edición: 2615 , Jueves, 13 diciembre 2018
03/01/2011
Batalla por el poder en el Banco Central Europeo

Fernández Ordóñez, con opciones a una vicepresidencia del BCE

Para Trichet, el español –su amigo- candidato ideal para el banco europeo
Der Spiegel y los trapos sucios de Draghi y Financial Times o cómo frenar a Weber
Miguel Ángel Fernández Ordoñez, gobernador del Banco de España
Juan José González

La carrera por la sucesión en la presidencia del Banco Central Europeo ha comenzado con el año nuevo. El control por el poder de la institución enfrentará a dos contendientes: Alemania por un lado y el resto de miembros de la Unión Europea por otro. La batalla cubre en enero una primera etapa con la ‘proclamación’ de candidatos ‘contrincantes’ y aspirantes. Alemania y el resto en soterrada disputa por el trono de la gestión de la política monetaria, fiscal y desde este mes, presupuestaria. Es la hora de presentar y ‘quemar’ a los candidatos. Jean Claude Trichet, actual presidente hasta el 31 de octubre -si bien el traspaso de poderes comentará el primer día de ese mes- contará con el poder de ‘recomendación’ que ya utilizara su antecesor, el luxemburgués Win Duisenberg, a favor de Trichet, un voto que le puede venir muy bien a España.

Ese voto, de gran valor, no parece que vaya a tener el mismo peso que en 2003, año del anterior relevo presidencial, aunque es más que posible que sí sea muy útil para situar a un candidato en la vicepresidencia, y en este caso el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, muy próximo a las tesis defendidas por el francés a lo largo de los tres últimos años, habría servido para sentar las bases de una sólida amistad entre los dos gobernadores. Lo cierto es que no sería extraño ver a un trío formado por el alemán Weber en la presidencia, flanqueado por dos vicepresidentes, el italiano Draghi y el español Fernández Ordóñez. A favor de éste contaría la experiencia y conocimiento en un sector financiero que se ha demostrado más sólido que el resto de miembros de la UE.

Y la batalla por hacerse con el poder, iniciada en las últimas reuniones de Jefes de Gobierno de la UE en el último trimestre del año, parece haber llegado ya a los rotativos. Financial Times, le dedica al ‘candidato’ Mario Draghi, gobernador del Banco de Italia, varias páginas en una de sus últimas ediciones, algo que se puede considerar como excepcional, pues no acostumbra a realizar tan amplios despliegues de espacio. En realidad, Financial Times, más que lanzar a su candidato lo que pretende es atacar y enfrentar al italiano con el alemán Axel Weber, cuyo liderazgo de cara a ocupar la presidencia del BCE parece fuera de casi todas las dudas. Otro asunto es que el resto de los miembros de la Unión intenten poner freno, graduar o limitar las posibilidades del candidato alemán.

Por su parte, Der Spiegel apuesta abiertamente por su candidato, que no es otro que Weber, y no pierde el tiempo en ‘quemar’ o lanzar candidatos que no tengan posibilidades reales. Sí deja constancia el rotativo alemán de los antecedentes profesionales del italiano, algo que sin duda, a pesar de ser conocidos por casi todos, no le va a ayudar a sumar votos.

El currículo de Draghi tiene, al menos, dos borrones que pueden pesar demasiado en una elección donde la independencia y la libertad de acción brillarán por su ausencia, puesto que al final los candidatos serán objeto de una negociación política entre alemanes, franceses y la presidencia de la UE. Los borrones de Draghi datan de su etapa como director de operaciones europeas de Goldman Sachs y su relación con las operaciones financieras pactadas con Atenas para ocultar a Bruselas el déficit público, seria acusación de la que sólo se pudo probar que Draghi estaba al corriente de esas operaciones.

Otro asunto, este local, tiene relación con su etapa en la dirección general del Tesoro italiano en 1993 y la ocultación –casualidad- de la deuda pública municipal mediante instrumentos derivados. Pues bien, Der Spiegel no perdió la ocasión de recordar que era Goldman Sachs quien fijaba el tipo de cambio al que se emitían esos derivados, tipo de cambio que favorecía al Gobierno griego, contratos derivados que ayudaban a que estas emisiones no pudieran ser controladas por Bruselas.

A pesar de todo, Financial Times, metido de lleno en una batalla que le reportará un incremento de ventas, sigue apostando por el italiano como única fuerza capaz de oponer una fuerte resistencia al candidato ‘oficial’ alemán Weber. Pero Draghi, haciendo gala de astucia y ‘política amable’ para, sin desmarcarse de las últimas decisiones de Trichet, evitar al tiempo ir en contra de las opiniones de Weber respecto a las reticencias en la compra de deuda pública por parte del BCE.

Así las cosas, con el poder tradicional de Alemania en las instituciones europeas y con el voto francés, es probable que Weber cuente con el camino despejado para imponerse al frente del Banco Central Europeo. De la misma forma que Francia, España e Italia les interesaría pactar con Alemania la presidencia de Weber a cambio de de situar a Draghi y Fernández Ordóñez en las dos vicepresidencias del BCE. Tres países que serán en 2011 el eje central de los problemas de la Unión Europea.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...