edición: 2597 , Viernes, 16 noviembre 2018
28/02/2012
Encomendados a Goldman Sachs y a los chinos de SAFE y CIC

España busca con urgencia dinero en el exterior

Los chinos se inclinan por el Ibex y los americanos por la deuda pública y privada
Juan José González

Los grandes inversores citados por el ministro de Economía español, asistieron con este a una reunión de `venta´ concertada, mezcla de imagen, oportunidades de negocio y de rentabilidad asegurada, pero todo en el largo plazo. De Guindos, que no arrancó promesa alguna de los allí reunidos, tan sólo, apretones de manos, ejecuta así el mandato gubernamental escrito en una hoja de ruta que comenzó en Londres hace dos semanas y que ahora se centra en Nueva York donde, según técnicos de su equipo, el responsable económico lleva encomendada la tarea de convencer a la gente de Goldman Sachs para que oficie de amplificador en el mercado financiero y dirija una buena parte de las inversiones hacia la economía española. En marzo, a la vuelta de la esquina, parece ser que es cuando los fondos más voluminosos de Norteamérica comunicarán el rumbo de sus nuevas apuestas anuales, y en la que España se asegura que puede tener buena chance.

La tarea del ministro de Economía español no es, en esta ocasión, de las más gratas porque la ficha sobre la economía del país que tiene sobre la mesa Lloyd Blankfein, el presidente y consejero delegado de Goldman Sachs, resulta sobrecogedora, poniendo en tela de juicio la credibilidad tanto del país como la de sus gobernantes. A De Guindos es posible que le resulte sencillo explicar cómo se ha llegado a las cifras de la ficha en cuestión: desempleo, déficit, deuda pública y privada, inversión, mercado inmobiliario, sector financiero… Como sencillo le resultará cargar la responsabilidad de la crisis a un partido socialista contundentemente castigado en las últimas elecciones.

En cambio, no le resultará fácil convencer a los inversores norteamericanos sobre la solvencia y seriedad de una nueva Administración comprometida con Europa en austeridad presupuestaria, debido a las dudas que exhiben actualmente los Gobiernos europeos sobre el nivel de déficit fijado por la Comisión Europea meses atrás. Es posible que no sirvan, únicamente, las muestras de espíritu reformista del nuevo Ejecutivo español, una apuesta arriesgada para generar confianza entre los inversores cuando el nivel de desempleo supera el 22% (46% juvenil) así como la entrada en una recesión que -se anunciará en los próximos días- no abandonará la economía española en todo el año.

Convencer a los grandes inversores, cuya mentalidad conoce a la perfección el ministro español, pasa en esta ocasión por transmitir la credibilidad de que las presiones sobre la prima de riesgo se mantendrán a la baja en los próximos meses, con el objetivo fijado en el regreso a los 180 puntos básicos en el diferencial con el bono alemán, al menos, esta es la idea que parece haber calado entre los asistentes al `road show´ de Londres hace dos semanas. Es probable que si los fondos norteamericanos se creen que la prima de riesgo española tiende a la baja en los próximos meses, y que esta se sostiene, se vea la entrada de capital exterior en una buena parte de las empresas del Ibex 35. Sin embargo, esto tan sólo representará la mitad del objetivo, pues la otra mitad, la más complicada, es que apuesten por la deuda pública: el verdadero problema, la auténtica carencia de la financiación externa se encuentra ahora mismo en las subastas del Tesoro Público.

Para la deuda soberana, Economía tiene preparado otro `road show´, otro viaje con destino, en esta ocasión, a tres capitales asiáticas. En Pekín –programado pero sin citas cerradas ni confirmadas- el objetivo es convencer, definitivamente, al Banco Central de China de la seriedad y compromiso del Gobierno español con objetivos de la Comisión Europea más en los aspectos financieros y presupuestarios que en los laborales. En este sentido, el fondo del Banco Central chino SAFE Investments (vehículo de inversión en moneda extranjera que administra las reservas internacionales de China por valor de 3,2 billones de dólares) adquirió recientemente 1.000 millones de euros en una emisión sindicada de bonos a diez años del Tesoro Público español.

Sin embargo, otro fondo soberano chino, como el CIC, no se muestra tan partidario como SAFE de invertir en deuda española y sí más interesados en las emisiones de papel privado, sobre todo bancarias, donde han tomado algunas posiciones en los últimos meses.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...