edición: 2346 , Viernes, 17 noviembre 2017
30/12/2015

Estamos donde estábamos

Rafael Vidal
La resaca de las pasadas elecciones, y sus consecuencias, amenazan con durar mucho más de lo razonable, a la vista de las posturas de los líderes de los partidos políticos y de la posición incierta de los de los partidos más importantes.
Insiste el presidente en funciones en ser el presidente del próximo Gobierno, sin saber siquiera cómo será ese Gobierno, al tiempo que los demás insisten en no consentirlo. La reiteración en los términos de esta última frase es intencionada, como un resumen de lo que tenemos entre manos, y cuyo final no parece ser otro que el de acudir de nuevo a las urnas. Los egos de los participantes en estas conversaciones previas a algún tipo de acuerdo, parecen dejar a un lado lo importante: los problemas que hay que resolver para cuadrar el déficit del Estado y cómo hacerlo, aunque en el fondo cada uno de ellos parece tener una fórmula secreta para ello, a poco que le dejen.

El presidente en funciones quiere a toda costa seguir por su vereda como si tal cosa y, además, exige el derecho a hacerlo porque ha tenido más votos que nadie, al tiempo que el resto esgrime el valor de los sumandos para hacer lo propio aunque, dadas las circunstancias, la suma se ha convertido en una operación aritmética demasiado complicada. Este pulso entre gente que no parece capaz de sumar debe ponernos en guardia sobre sus intenciones, sobre todo si tenemos que volver a votar las mismas propuestas que votamos el pasado día 20, porque no creo que ninguno de los candidatos a gobernarnos vaya a cambiar en absoluto su programa. La cuestión entonces es muy difícil para los ciudadanos, porque deberán volver a elegir entre lo mismo, aunque con un poquito más de información sobre las intenciones de los candidatos.

Por ejemplo, el líder de Ciudadanos, que ha sido el que ha salido peor parado en las últimas elecciones, es el que más llama a la concordia, dispuesto a acercarse a quien sea para "estar", al tiempo que el jefe de Podemos se frota las manos pensando que el tirón final que disfrutó podría seguir. De los dos partidos principales poco hay que decir, toda vez que sus líderes están cuestionados desde dentro por el notable castigo que han sufrido en las urnas. Estos dos últimos son, posiblemente, los que menos desean otras elecciones, si no tenemos en cuenta al conjunto de la ciudadanía, que podría salir por peteneras a poco que le sigan hinchando las narices.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...