Divergencias ideológicas entre Gobierno y oposición, truncan
edición: 2537 , Miércoles, 22 agosto 2018
27/04/2015
Vuelta de tuerca a los evasores

Divergencias ideológicas entre Gobierno y oposición, truncan un plan de convenios bilaterales con los paraísos fiscales

Aprovecha el escándalo público de Rato para mostrar la necesidad de un acuerdo político, y no tanto para recaudar más, que nunca viene mal
Juan José González
Las autoridades británicas parecen ser las más resolutivas y prácticas con la regularización de capitales. Hace seis años, su Gobierno acordaba con Liechtenstein una amnistía en toda regla -inmunidad total- para quien aflorara y retornase el dinero oculto en el Principado. Más tarde, el mismo acuerdo se cerró con Suiza. La fórmula permitió al fisco de Reino Unido ingresar 5.000 millones euros. El Gobierno español lleva tiempo acariciando la idea de los ingleses. El único inconveniente para lograr el éxito pasa, obligatoriamente, por alcanzar un acuerdo con la oposición, de la misma forma que hicieron los conservadores y los laboristas británicos. Mientras tanto, seguirán primando los pactos individuales entre Hacienda y evasores frente a los castigos colectivos que se pretenden. El fisco seguirá recaudando, pero a golpe de escándalos.
La `Lista Falciani´ se confirma una vez más como el testigo que aporta las pruebas que finalmente pueden acabar con el océano de los paraísos fiscales por donde surcan evasores y defraudadores. Los Gobiernos de la Unión Europea, principalmente los más afectados por desequilibrios serios presupuestarios, han intentado poner en marcha algunas medidas de persecución de los evasores con dispar y más bien, paupérrimo resultado. Para eliminar o neutralizar un paraíso fiscal, se han tocado tipos, endurecido normas, se ha legislado tipificando nuevos delitos... se ha intentado casi todo. Pero no se ha avanzado casi nada en la política de acuerdos bilaterales con los paraísos fiscales. Quizás la única excepción haya sido la `renuncia´ de Luxemburgo a mantener el secreto bancario y las prácticas opacas sobre la identidad y movimientos de los titulares y del origen de capitales y patrimonios.

En 2012, las autoridades españolas comenzaron una ronda de acercamientos a autoridades bancarias y políticas de varios países que, como Suiza, eran un problema para el fisco español, dado el volumen de fondos que se sospechaba -y que ahora se confirma en parte- residía en cuentas del país helvético. El plan del ministerio de Hacienda pasaba por alcanzar acuerdos bilaterales de duración limitada -cuatro años- y cuya renovación serviría para avanzar en la lucha y persecución de los evasores.

El modelo para llevar a cabo el objetivo era similar al utilizado por los británicos en 2010 y 2012 con Liechtenstein y después con Suiza. Sin embargo, las malas relaciones con la oposición obligaron a aparcar un plan que no llegó a pasar del simple intento. La alternativa en la lucha contra el fraude, ante la acuciante necesidad de ingresos fiscales, obligaba al Ejecutivo español a apostar por la fórmula de las amnistías fiscales, asumiendo un elevado coste político.

Pero los movimientos de las autoridades españolas por poner orden en las aguas siempre revueltas de la evasión de capitales, con especial insistencia en 2012 y 2013, no se han detenido por la falta de acuerdo político con la oposición, sino que han explorado otras vías. Las últimas acciones del fisco español parecen que van dirigidas hacia el intento de que las autoridades suizas, o la de otros paraísos legales, comiencen a aplicar una tributación efectiva sobre los patrimonios que se mantengan por un determinado plazo de tiempo en el país o paraíso fiscal. Sin embargo, no parece que por el momento se haya pasado del intento.

La `Lista Falciani´ servirá también como argumento para cambiar la estrategia de lucha contra los evasores, una vez conocidos los nombres, apellidos y el volumen de patrimonio ocultados, en este caso, al Gobierno español. El cambio de estrategia en la nueva fase, caso de que el nuevo Ejecutivo que salga de las próximas urnas logre alcanzar un acuerdo con la oposición, no tanto de cambiar las normas, tipificar nuevos delitos y endurecer multas, sino de lograr un cambio de actitud en los Gobiernos que, como el helvético, controlan una buena parte del patrimonio oculto al fisco español. Y conseguir ese cambio de actitud de Suiza puede provocar el cambio en la actitud de muchos paraísos fiscales.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...