edición: 2940 , Viernes, 3 abril 2020
14/02/2020
Holanda, Dinamarca, Suiza y Suecia en el punto de mira

Escrivá orientará el sistema de pensiones español hacia el modelo mixto de la Europa nórdica

Busca la implicación de los fondos privados, quiere sumar las clases pasivas del Estado, pero todavía no cuenta con los planes de las empresas
Juan José González
Antes de que se haya fijado una fecha para la primera reunión en la nueva etapa del Pacto de Toledo para la reforma del sistema público de pensiones, parece haber llegado una buena señal al respecto que sin duda influirá en el arranque de los trabajos que ya prepara el equipo encargado de abordar el futuro de las pensiones. Buena señal es que al frente del equipo figure José Luis Escrivá, ex Airef que acredita una trayectoria interesante en el conocimiento de los problemas y realidad de las pensiones públicas. En la responsabilidad de la reforma, en la que participará también la ex ministra de Trabajo Magdalena Valerio, al frente del Pacto de Toledo, estará otro experto técnico en la materia como Israel Arroyo, autor intelectual del informe de la Airef sobre pensiones. Posiblemente nadie mejor que Arroyo conoce el estado de salud del sistema de pensiones públicas desde las entrañas. Es decir, que la reforma del sistema parte inicialmente en las mejores manos, expertas e independientes políticamente. En medios próximos a los ex Airef se confirma que aquel famoso informe de la Autoridad Fiscal se ha convertido en el manual obligado para la reforma y que como tal será seguido en todos sus puntos como la guía o hoja de ruta de la reforma del sistema público de pensiones.
Ahora bien, preparado el equipo y listos los documentos base, procede ahora despejar dos asuntos capitales pendientes.

El primero, dar con la fórmula para implicar en la reforma al mundo de las pensiones privadas y conseguir aglutinar en un mismo cuerpo o sistema las pensiones (o clases pasivas) de los funcionarios públicos. El segundo es más sencillo, en principio, y tiene que ver con la continuidad de los trabajos de la reforma iniciada si, llegado el caso, el cambio de legislatura, se produce un cambio de Gobierno. No parece, en principio, que este segundo asunto vaya provocar problemas ahora, pues al tratarse de una eventualidad futura no tendría mucho sentido que fuera desde el inicio un lastre o condicionante de los trabajos. En cualquier caso, la opinión más compartida entre los actores de la reforma del sistema, señala que aunque no se mencione que este debería ser objeto de un pacto de Estado, sí se da por hecho que contará con el máximo consenso nacional.

La idea inicial de la que parece arrancar la reforma es integrar los tres pilares dispersos de las pensiones (públicas, privadas y funcionarios) en un sólo sistema. Al menos este fue el mensaje transmitido al presidente del Gobierno por José Luís Escrivá como ministro de Seguridad Social. Una integración de la que saldrá el futuro sistema de pensiones con un primer objetivo: garantizar la sostenibilidad en el largo plazo. Unido a este objetivo y se diría que condicionado al mismo, figura la eliminación del déficit, esta vez, sin parches ni `fondos paliativos´. La nueva denominación del departamento ministerial responsable de la reforma, ya es en si misma una primera manifestación de voluntad de integrar a todos los actores, públicos, privados y clases pasivas (funcionarios).

Por otro lado, la novedad en esta nueva etapa con Escrivá al frente de la reforma, tiene que ver con la participación futura de las instituciones de inversión colectiva, los planes y fondos de pensiones privados que contarán con una voz en el diálogo con el ministerio, antes excluidos de cualquier participación, en tanto que ahorro privado y al margen de la discusión política. Pero ahora, el denominado `ministro de las pensiones´ Escrivá, ha dado un vuelco completo a la relación con los implicados en el mundo de las pensiones queriendo implicar al mundo de las pensiones privadas.

En realidad, todo parte, o debe partir, de una idea, que no es otra que asumir la realidad. Se trataría, aseguran en medios próximos a los reguladores, de entender que el sistema de pensiones público en España es financieramente inasumible, insostenible a tenor del ritmo actual de jubilados y que, como muestra el agotado fondo de cobertura da las pensiones (la hucha) se muestra insuficiente. Si el principal objetivo del sistema era mantener las prestaciones de los jubilados a partir de la edad legal de inicio de la prestación, ahora ese objetivo se hace poco menos que imposible de cumplir a nada que el Estado no pueda hacer frente al volumen de pagos que comporta.

El giro experimentado ahora por Escrivá con la implicación en la reforma de las gestoras e instituciones de inversión colectica, fondos y planes de pensiones privados, es un primer paso, fundamental, en el avance hacia la idea de proponer un sistema mixto de pensiones públicas. Modelo ya experimentado en otros países que, como Holanda, Suiza, Finlandia, Australia, Reino Unido, Suecia o Dinamarca, cuentan, según los casos, con varias décadas de experiencia. Eso sí, con diferente grado de éxito, óptimo en la mayoría de los casos europeos, pésimo en otros como en Chile. Sin embargo, hay un cuarto implicado que no se menciona en ningún trabajo ni figura como una hipótesis en los trabajos y primeros borradores para la reforma del sistema de pensiones. Se trata de los fondos de pensiones de las empresas, que, por ejemplo, en el caso de Suecia juega un papel fundamental en la sostenibilidad del sistema de pensiones. El equipo de expertos y las autoridades que elaboran la reforma no deben olvidarse de ningún aspecto como el mencionado, sobre todo porque funciona.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...