edición: 2598 , Lunes, 19 noviembre 2018
25/10/2010

Este Madrid ya empieza a gustar

Antonio Cubero
El madridismo vive momentos de euforia después de una dura travesía de dos temporadas sin tocas pelo en casa y ocho en soñando con la Décima. Ahora todo pinta con mejor cara. El Real Madrid es líder de la Liga BBVA con veintidós goles a favor y cuatro en contra. Y ya está empezando a gustar con su fútbol total, vertical, vertiginoso y contundente. Ya gusta más incluso que el Barcelona de juego pausado con síntomas de cansancio, al toque como siempre solía, pases entre líneas que se pierden en la lentitud de reflejos del receptor y del que hoy se habla y se escribe de cómo se le ha atragantado el gol a su ‘pichichi’ David Villa, de la ‘messidependencia’ y de los conflictos en los despachos con los trapicheos de Joan Laporta y los cantos al sol del tímido Sandro Rosell.

El Madrid ha encontrado su fútbol. Una fórmula que no debe ser comparada con la del Barça, como se suele hacer en foros y tertulias periodísticas. El Bernabéu sabe paladear el juego de alta escuela, pero también valora por encima de todo la entrega sin desmayo de los jugadores; es decir, sudar la camiseta. Gestos madridistas que Mourinho ha hecho suyos con una amenazante advertencia a la plantilla de quien no cumpla, “le pongo la cruz y está muerto para mí”.

Aunque es cierto que aún no se ha enfrentado a rivales del ‘top ten’—Barça, Valencia, Villarreal, Atlético, Sevilla…-, y que se ha encontrado con un calendario más benevolente que espinoso, enfrentándose a rivales llamados a pelear en el pelotón de la Liga, hay que darle a este Madrid de Mourinho el mérito de haberse transformado en un equipo con hambre. Y esto se ve en un Madrid que juega con el ahínco de un equipo que quiere más y más con una ambición apabullante. Un equipo letal.

Y además Mourinho ha logrado con su espartana persistencia que Cristiano Ronaldo entierre su individualismo. Que baje del pedestal al fútbol terrenal para adaptarse al sistema. El Madrid ha recuperado al crack que encandiló al planeta fútbol con los colores del Manchester United. El cóctel perfecto elaborado con los ingredientes de jugador asombroso, brillante, compañero, sacrificado, veloz como el rayo y goleador.

Pero, por supuesto, Ronaldo tampoco desdeña la ocasión para regalar algunos toques de distinción con sus clásica bicicletas y desplantes desafiantes con el balón cosido en los pies que tanto agradan y deleitan a quienes pagan y mantienen el espectáculo pasando por taquilla.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...