmando una opción sobre activos de gas

OGX al borde de un concurso de acreedores que puede representar la crisis empresarial más grande de iberoamérica
Carlos Schwartz

EON logró esta semana firmar entre gallos y medianoche un acuerdo entre la empresa de energía eléctrica Eneva en la que es socia del holding del magnate brasileño Eike Batista, y los bancos acreedores de OGX, la empresa petrolera del millonario brasileño, por el cual en caso de que ésta se presente en concurso de acreedores ante la justicia la generadora compraría los activos de gas del grupo, cobijados bajo el nombre de OGX Maranhao. El acuerdo con los acreedores establece que Eneva pagará por el 66,7% de las acciones que no detenta 200 millones de reales que suponen 92 millones de dólares. OGX anunció que las conversaciones con los bonistas de la empresa se habían cerrado sin acuerdo lo cual la deja a los pies de los caballos. Batista y su equipo negociaron durante meses la reestructuración de la deuda en bonos por importe de 3.600 millones de dólares con sus acreedores sin éxito. Esta situación implica la inminente presentación de un concurso de acreedores. Fuentes de medios financieros consideran que la empresa acudirá a los juzgados a principios de la próxima semana.

OGX no pudo pagar un vencimiento de bonos por importe de 45 millones de dólares a comienzos de octubre y obtuvo un periodo de gracia de 30 días para alcanzar un acuerdo que ya era difícil habida cuenta de los ejercicios preliminares. De acuerdo con la legislación de Brasil la empresa una vez presentado el concurso cuenta con 60 días para presentar un plan de reestructuración. La compañía eléctrica alemana EON había adquirido en abril de 2012 el 11.6% del capital de MPX, una generadora que espera tener para finales de este año capacidad para producir  2.800 Mw mediante centrales térmicas, lo que representa un 15% de la capacidad de la generación térmica instalada en el país. En marzo pasado EON se vio forzada a ayudar a su socio cuyos activos perdían valor de forma acelerada y debía tapar un déficit severo en OGX comprando una participación suplementaria del 24,5% en la eléctrica llevando su participación total al 36,1%. Batista quedaba con el 29% mientras el Banco Nacional de Desarrollo (BNDES) quedaba con más del 10%. EON se comprometió entonces a invertir en total 991 millones de dólares.

Pero la persistencia de la crisis del grupo de Batista forzó a la primera eléctrica alemana por ventas a inyectar más dinero para salvar de un lado a su socio, y del otro a la inversión ya hecha, tomando el control de la compañía MPX rebautizada como Eneva. EON se ha quedado además con la mitad de una ampliación de capital de la eléctrica de unos 400 millones de dólares. La operación se hizo ante la imposibilidad de sacar al mercado una ampliación de capital de 600 millones de dólares prevista para julio por la crisis del grupo y la estampida de los inversores. El banco de negocios independiente de Brasil, BTG Pactual que había sido contratado para la operación en bolsa, ha suscrito la otra mitad de la ampliación. Pactual también ha quedado atrapado por la crisis de OGX a la cual concedió una línea de crédito en 2012 lo cual de hecho le obliga a sostener ahora a su deudor.

Pero el acuerdo de EON con los acreedores ha despertado las iras de los inversores que consideran que OGX se piensa desprender de sus activos de gas, una parte valiosa de la petrolera en quiebra, escindiéndolos en el momento de presentar el concurso de acreedores ante los juzgados. Los acreedores han señalado que los activos de gas son lo único de valor que queda dentro de OGX y tanto acreedores como accionistas esperan poder afianzar sus derechos sobre los activos de valor dentro de la sociedad.

La jugada de EON puede por lo tanto quedar sujeta a litigios de considerable entidad. OGX anunció en marzo unas pérdidas de 142 millones de dólares en el cuarto trimestre de 2012, inferiores que las del mismo periodo en 2011, pero al mismo tiempo reconoció que el volumen de reservas recuperables en el campo Tiburón Azul no eran las que habían previsto. Redujo drásticamente su valoración a 110 millones de barriles. Con ese nivel de reservas no está justificada la explotación, lo cual de hecho ha dejado a la petrolera sin reservas que explotar lo que supone un fracaso irreversible porque la sociedad carece de capital para incursionar en nuevos bloques. El campo Tiburón Azul, donde OGX tiene sus dominios ha sido el detonador de la crisis.

Las acciones de la empresa han perdido en lo que va de año un 90% de su valor en bolsa. Eike Batista, en la cúspide de su carrera aparentemente exitosa, ofreció a EON asociarse en OGX pero la eléctrica alemana que apostó a ese socio para su expansión en América Latina tuvo un rapto de prudencia y declinó el ofrecimiento. Pero el curso de los acontecimientos ya había resultado adverso en 2012 cuando la sociedad MPX-EON sufrió un traspié en Chile cuando la Suprema Corte de Justicia del país bloqueó definitivamente el proyecto de construir una central termoeléctrica de 2.100 MW de potencia a un coste de 5.000 millones de dólares por su impacto en el medio ambiente. A la vista de la experiencia con su socio en Brasil, la posibilidad de una desarrollo más rápido en los mercados de América Latina para EON dependerá de la posibilidad de adquirir activos de otras empresas en la región. Ahora que los sueños de construir un imperio energético de la mano de Batista se han desmoronado la eléctrica alemana deberá revisar su estrategia en los países emergentes de América Latina.

Mientras, las dimensiones de la crisis de OGX que puede suponer un duro golpe a sus acreedores de Brasil, amenaza con transformarse en el quebranto empresarial más grande en la historia de Iberoamérica y forzar la intervención del Gobierno para evitar una catástrofe mayor.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...