España marca un mínimo de once meses del índice PMI
edición: 2531 , Martes, 14 agosto 2018
04/09/2017

España marca un mínimo de once meses del índice PMI manufacturero de la Eurozona en agosto

Solo supera a Grecia en dos décimas mientras el núcleo de Europa del norte fija el ritmo regional
Carlos Schwartz
El avance del Índice de Gestión de Compras PMI de Markit para el sector manufacturero del mes de agosto arroja para España el peor resultado en 11 meses y coloca a nuestro país a la cola de las expectativas en un indicador que de acuerdo con la empresa que lo confecciona, IHS Markit, se basa en “hechos reales y no en opiniones”. El índice que expresa crecimiento cuando supera el umbral de 50 reflejó para nuestro país 52,4 mientras que Grecia, el peor colocado en la serie muestra 52,2.  Mientras el Gobierno español se llena la boca con sus presuntos logros el índice es un claro reflejo de la ausencia de una política industrial. El Partido Popular ha cifrado su política de productividad en el ataque al salario mientras el índice lo encabezan países con mayores salarios, menor tasa de paro y mayores tasas de capital fijo por trabajador sobre las que basan su productividad.
De acuerdo con Markit sus índices PMI son uno de los primeros indicadores de las condiciones económicas que se publican cada mes. Los datos se recopilan utilizando el mismo método y metodología en todos los países y de esta forma los datos son “internacionalmente comparables”, afirma la empresa de análisis económico. En su conjunto el índice PMI final del Sector Manufacturero de la Zona Euro registró 57,4 en agosto (estimación preliminar que se debe comparar con el dato final de julio de 56,6). De acuerdo con el análisis de Markit el crecimiento de la producción se acelera, impulsado por una fuerte demanda interna y un incremento de los nuevos pedidos para exportaciones.

Esto supone que la zona del Euro no está acusando la fortaleza de la divisa del bloque económico. El martes pasado el euro cotizó por encima de los 1,20 dólares por primera vez desde 2015 lo que puede acabar afectando a las exportaciones. A pesar de ello la mayoría de los encuestas considera que el auge de la producción de manufacturas aun tiene recorrido por delante. Los analistas del Banco Central Europeo (BCE) han señalado recientemente que la recuperación de la región está ampliando su base y el caso de Italia parece confirmarlo.

Roma anunció la semana pasada que el nivel de empleo había superado los 23 millones de ocupados por primera vez desde el comienzo de la crisis en la zona del Euro, con un PMI para agosto de 56,3 el más alto en seis años y medio. Con 3,13 millones de parados y una población de 66 millones Italia tiene una tasa de paro del 12,3%. En el conjunto de la región en agosto se produjo un “fuerte y acelerado incremento de la producción manufacturera”, determinado por una robusta demanda y un aumento del empleo que “impulsaron una sólida mejora de las condiciones operativas en general”.

El índice PMI ha permanecido por encima del nivel de ausencia de cambios de 50.0 durante cincuenta meses consecutivos, y la lectura final fue exactamente igual que su estimación anticipada precedente. La expansión estuvo liderada por el fuerte núcleo de Alemania, los Países Bajos y Austria. Las lecturas del PMI de Austria y los Países Bajos alcanzaron sus máximas de 78 meses, mientras que el ritmo de crecimiento señalado por Alemania fue uno de los mejores registrados desde principios de 2011. Dichos países también registraron los mayores incrementos de la producción y de los nuevos pedidos.

Este dato es muy significativo en la medida que es el grupo de países con mayores ingresos salariales por trabajador, mayor composición orgánica de capital, que basa su competitividad en el desarrollo tecnológico. Es este hecho el que le ha permitido al pelotón en cabecera esquivar el efecto pernicioso del tipo de cambio adverso para la región por la fortaleza de la divisa del bloque.

Los analistas sin embargo consideran que de mantenerse el tipo de cambio desfavorable el efecto será negativo para el sector manufacturero. El resto de los países cubiertos por el estudio también observaron una mejora de las condiciones operativas en agosto. Italia, Irlanda y Francia se situaron hacia la mitad de la tabla de crecimiento del PMI, y los ritmos de expansión mejoraron en dichos países. Grecia se mantuvo en la parte inferior de la clasificación, aunque a pesar de ello el ritmo de crecimiento se aceleró hasta su máxima de nueve años.

Como ya se señaló España ha mostrado un menor crecimiento. La demanda externa mejoró en todos los países cubiertos por la encuesta incluyendo por primera vez en doce meses a Grecia. El incremento de los nuevos pedidos exteriores para las fábricas de Alemania fue el más alto desde mayo de 2010. El ritmo de expansión también se aceleró en Francia, Italia, los Países Bajos, Austria e Irlanda.

La acumulación de nuevos pedidos está creando tensiones en la capacidad de producción de la industria llevando el incremento de los trabajos pendientes a su tercer tasa de aumento más rápida  en la historia de la serie. Esta presión sobre la capacidad de producción ha llevado a la creación de nuevos puestos de trabajo y a que la tasa de crecimiento de los niveles de dotación de personal se mantuviera cerca de los niveles de la máxima récord registrada en mayo de este año.

Mientras esto es así en el conjunto de la zona del Euro es de destacar que en el caso de España el crecimiento estacional del empleo se ha basado en el sector de servicios por el efecto de la burbuja en el sector de turismo inflada por la caída de los flujos turísticos en regiones competidoras afectadas por la amenaza de la inestabilidad política y el terrorismo. El empleo creció en todos los países cubiertos por el estudio en el mes de agosto. Los aumentos más fuertes se registraron en Austria, Holanda, y Alemania. Sin embargo solo Italia, Austria y Grecia registraron unas tasas de expansión más pronunciadas que en julio.

La presión sobre la capacidad de producción se ha expresado además en el retraso en las entregas que han tocado su máximo desde abril de 2011. Para Chris Williamson, economista jefe de IHS Markit, el estudio indica que la producción industrial en la zona del Euro está creciendo a una tasa del 4% anual, también señala que la fortaleza del Euro puede afectar al nivel de demanda en el futuro aunque las encuestas no reflejan preocupación en las empresas del sector por la cotización de la divisa. El economista calificó a la tendencia de contratación de personal de “récord” y señaló que puede mantenerse aun durante algún tiempo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...