edición: 3007 , Viernes, 10 julio 2020
06/04/2010

Europa, camino del descenso a segunda división

Pedro González
Doblado el cabo del primer trimestre de la presidencia española de la Unión Europea, los resultados cosechados no es que sean malos para España, es que el conjunto de la UE se está distanciando a pasos agigantados tanto de Estados Unidos como de Asia, es decir los dos nuevos polos que sostienen el eje del universo del futuro. Tan rápido es ese alejamiento que el director general del FMI ha advertido de su más dramática consecuencia global: “El riesgo para las economías europeas es que terminen jugando en segunda división y no en la primera, con Estados Unidos y Asia”, ha asegurado sin rodeos Dominique Strauss-Khan, para quién es más relevante la falta de crecimiento y de innovación que el endeudamiento excesivo, preocupación principal ahora mismo de todos los actores de la UE, especialmente a raíz de la crisis desencadenada por Grecia.

Los analistas del FMI señalan como un falso consuelo seguir insistiendo en que la crisis es global, y que todos los países sufren en su piel de la misma manera. Es el viejo recurso a la expresión de que “mal de muchos, consuelo de tontos”.

En efecto, el examen global del planeta arroja importantes diferencias. Por empezar por Estados Unidos, su presidente Barack Obama ha logrado insuflar nuevas dosis de optimismo a un país que empezaba a desconfiar de sus capacidades. La adopción de su plan sanitario, la firma con Rusia de un nuevo acuerdo de desarme nuclear y la decisión de levantar las barreras a la prospección y explotación de los yacimientos petrolíferos en las aguas oceánicas norteamericanas, incluidas las de Alaska, son las bases del nuevo salto. Por cierto, cabría recordar al paso que los argumentos de Obama para permitir esta nueva fiebre petrolífera (conseguir una mayor independencia energética) son los mismos que esgrimió su antecesor, George W. Bush, y que le valieron una condena ecologista mundial, hasta el punto de verse obligado a retirar el mismo proyecto aprobado ahora por Obama sin que nadie haya expresado crítica alguna.
 
Por otra parte, y en cuanto a las capacidades tecnológicas de Estados Unidos, el fenómeno del lanzamiento del IPad de Apple el pasado fin de semana ha demostrado que California, pese a su situación cercana a la bancarrota en cuanto a las finanzas públicas, se resiste a ceder su liderazgo tecnológico. En cualquier caso, Estados Unidos, que ha vuelto a los números negros en la creación de puesto de trabajo (162.000 nuevos empleos netos en marzo), camina con paso firme en la senda de un crecimiento del 3,1% para este año cuando la UE cifra sus previsiones más optimistas en un 1,1%. Otro indicador que parece demostrar la pérdida de peso de la UE a ojos de su aliado y competidor del otro lado del Atlántico es que el 57% de las exportaciones norteamericanas ya se dirigen hacia los países emergentes de fuerte crecimiento, mientras que sólo un 23% viene a la eurozona.
 
En cuanto a Asia, las dos locomotoras que tiran de todo el continente, China e India, siguen presentando cifras espectaculares: crecimientos en torno al 10% para la primera y cercano al 8% para la segunda. Decididos además a imponer un rigor que redunde en su mejor consideración internacional, los dirigentes de Nueva Delhi acaban de lanzar la mayor operación sociológica de la historia de la humanidad: 2,5 millones de encuestadores deberán radiografiar el país de aquí a final de año tanto para saber el número efectivo de habitantes de India –se calculan 1.200 millones- como todos los datos de su etnia, religión, formación, propiedades y todo tipo de circunstancia personal y grupal, conclusión de un exhaustivo cuestionario con un centenar de datos individualizados. El equivalente a mil millones de euros costará la realización de esta muestra, que pondrá en evidencia, por ejemplo, la existencia de más de seis mil lenguas habladas en el país y dos centenares al menos de religiones.
 
Otra iniciativa de envergadura  es la constitución de un fondo de 120.000 millones de dólares por parte de China, Corea, Japón y los países de la ASEAN. Su objetivo declarado es prevenir posibles crisis de liquidez, pero todo apunta a que se trata de un embrión de Fondo monetario asiático, al que recurrirían en vez de al FMI, considerado como una institución demasiado occidental.

Si los gobiernos asiáticos ofrecen así pruebas ostensibles de su dinamismo, las empresas no les van a la zaga. Algunas operaciones realizadas este pasado trimestre así lo demuestran: la irrupción del gigante indio de las telecomunicaciones Bharti en el mercado africano, la compra de Volvo por la compañía automovilística china Geely, o los contratos concluidos por empresas nucleares civiles surcoreanas con varios países del Golfo suponen otras tantas evicciones de los europeos de tales escenarios político-económicos.
 
“¡Europa, despiértate!”, era el imperativo título del editorial del diario francés Le Monde el pasado fin de semana. En él se constataba la miopía europea para discernir los cambios trascendentales que están ocurriendo a su alrededor, con el riesgo evidente de quedarse desplazada a un segundo plano de la escena internacional. En definitiva, la premonición de Strauss-Khan de que la UE descienda a la segunda división tiene cada vez más visos de cumplirse. Para evitarlo, parece necesaria una sacudida que saque a los europeos de su molicie y sean conscientes de la fragilidad de su bienestar. Este será imposible de mantenerse si Europa se queda atrás en los procesos de investigación e innovación. Y en esa liga de implacable competencia solo cabe ganar y ser líder o quedar relegado a una división inferior, agujero del que solo se podría volver a salir tras décadas o siglos de mucho esfuerzo y sacrificios.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...