edición: 2705 , Viernes, 26 abril 2019
15/01/2019

Europa tuvo un año récord en la venta de créditos improductivos por las tardías operaciones italianas

España fue segunda el año pasado con gran distancia de Italia que llegó tarde a la limpieza de cartera
Carlos Schwartz
El año pasado fue un nuevo récord en materia de venta de créditos improductivos (NPL por sus siglas en inglés) por parte de la banca en Europa. La cifra total fue de 205.200 millones de valor contable bruto. De acuerdo con el registro llevado por Debtwire NPL Database, que analizó 142 transacciones, la actividad se aceleró en el último trimestre de 2018, dejando como saldo al cierre de ese periodo un total de 125.000 millones de euros en transacciones, es decir más del doble que en el resto del año. El alto volumen registrado el año pasado está directamente relacionado con el gran retraso por parte de la banca italiana en deshacerse de los activos improductivos en sus carteras de crédito.
Hizo falta una fuerte dosis de presión por parte del Banco Central Europeo (BCE) y en cierta medida una tolerancia poco habitual hasta 2018, para que los bancos del país se decidieran a vender los créditos improductivos. En este proceso ha jugado un papel destacado la materialización por parte del Gobierno en 2016 de una garantía del estado sobre los títulos emitidos con los NPL como subyacente, mediante un programa denominado Garantía sobre la Titulización de Activos Deteriorados (GACS, por sus siglas en italiano).

El mecanismo tuvo un comienzo lento en 2016, se aceleró en 2017, y representó la clave de la eliminación de activos en 2018. El esquema ha permitido a muchos bancos evitar anotar como pérdidas la venta de los activos. Otros han debido asumir los quebrantos inevitables y buscar la pertinente capitalización para zanjar los déficit que se produjeran. Fue en este mercado en el que se cerraron la mitad de las operaciones registradas. En 2018, Debtwire contabilizó en este país 64 ventas de NPL por un valor total de 130.600 millones de euros. Casi la mitad de estas operaciones se realizaron por vía de titulizaciones en el marco del GACS, que estará en vigor hasta el 6 de marzo de 2019. 

La cifra total es casi el triple de las ventas de activos improductivos en 2017, que, de acuerdo con Deloitte, fueron de 47.300 millones de euros. Tras esta limpieza el volumen de créditos improductivos en los libros de los bancos italianos se redujo hasta los 222.000 millones de euros en junio de 2018 de acuerdo con información de PwC. Monte dei Paschi di Siena, que fue intervenido por el estado para su saneamiento en 2017 cerró la operación más grande de venta de NPL en Europa con casi 24.000 millones de euros cubiertos por el GACS. Una parte significativa de la operación se la adjudicó el ex fondo Atalante II hoy Fondo Italiano de Recuperación, una entidad mixta en la que participa la banca privada y el estado. A partir de ahora la atención en Italia se centrará en los créditos de dudoso cobro, operaciones que pueden requerir reestructuraciones y dinero fresco.

Pese a que las ventas se redujeron en España el año pasado, a medida que los grandes bancos limpiaban sus balances, nuestro país fue el segundo principal vendedor de NPL por detrás de Italia. Durante el año se completaron 27 operaciones por valor de EUR 43.200 millones, la mayoría con la intervención de dos grandes compradores, Cerberus Capital Management y Lone Star Funds. Blackstone Group estuvo ausente en 2018, tras adquirir el año anterior el paquete de propiedad inmobiliaria de Banco Popular, heredado por el Banco Santander tras la adquisición de la entidad. Esa operación incluyó la inmobiliaria Aliseda del Popular. 

El año pasado CaixaBank cerró en diciembre la venta del 80% de su negocio inmobiliario al fondo Lone Star, con un portafolio de valor contable bruto en torno a los 10.000 millones de euros y el 100% del capital de la inmobiliaria Servihabitat. Mientras, Banco Sabadell vendió varias carteras a Cerberus, que fue el año pasado el primer comprador de NPL.

En diciembre Sabadell vendió su inmobiliaria Solvia a Intrum por 300 millones de euros. Otros países del sur de Europa, que siguen teniendo el mayor ratio de NPL, han empezado a demostrar actividad sustancial en sus mercados, y se espera que la misma continúe a lo largo de 2019. En 2018, los bancos griegos cerraron ocho ventas por valor de 13.900 millones de euros, los portugueses cerraron 16 ventas por valor de 8.000 millones de euros, y los chipriotas cerraron dos ventas por valor de 2.900 millones de euros.

En Irlanda se realizaron ocho operaciones por valor de 14.300 millones de euros, y en el Reino Unido, el banco malo denominado UKAR, dominó el mercado con ventas por valor de 5.800 millones de libras sobre un total de 6.500 millones. Los bancos alemanes también se deshicieron de sus NPL, siendo la operación más importante la venta del portafolio de NPL de HSH Nordbank a Cerberus por valor de 6.300 millones de euros. 

El total nacional fue de EUR 7.700m. La jefa de la sección de NPL de Debtwire, Alessia Pirolo opinó que “El Mercado de NPL ha alcanzado un máximo que no se superará en 2019. En Italia, los resultados del GACS se frenarán, ya que la mayoría de los bancos ya se han acogido al programa y a partir de ahora deberán centrarse en sus carteras de préstamos de dudoso cobro (UTP, por sus siglas en inglés). Sin embargo, los reguladores europeos están presionando para que los bancos se deshagan de sus préstamos tóxicos, lo que hará que la actividad continúe en todo el continente”.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...