edición: 2784 , Lunes, 19 agosto 2019
07/09/2009

España puede reclamar a Suiza una lista de titulares de cuentas bancarias

Javier Ardalán
El intercambio de listas de titulares bancarios comienza a funcionar. Lo ha conseguido Francia, donde el Ejecutivo cuenta desde hace unos días con una lista de 3.000 contribuyentes que han defraudado en torno a los 4.300 millones de euros al fisco a través de cuentas en bancos suizos. Pues bien, en teoría, España no necesita firmar un nuevo acuerdo con Suiza, puesto que  goza de la categoría de "país preferente", lo que le permite compartir información administrativa sobre los titulares de cuentas bancarias en el país helvético sin necesidad de que justifique las sospechas de fraude o evasión que se puedan tener sobre ese individuo en cuestión. Con el precedente galo, las posibilidades de que España obtenga su lista parece que están más cerca. Esta situación se debe a la decisión de Suiza de adecuarse al Artículo 26 del Modelo de Convención Impositiva de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), vigente desde el pasado mes de mayo, y de los acuerdos preferentes firmados por la Confederación Helvética con la Unión Europea.

Los estados que han aceptado este artículo conciertan el intercambio de información bajo licitud, pero no en la divulgación automática de información. Esto significa, que el país que busca información debe realizar una demandada justificada, aportando el nombre del contribuyente  y el banco en cuestión o describiéndolos con suficiente detalle. Las llamadas "expediciones de pesca" -una búsqueda indiscriminada - siguen estando fuera de los límites.

Sarkozy, que ha anunciado un periodo de regularización ‘voluntario’ hasta el 31 de diciembre, ha visto reforzada esta actuación al coincidir con un acta firmada entre Berna y París sobre doble imposición para adecuarse a los estándares de la OCDE en materia de transparencia fiscal. Esta actuación se inscribe en la operación que el fisco francés ha puesto en marcha un servicio específico para sus residentes dispuestos a repatriar el dinero que tengan ubicado en paraísos fiscales.

Esta jugada, viene precedida por el acuerdo extrajudicial alcanzado hace un par de semanas por los Gobiernos de Estados Unidos y Suiza por el que el banco UBS tendrá que revelar la identidad de algunos de sus clientes, a los que la Hacienda estadounidense acusaba de evasión fiscal con la complicidad del banco suizo. La entidad entregará un listado de 4.450 contribuyentes que han participado en una trama de fraude fiscal a través de sus propias redes.

El pasado mes de febrero, UBS, ya admitió haber participado en una trama para defraudar entre 2000 y 2007. En ese momento ya  entregó los nombres de 300 estadounidenses que habían participado en ellas.

Por cierto, que el otro Gobierno que ha tomado la vanguardia de la lucha contra el fraude en la Unión Europea y la OCDE, el de Ángela Merkel, también ha logrado un acuerdo que para España sería fundamental para resolver buena parte de la defraudación fiscal y el blanqueo de dinero, al haber firmado  con Gibraltar un acuerdo para compartir información bancaria, “como parte de las enérgicas medidas internacionales contra la evasión de impuestos”, según comentaba el Ministerio de Economía alemán en la nota en la que anunciaba la firma. Estados Unidos también ha logrado firmarlo.

Mientras tanto,  el Gobierno tendrá que conformarse con el crecimiento de las actuaciones de Hacienda para luchar contra las grandes tramas de fraude, que en 2008 crecieron un 24,82%, hasta situarse en el medio millar de actuaciones, con una recuperación de 564,1 millones de euros en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y de 1.318 millones de euros en el Impuesto sobre Sociedades.

El momento de lograr una lista de titulares de cuentas, sin que provenga de una compra a un empleado de una entidad, como ocurrió con la lista de Liechtenstein que la Agencia Tributaria española recibió de la Administración germana, sería el más indicado para un momento en que comienza la maratón del los Presupuestos Generales del Estado. En Hacienda han trabajado duro durante todo el mes de agosto, pero son excesivas las dudas que todavía tienen los técnicos a la hora de cerrar las grandes cifras, porque aún están en mantillas las cifras que conformarán la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas, la reforma fiscal anunciada por Zapatero y la reforma laboral que han comenzado a discutir, de nuevo, los interlocutores sociales.

Las cuentas públicas necesitan 50.000 millones, lo que llevará no sólo subir impuestos, sino también a revisar los gastos, pero sin que la inversión pública deje de tener la influencia sobre el crecimiento económico y la creación de puestos de trabajo.

La línea general de esta Ley de Presupuestos para 2010 es que sean capaces de combatir la actual recesión y poner fin al déficit público. Sin embargo, tan sólo con las transferencias tributarias que va a suponer la adaptación al nuevo sistema de financiación de las autonomías. También, será necesario incluir en múltiples partidas presupuestarias los 5.000 millones del fondo que se ha creado para compensar el retraso de la nueva financiación de las corporaciones locales.

A todo ello habrá que sumar las modificaciones tributarias que, finalmente, acepte incluir el Gobierno y que afectará a las rentas del trabajo, en tanto en cuanto se limite la reducción de los 400 euros; a las rentas del capital, que podrían experimentar un aumento en el actual tipo del 18% e, incluso, la desaparición de algunas de las ventajas fiscales actuales para la inversión mobiliaria y el ahorro. Y, finalmente, a los impuestos indirectos con la subida e Impuestos especiales y, más que posiblemente un incremento de los tipos del IVA para determinados productos, considerados de lujo.

En este caso, el Gobierno cumpliría su promesa de incrementar la presión fiscal sobre las rentas más altas, pero a costa de uno de los sectores empresariales que más ha sufrido desde el inicio de la crisis económica, tanto en pérdida de ingresos como en puestos de trabajo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...