edición: 2361 , Lunes, 11 diciembre 2017
08/05/2017

Europa: liberalismo o nada

Rafael Vidal
El miedo a determinadas cosas ofrece sus frutos y todos lo sabemos bien. Tanto en la vida privada como en la laboral, o en la política, el miedo funciona como una especie de chantaje que nos empuja a elegir lo menos malo para nosotros y lo mejor para otros, y eso es lo que nos propone la Unión Europea en los últimos meses. Primero fue Holanda y ahora le toca el turno a Francia. O votan ustedes por la política que nos ha llevado hasta donde estamos, o prepárense para lo peor.
En términos más caseros, eso fue lo que sucedió en España en las últimas elecciones tras un año de paréntesis sin Gobierno, aunque aquí los ciudadanos lo tenían claro, preferían la incertidumbre a lo malo conocido, porque al final esa es la opción que se nos ofrece a los ciudadanos: seguir como estábamos -con todo lo que eso implica en cada uno de los países de la UE- o avanzar hacia lo desconocido de la mano de unos oportunistas.

Lo llamativo de esta situación es que los portavoces de "lo malo conocido", los partidos tradicionales, no tienen nada nuevo que ofrecernos, salvo el miedo al vacío que sienten ellos mismos. Nos han llevado hasta donde estamos y parecen tan perdidos como nosotros mismos, lo cual cuestiona su capacidad de liderazgo. Parece obvio que a estas alturas sentimos muy poca o ninguna empatía por esta gente y que hay muchísimos ciudadanos, demasiados, que lo han perdido prácticamente todo y que están, por tanto, en esa triste situación en la que ya nada tienen que perder, es decir, que no sienten ningún miedo al vacío porque, de hecho, viven en él.

La alternativa es el liberalismo económico que nos ha traído hasta aquí o el nuevo populismo, que  ha encontrado el terreno preparado y abonado por los viejos populismos, los que prometían millones de puestos de trabajo o un mundo mucho mejor por el simple hecho de que se les votara. Nada fue así, con lo que nada se pierde con intentarlo de nuevo con otro partido que, más que prometer crear empleo, lo que propone es echar a los extranjeros que lo tienen para crear vacantes, algo que suena más verosimil para los ciudadanos desesperados.

El proyecto de una Europa unida sigue siendo atractivo, pero en los últimos años ha caído en malas manos y va a resultar muy difícil recuperarlo. Al día de hoy, demasiada gente tiene demasiado miedo.

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...