edición: 2741 , Martes, 18 junio 2019
01/01/2018

España no espabila

Tan malo es no contar con cargos en la administración de la Unión Europea como carecer de influencia indirecta alguna sobre cualquier organismo de regulación comunitario. España ha perdido influencia en los últimos siete años y está fuera de lo que se puede considerar como núcleo central de las decisiones de la UE. Se diría, por tanto, que estamos ante un miembro aislado, bloqueado, sin peso, que no cuenta en las decisiones globales.

España es un país, en este sentido, víctima de sus frustraciones y aspiraciones. Se suceden los episodios con una rapidez y naturalidad inusitada. A la pérdida de la sede de la EMA, debido a una cuestión puramente de coyuntura política, se ha sumado la imposibilidad física de aspirar a otra sede, la de la autoridad bancaria (EBA), en beneficio de la siempre oportunista Francia. Todavía se desconoce la causa por la que el Gobierno español presentó candidatura a la EMA y no a la EBA ¿quizá una confusión de consonantes, o empanada mental?

No es un asunto cualquiera que España se quede cada vez más aislada y fuera del juego europeo, situación que, seguramente ahora trata de remediar o corregir un Ejecutivo ardilla con el aspirante Luis de Guindos a un puesto influyente en el BCE, designación que según se asegura en Bruselas se da por hecha. Eso sí, el fracaso en este caso sería inexplicable, de órdago y merecería una profunda reflexión respecto al papel de España en Europa y la gestión de los políticos de los intereses nacionales. No puede ser de recibo que el motivo del rechazo a España sea que se debe a que nos tienen manía.

El asunto es grave por cuanto la pérdida de una sede, como la de la EMA y la autoexclusión de otra sede como la EBA son tan sólo dos piezas del éxodo de Reino Unido de instituciones y demás organismos europeos. Porque no sólo cambian de sede las agencias sino también un sinfin de pequeñas empresas y sociedades de servicios con gran influencia en sectores productivos. Pero es aún más grave a nada que se piense un poco más allá, cuando la UE se amplíe hacia el Este, es obvio que España contará con un competidor nuevo, con otro más. Así que, sería preciso espabilar, antes incluso de convertirse en un país trivial e intrascendente.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...