edición: 2851 , Jueves, 21 noviembre 2019
15/06/2010
Desarrollo Sostenible

Europa se enfrenta al difícil problema de la eficiencia energética en tiempos de crisis

Un reciente informe demuestra que la opacidad y la falta de diálogo con los trabajadores siguen imperando en las eléctricas europeas
Beatriz Lorenzo

Constituye, junto con los aspectos éticos y sociales, el segundo de los caminos en que se bifurca el nuevo modelo económico que pretende ser más sostenible y responsable. La eficiencia energética surge de la necesidad de paliar los efectos medioambientales de las tradicionales fuentes de energía, reducir costes y promover la sostenibilidad económica, política y ambiental. Ciertamente, la gestión “inteligente” de la energía tiene relevancia a la hora de dar impulso a los intentos de salir de la crisis económica, además de ser un requisito indispensable para la sostenibilidad del entorno.  Hoy en día, de los aproximadamente 6.000 millones de habitantes del planeta, sólo 2.000 tienen un acceso regular y no interrumpido a alguna fuente de energía. Así pues, la capacidad de generación de energía debe incrementarse, atendiendo sobre todo a un reparto mucho más equitativo que el que existe en la actualidad.

Para ello debe abandonarse el enfoque puramente “técnico” de la eficiencia energética, comenzando a pensar en términos de justicia, ética y equidad.  Entre las acciones a llevar a cabo destaca el establecimiento de una política energética y un marco regulatorio adecuado al escenario normativo para establecer objetivos y líneas de acción de largo plazo y revisar que cualquier conjunto de medidas propuesto se ciñe a los objetivos a largo plazo.

Con la voluntad de analizar y buscar soluciones aplicables al panorama energético actual, EPSU (European Federation of Public Service Unions) ha dado a conocer la semana pasada un documento que analiza las compañías de electricidad europeas, las políticas de RSC europeas y la implicación en la materia de los comités laborales. A través de la evaluación de empresas como Iberdrola, EON, ENEL o EDF entre otras, se ha llegado a la conclusión de que solo un pequeño porcentaje de ellas reporta según los estándares internacionales y sigue habiendo un vacío entre las políticas oficiales y la implementación real de la eficiencia energética.

En el caso de Iberdrola, de entre los logros alcanzados en 2009 por la eléctrica en materia de eficiencia energética destaca la disminución del consumo de energía primaria respecto a los dos años anteriores, a pesar de que el total de energía producida ha aumentado ligeramente respecto a 2008. Esto es debido al aumento relativo de la producción de energía por fuentes renovables, como la eólica o la hidráulica, y al gradual incremento que tiene la generación a través de ciclos combinados, con mejor eficiencia, respecto a la generación térmica convencional con carbón. EON, por su parte, se ha adherido a iniciativas como el “Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible” (“World Business Council on Sustainable Development”, WBCSD) y la “Iniciativa Mundial para la Elaboración de Informes” (“Global Reporting Initiative”, GRI). Recientemente recibió además la calificación más alta, A+ por su informe de RSC basado en las directrices emitidas por la GRI.

FALTA DE TRANSPARENCIA

Sin embargo, según el informe, muchas eléctricas siguen pecando de opacidad y sigue necesitándose un marco europeo más vinculante para poner coto a los problemas medioambientales y de buena gobernanza. Desde SOMO, centro de investigación de compañías multinacionales, exponen que a pesar de que es positivo que muchas compañías tengan una política de RSC formal, la investigación muestra que los trabajadores como participantes clave no están implicados. Sin un papel y recursos clave para los trabajadores, las políticas de RSC corren el riesgo de estar vacías de contenido.

Ya en la Cumbre de Johannesburgo, celebrada en 2002,  se llegó a la conclusión de que la industria de la electricidad no puede conseguir el desarrollo sostenible trabajando de forma aislada, sino que ha participar en un diálogo abierto y colaborar con otros grupos de interés. En la actualidad  se hace necesario un liderazgo político fuerte para dar cabida a los impulsos de una eficiencia energética de sesgo ético. Hoy en día, surge el difícil desafío de dirigir una transición hacia una economía justa y en equilibrio, sostenible en el tiempo y respetuosa con las personas y el medio ambiente. De acuerdo con dicho enfoque, un colectivo de investigadores denominado Ecoequity ha propuesto un método de cálculo para repartir el esfuerzo de mitigación del cambio climático, teniendo en cuenta las emisiones per cápita, las emisiones acumuladas desde 1990, la renta per cápita y el nivel relativo de pobreza de cada país. De acuerdo con ese cálculo, los compromisos previstos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en el horizonte del 2020 supondrían un coste económico equivalente al 1,5% del PIB anual en el caso de EEUU, del 1,1% en el caso de la UE, del 0,7% en el caso de China…y tan solo del 0,08% del PIB para el conjunto de los países menos desarrollados.

ELECTRICIDAD Y DEMANDA

En España, existe una tendencia – a la par con el resto de Europa- de aumento de las emisiones de CO2 a la atmósfera. El pasado año por estas fechas las emisiones de dióxido de carbono en la península habían aumentado un 21% debido a una mayor demanda de la electricidad ante las altas temperaturas, según los datos del Observatorio de la Electricidad de la organización ecologista WWF. En parte, el aumento se debió a la exportación de casi mil millones de kilowatios a Portugal y Marruecos, y además el alto consumo de electricidad ha hecho que las emisiones de CO2 suban de forma tan considerable.

En  muchas ocasiones, el alto consumo energético viene también motivado por la aplicación poco estricta de los estándares de eficiencia energética para edificios, recogidos en el Código Técnico de Edificación. En este sentido, no son pocas las asociaciones ecologistas que exigen que se de un impulso a la comercialización de sistemas de enfriamiento que emplean energía solar.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...