edición: 3001 , Jueves, 2 julio 2020
05/06/2010

Europa en jaque

Juan José González
La semana bursátil se saldó para el Ibex 35 con una pérdida del 5,32% representado en esos 8.923 puntos, nivel mínimo del año que no se registraba desde el mes de mayo del año pasado. El viernes quiso definir cómo queda un escenario cuando el drama alcanza su punto más alto. El euro fijó un cambio no visto en cinco años, los ‘cds’ sobre la deuda española en 254 pb y el diferencial del bono español frente al alemán en 200 puntos. A todo esto, el euro por los suelos, el dólar por las nubes, el petróleo a la baja y el oro en su salsa, al alza. Los Gobiernos parecen estar al margen mientras los inversores, los grandes, hacen del mercado un coso. Panorama que desde cualquier punto de vista resulta dramático.

En España la economía estancada, sin reforma laboral decidida y el sector bancario en crisis de identidad. Los inversores, mientras, asisten a un espectáculo desconocido, no hay película que se le parezca, y atónitos esperan una señal, posiblemente de origen divino, que indique hacia dónde se dirige el tornado que cruza Europa. Paris se dejó un 2,86%, Francfort bajó un 2,06%, Londres un 1,63% y el paneuropeo Eurostoxx 50 retrocedió un 3,2%, luego hay que entender que el asunto reviste cierta gravedad.

Eramos pocos y… apareció Hungría, hermana pequeña de Alemania y prima de Grecia; era lo que faltaba, estaba en el guión aunque las miradas se dirigían hacia España y Portugal. En realidad, la carencia es la misma; escasa solvencia y nula diligencia política. Al menos, los mercados perciben estas carencias y obran en consecuencia.

La semana cerró como el rosario de la Aurora. Santander y BBVA se dejaron un 5,78% y un 6,84% respectivamente, Telefónica retrocedió un 2,56%, Repsol el 3,11 e Iberdrola un 4,62%. Todo un drama para los pesos del Ibex 35 que retrocedió más que los selectivos del resto de Europa, que también se dejaron lo suyo.

Europa esta en jaque porque sus cuentas andas hechas unos zorros, con el efecto inmediato de que se dispara la incertidumbre y crece la desconfianza, ahogan las dudas al inversor. Y así no hay quien invierta un euro. La economía europea aparece frenada en dique seco mientras EE UU amenaza con arrancar, y fuerte, en los próximos meses, por mucho que el empleo no termine de despegar, algo que quedó claro en la semana que ahora concluye.

Los operadores aseguran, se entiende que para insuflar ánimo y moral, para que el mercado no se venga abajo más aún, que hay sobreventa y que la liquidez sobra como financiar todos los déficit estatales que amenazan el sistema. Comentarios que no parecen ir a ninguna parte.

Si la primera parte de la película es buena, la segunda puede ser colosal. Hablamos de la próxima semana, con reuniones al más alto nivel, Eurogrupo el lunes y Ecofin el martes. No se puede pedir más, dadas las circunstancias. En un segundo plano aparece el encuentro de primavera del European Investment Bank y el jueves se espera decisión sobre política monetaria del BCE, nada nuevo pero el mensaje de Trichet suele dar mucho de sí para glosa y exégesis. En resumen, siete días que no decepcionarán en emoción.

Tampoco faltarán datos macro, aunque en las actuales condiciones del mercado todo se da por descontado. IPC de mayo en Alemania, España y Francia; balanzas comerciales de abril de Alemania, Francia y Reino Unido.

Y en el apartado empresarial Inditex presenta cuentas trimestrales y Banco Santander llama a Junta General a sus accionistas el viernes 11. ¿Quién da más?

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...