edición: 2594 , Martes, 13 noviembre 2018
24/10/2008

Fernández Pujals, de rey de la pizza a monarca de la confianza

A.Z.- El presidente de Jazztel prometió hacer el agosto con los primeros sones de la crisis de consumo y ahora jura que hará la Navidad en pleno terremoto financiero. Será por confianza. Las familias miran cada vez más las facturas, así que -según José Miguel García- incrementarán sus clientes de banda ancha. Aunque hasta ahora hayan sido capaces del malabar de sumar usuarios -30.841 en el tercer trimestre- sin salir de rojos. Los árboles del optimismo les impiden ver el bosque de las deudas. Los negocios tradicionales -ADSL y móvil- hacen aguas, por la puerta de la portabilidad y el descenso del consumo. Y la operadora, más obligada que sus rivales a reducir costes, sólo fue capaz de rebajar sus pérdidas un 4% en el primer semestre hasta 24,7 millones de euros, pese a incrementar en un 28% sus clientes de ADSL.

A la vista de la desconfianza del mercado y los analistas, la fe se ha convertido en su mayor activo. Aunque el don del optimismo no lo comparta ni su fundador -que duda sobre su supervivencia- ni el parqué, que le descuenta un 50% en 2008.

La rentabilidad, ni está ni se la espera en Jazztel antes de 2010, de regalo de un décimo aniversario en el que la operadora tendrá que refinanciar la mayor parte de su deuda, unos 270 millones de euros. Pero Fernández Pujals prefiere mirar al vaso medio lleno de su pesca de clientes que al medio vacío de sus resultados y la rebaja de sus inversiones un 25%. Mantiene una ampliación de capital cercana a los 120 millones de euros y, a pesar del aumento de sus ingresos en un 17% en el último trimestre, no ha hecho el verano en las playas del Internet móvil y el móvil virtual, como pretendía el cubano. Con su red en ristre, Jazztel no ha podido subirse a la guerra del cable de Orange y Vodafone. Tampoco al tren que Ono y Telefónica con la red Futura están a punto de desplegar.

Se lanza a las piruetas del Club de los Ícaros de las operadoras virtuales y las low cost. Las dudas sobre su plan estratégico y sus objetivos parecen pesar más que la renovación del contrato Paceo con Societé Générale y no mueven la euforia de una cotización que difícilmente va a dar grandes alegrías, en un contexto en que la competencia del sector es muy dura, los márgenes muy justos y el recorte de gastos muy castrante. De poco le ha servido que Goldman haya suavizado su pesimismo.

A nadie le amarga un pretendiente y a la ‘verdad verdadera’ de Fernández Pujals le hacen falta. Lo suficientemente barata -a 0,16 céntimos-  y débil, al descubierto en la tornenta europea, tiene condiciones para ser un bocado a mano. Pero para un baile de pretendientes hacen falta dos y no acaba de llegar nadie que quiera ‘bailar con la más fea’. Austrian Telecom sale a la caza, Belgacom se pone a tiro y KPN no sabe si compra o vende. Vodafone, urgida de un arma de aligerar su dependencia del móvil, no está para ir de rebajas, menos después de su ‘gripe española’. A France Telecom, entretenida ahora en seguirle la pista Digital+, le quitaron el hambre los mordiscos de Telia Sonera; British Telecom no tiene dientes ni ganas para ese bocado y Deutsche Telekom, que tampoco está para fiestas -y menos españolas, tras la venta de Abura- no se asoma. Bastante tiene con coronar y digerir con el Estado la compra de la griega OTE y segurirle la pista a la serbia Mobi 63.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...