edición: 2560 , Lunes, 24 septiembre 2018
22/12/2009
Informe de la Sostenibilidad en España 2009

España se tambalea en el camino del desarrollo sostenible

Nuestro país suspende en más de la mitad de los 165 indicadores de sostenibilidad 2009, según el OSE
Elena Espinosa pide un cambio del modelo productivo y de la escala de valores
B.L.

Mucho se ha avanzado desde que el sistema productivo imperante respondía a un modelo voraz, ansioso de beneficios y anclado en el cortoplacismo. La crisis económica y la debacle de del sector financiero han dado paso a un nuevo sistema económico centrado en la sostenibilidad a largo plazo como garantía frente a épocas de vacas flacas. La amenaza del cambio climático, cada vez más flagrante, y el fracaso de la reciente Cumbre de Copenhague que no ha conseguido satisfacer las expectativas depositadas en ella, son también factores, y de peso, en el camino hacia la sostenibilidad. Si bien España ha comenzado ya a recorrerlo, sus pasos son todavía tenues y su capacidad para solventar obstáculos está todavía en entredicho, tal y como se deduce del informe anual del Observatorio de la Sostenibilidad en España (OSE)), que fue presentado ayer. España suspendió en el 55,15 por ciento de 165 indicadores ambientales, económicos, sociales e institucionales en materia de desarrollo sostenible en 2009, según el informe, que destaca que 91 indicadores se encuentran en un "estado actual desfavorable", 29 en situación "no definida o difícil de evaluar" y doce de ellos en lugar crítico de sostenibilidad o a distancia importante a objetivos, éstos están incluidos entre los de estado desfavorable.

En cuanto a las mejoras encontradas, la más relevante pasa por la caída de las emisiones de gases de efecto invernadero, que fue del 8% en 2008 y las previsiones, según el director del Observatorio, Luis Jiménez Herrero, indican que en 2009 la cifra puede bajar hasta el 10%. Las razones de esto están en el menor consumo de energía, en parte debido a la industria, y al mayor peso de las renovables. En los nueve primeros meses de 2009, las emisiones han caído alrededor de un 11% en los sectores eléctrico y del transporte. Según Luis Jumenez, existen esperanzas de que “la cifra avanzará por una búsqueda de la competitividad. La eficiencia es rentable, aunque sólo sea por motivos económicos creo que se va a avanzar hacia esta ecoeficiencia”.El director del OSE añadió también que “las políticas ambientales son las políticas económicas más inteligentes para superar" la crisis y "marcar la dirección del progreso sostenible", y celebró que dentro de los indicadores "estrictamente" ambientales, la mitad de los que normalmente están en situación negativa "evolucionan favorablemente".

Sobre energía, cambio climático y biodiversidad, Jiménez Herrero, subrayó el descenso en un 31, por ciento del consumo de energía primaria; la mejora de la eficiencia energética; el aumento del protagonismo de las renovables, que cubrieron en 2008 el 7,6 por ciento del consumo primario total y aportaron el 19,7 por ciento de la producción eléctrica. Por otra parte, en materia de calidad ambiental, el informe señala que los residuos mejoran su gestión, y las tasas de reciclaje aumentan, pero aún no se alcanzan los niveles de la UE. Además, recoge el hecho de que la calidad del aire ha mejorado en términos absolutos en el último decenio, aunque en la mayor parte de las ciudades medianas y grandes "aún no es satisfactoria".

A su vez, la agricultura ha perdido peso a la vez que se disparan sus impactos ambientales -"no siempre hay relación entre el peso económico de una actividad y las emisiones, está relacionada con otros aspectos como las formas de cultivo o las subvenciones", aclaró Jiménez a este respecto

LOS VALORES DE UN NUEVO MODELO PRODUCTIVO

Por su parte, la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, señaló la urgencia de reformar el modelo de producción para "compaginar" el desarrollo con la "obligación" de la conservación de los recursos naturales, y que éste cambio debe ir más allá de lo funcional o económico e incluir los aspectos sociales y culturales, una tarea en la que se necesitan "todos los organismos públicos y civiles". "Ha llegado el momento de iniciar reformas en el proceso productivo. Se necesitan iniciativas innovadoras", destacó Espinosa, al tiempo que insistió en que el nuevo modelo económico debe llevar incluir la "construcción colectiva" de una nueva escala de valores.

En opinión de Espinosa las mejoras ambientales en España dependerán de un Gobierno y una sociedad que deben ser capaces de dar lugar a un modelo energético novedoso. Para Espinosa es de alabar a este respecto la capacidad transformadora del Fondo para la Economía Sostenible, del Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local y de un programa de reformas estructurales a 10 años, así como el papel de la nueva Ley de Economía Sostenible y sus cinco elementos: competitividad, sostenibilidad ambiental, la normalización de la construcción, la innovación y la formación profesional e impulso a los sectores emergentes como elementos fundamentales para avanzar la modernización de la economía y corregir sus desequilibrios internos.

Por último la ministra aseveró que "España está creciendo en conciencia ambiental", especialmente en materias como reciclado de vidrio y envases. Estos avances, deben seguir estimulando la predisposición de los ciudadanos, de los consumidores y de los empresarios a luchar contra el cambio climático en favor de la eficacia energética.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...