edición: 2327 , Viernes, 20 octubre 2017
30/06/2010

España fue ella misma para pasar a cuartos

Antonio Cubero
Si Vicente del Bosque fuese Diego Armando Maradona, anoche nos habría mandado a “chuparla, a seguir chupándola” a los periodistas críticos con el juego de la selección española tal como hizo hace un año el ‘Pelusa’ con los colegas argentinos tras conseguir Argentina su agónica clasificación para esta Copa Mundial de Sudáfrica con un gol de rebote a pocos minutos para la conclusión del partido ante Uruguay. Pero, afortunadamente, la educación y la templanza del seleccionador español están muy por encima de la mentalidad subterránea de quien, sin duda, es el mejor futbolista de la historia, y ahora, seleccionador de la albiceleste, y es de los que prefieren como dijo no hace mucho “perder antes que contestar.” Y si lo hace es para mandarnos a disfrutar del fútbol de la Selección que en una noche emocionante como la de ayer en Ciudad del Cabo volvió a ser la del “tócala otra vez, Xavi”, para dar un recital en el piano del estadio Cape Stown y mandar con la música a otra parte al Portugal de Cristiano Ronaldo.

España fue otra. Bueno, fue la misma que tan bien nos tenía acostumbrados en estos últimos tiempos. Ese equipo de pequeños ‘jugones’  que nos hizo sacar pecho en la llegada a tierras sudafricanas como máxima favorita al Mundial junto a Brasil. Anoche fue todo un regalo para los ojos del planeta fútbol. La Selección se dejó todos los debates de la semana y complejos de eterna candidata colgados en el vestuario para volver a ser la del ‘juego bonito’ que tanto maravilló en la Eurocopa que conquistó hace dos años. Cuajó su mejor partido de los disputados hasta ahora para dar un golpe de autoridad sobre una selección de Portugal y clasificase con todo merecimiento para los cuartos de final de la Copa Mundial de Sudáfrica, donde este próximo sábado se medirá a Paraguay.

La proeza fue muy laboriosa. El dominio de La Roja en el arranque de la primera parte y los compases finales del ‘tiqui-taca’ no se reflejaba en ocasiones claras de gol hasta que tuvo que ser otra vez el ‘guaje’ Davis Villa el que llevara el balón al fondo de la portería lusa defendida por Eduardo, que puede marchar a casa con la cabeza bien alta con el galardón simbólico de ser unos de los mejores porteros del torneo. Pero tampoco hay que ocultar que el miedo también rondó los dominios de Casillas en un par de ocasiones cuando los vecinos portugueses se decidieron salir de la cueva a la contra para apretar arriba en busca de un Cristiano Ronaldo, afortunadamente para los nuestros, más preocupado en fingir faltas, protestar y mirarse en los video marcadores del estadio.

Hubo algunos momentos en los que la fatiga pareció apoderarse de las piernas de algunos jugadores y los fantasmas merodeaban por el terreno de juego durante la primera mitad.  Pero el gol de Villa fue más tarde un revulsivo que refrescó la mente del equipo para dar paso a la mejor España. Se reconcilió tal como se le ha venido pidiendo durante la primera fase con el balón para ser ella misma. En ese tiempo fue cuando se produjeron dos clamorosas ocasiones de gol en las botas de Sergio Ramos, inconmensurable, y David Villa, que ya está llamando a la puerta donde otorgan el ‘pichichi’ mundialista. Dos ocasiones que rozaron una sentencia que habría sido justa sin paliativo alguno.

Del Bosque parecía estar tan tranquilo y contento sentado en el banquillo viendo lo bien que estaba funcionando el doble pivote de la discordia con Busquest y Xabi Alonso convertidos en dos auténticos colosos en los cortes y las entregas de la pelota. Tan sereno como cuando los ánimos estuvieron a punto de saltar por los aires durante los primeros días del Mundial. Y con esa pachorra suya sorprendió al personal cuando el relevo de Fernando Torres se iluminó en el electrónico de cuarto árbitro y nadie dudaba de que Ces Fábregas sería el sustituto. Entonces se decidió por dar entrada a Fernando Llorente para convertirlo en el faro incrustado en la defensa portuguesa para dar luz al ataque español, amén de mantener sujetos a los gigantones defensores. Una feliz idea que cambió la faz de partido y valió el pase a cuartos de la selección española. Paraguay seguro que habrá tomado buena nota de lo que le espera.

· CLASIFICACIONES

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...