edición: 2906 , Lunes, 17 febrero 2020
21/01/2016
LA OREJA DE LARRAZ

España tiene un nivel medio de cualificación en el empleo inferior al de los principales países de la UE

Javier Ardalán
El empleo en España tiene todavía un nivel medio de cualificación inferior al de los principales países de la Unión Europea. Aunque los perfiles en España y en la UE-15 apuntan a una progresiva mayor importancia de profesionales y técnicos, por un lado, y ventas y servicios (y ocupaciones elementales), por otro, el perfil de España muestra aún, pese a ser más parecido que hace solo diez años al de la UE-15, un mayor peso de las segundas, con un peso menor, a cambio, de profesionales y de técnicos.
Así se establece en las conclusiones del informe ‘Competencias profesionales y empleabilidad’, presentado ayer por el Consejo Económico y Social (CES), entre las que se apunta también que las estructuras del empleo de los países más desarrollados se están transformando hacia un modelo polarizado.

En este modelo se ha reducido el peso los puestos administrativos y manuales cualificados para dar paso al empleo más cualificado (profesionales y técnicos) y también, en un proceso aparentemente paradójico, de mayor peso de categorías de empleo con un grado bajo o medio de requerimientos de cualificación, asociadas a actividades de servicios. 

En el conjunto de la UE-15 el total del empleo entre 1994 y 2014 ha crecido, pese al efecto de la crisis, en 29,3 millones de personas, un 21,2%. El incremento ha sido de 15,9 millones de empleos en la categoría de profesionales (97,5%) y 9,3 millones en la de técnicos (47,8%), y 11,2 y 3,6 millones en, respectivamente, ventas y servicios (un 61,2%), y ocupaciones elementales (29,4%); en el resto el saldo es negativo, siendo el más importante por tamaño el de las ocupaciones cualificadas en la industria (–4,5 millones de empleos, un –19,5%).

En España las tendencias son de igual signo y sobre un incremento total del empleo entre 1994 y 2014 de 5,1 millones de empleos, 1,8 millones corresponden a profesionales (148,8%), 1,1 millones a la categoría de técnicos (139,5%), 2,2 millones a las ocupaciones de ventas y servicios (132,8%), y 0,5 millones a las ocupaciones elementales (26,6%).

No obstante, se han registrado descensos en los demás casos, con la notable excepción de los empleados de tipo administrativo (0,4 millones más, un 31%) y con un comportamiento diferenciado en los dos decenios en los cualificados en industria y construcción, probablemente asociado al auge extraordinario —primero— y al desplome —después— de este último sector.

Según el Centro Europeo para el desarrollo de la formación profesional (Cedefop), esta tendencia de cambio seguirá en los próximos años, si bien España seguirá mostrando un perfil algo distinto al de la UE-28: el crecimiento de las ocupaciones se centrará fundamentalmente en las actividades de servicios, con un grado bajo o medio de requerimientos de cualificación, más que en los empleos profesionales y técnicos, al tiempo que el empleo de baja cualificación aumentará de forma más acusada.

Indica el informe del CES que en España, no obstante, y al igual que en la Unión Europea, los empleos de cualificación media también descenderán de forma notable. El aumento de los empleos de mayor cualificación se asocia a una mayor demanda por parte del sistema productivo no solo de mayores conocimientos y destrezas de tipo técnico, sino también mayor flexibilidad y capacidad de asunción de más autonomía y responsabilidad en el desarrollo del trabajo.

De hecho, también provendría de los límites que presenta la tecnología para sustituir el trabajo humano, dado que se limita, al menos en el momento actual, a las tareas rutinarias. Estas son sobre todo manuales, pero también cognitivas, siempre que se puedan transformar en procedimientos precisos y bien definidos, esto es, en rutinas.

De esta forma, además de aumentar la demanda de trabajo en actividades no rutinarias de alta cualificación (como las que llevan a cabo en gran medida profesionales y técnicos en ocupaciones no manuales muy cualificadas), aumentan los requerimientos de trabajo en tareas que se realizan en persona y que precisan de ciertas destrezas y habilidades de comunicación social flexible para una mejor prestación de servicios: atención, trato e  idiomas.

El incremento polarizado derivaría, además, de procesos sociales de muy largo alcance, en especial el envejecimiento de la población y la incorporación mayoritaria de las mujeres al mercado de trabajo, que han producido un fuerte incremento de la demanda de atención y cuidados de niños pequeños, personas mayores y dependientes. Estas tareas, no transformables en rutinas, se prestan ahora a través del mercado y, en España, mayoritariamente en el hogar familiar; de momento, pues, se clasifican como de baja cualificación.

Con todo, estas proyecciones en el largo plazo se realizan a partir de tendencias observadas que pueden variar si cambian las políticas o el contexto. De ahí que su utilidad sea, precisamente, la de poder intervenir, en su caso, con políticas encaminadas a configurar un modelo menos polarizado, reduciendo el peso del extremo inferior de las cualificaciones y aumentando el de las altas e intermedias, y contribuir de manera más equilibrada, desde el punto de vista económico y social, a un crecimiento sostenido.

En 2013, un 51,7% de las empresas que preveían vacantes a cubrir señalaba que la vía de cobertura sería la promoción interna, la solicitud de los propios trabajadores o las relaciones personales. Este peso solo se reduce, en favor de la intermediación privada, en los tramos de tamaño a partir de 50 trabajadores; pero incluso en el tramo de mayor tamaño (500 o más trabajadores), aún representa el 39% de los casos.

Por otro lado, en las ofertas publicadas predominan las dirigidas a profesionales de media y alta cualificación, de manera que la información está sesgada hacia este segmento del mercado de trabajo, aunque también hay representación de categorías de cualificación media y baja.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...