edición: 2578 , Viernes, 19 octubre 2018
24/06/2013

España se planta en semifinales con Italia en el camino

Antonio Cubero
Se cumplió el pronóstico. España se impuso a Nigeria (3-0: Jordi Alba, dos, y Fernando Torres), acabó primera de su grupo y ahora se verá con Italia en una de las semifinales de la Copa Confederaciones con Brasil, que tendrá que medirse a Uruguay, con el horizonte de la gran final deseada por el planeta fútbol entre La Roja y la selección canaria. El choque entre españoles e italianos será la revancha de la última Eurocopa, donde la actual campeona ganó por cuatro goles a cero.

España empezó con fuerza alentada por un gol de Jordi Alba antes de haberse cumpñido los cinco minutos y pasó a tener que fajarse más de lo esperado para solventar ayer el escollo de Nigeria, un equipo muy correoso que fue capaz de inquietar en la primera parte la portería defendida en esta ocasión por Víctor Valdés y de acabar con el dominio inicial de los españoles en una media hora antes de llegar al descanso en la que se sucedían los errores en los pases.  Pero aunque era una selección desconocida, sí dispuso de cinco claras ocasiones de gol, malogradas por la mala puntería de Iniesta, Soldado y Cesc Fábregas, además de un penalti sobre Pedro que no señaló el colegiado salvadoreño.

A pesar de todo, la selección no jugó con la brillantez de los primeros partidos con Uruguay y Tahití. Tanto es así que Nigeria tuvo demasiadas oportunidades para batir al guardameta barcelonista. España, descolocada, demasiada separada entre sus líneas, larga y sorprendentemente imprecisa. Era una selección desconocida que no transmitía ni ejercía la presión habitual que le hace doblegar al equipo rival. Su juego al tran-tran le alejaba mucho de la selección que sigue batiendo todos los récords del mundo como el de llevar ya 28 partidos sin conocer la derrota. Y un balance es óptimo en esta Confederaciones de tres partidos, tres victorias, quince goles marcados y uno encajado.

España tenía ganas de borrar de su historial la derrota encajada ante Nigeria en el Mundial de 1998, pero aquello fue un accidente con un `cantada´ de Andoni Zubizarreta y una nefasta actuación de una selección ultraconservadora diseñada por el entonces seleccionador Javier Clemente. La revancha quedó salda ayer años después en Fortaleza poniendo a ambas selecciones en su sitio.

La elevada temperatura y la intensa humedad hicieron efecto en los futbolistas. A los nigerianos también les afectó en el tramo final, momento clave que fue aprovechado por Del Bosque para retirar a Cesc y alineó a Silva. Éste, fresco, con Pedro que siempre tiene fuerzas para correr y Alba, un portento, un jugador excepcional, hicieron la combinación que posibilitó que Fernando Torres marca de cabeza ek tercer tanto que abría una brecha tranquilizadora pocos minutos para el final.

Y ahora España espera a Italia, y en la otra eliminatoria, Brasil contra Uruguay. Cuatro campeones del mundo rumbo a la final, todo un cartel de lujo para el torneo que La Roja espera conquistar.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...