edición: 2851 , Jueves, 21 noviembre 2019
26/02/2009

Fernández Pujals se consuela con el ‘oxígeno’ de Jazztel

Ana Zarzuela

Prometió hacer el agosto con los primeros sones de la crisis de consumo y ahora jura que se hará fuerte en pleno terremoto financiero, tanto como para cerrar 2009 con un Ebidta de más de 40 millones y un millón de usuarios. Será por confianza. Aunque hasta ahora Jazztel haya sucumbido al ‘malabar’ de sumar usuarios -40.128 en el cuarto trimestre- sin salir de rojos. Pujals sólo tiene ojos para las primeras ganancias operativas de su historia, pero ni los analistas ni el mercado olvidan los 78,6 millones de euros que perdió en 2008 y los árboles del optimismo del cubano no les impiden ver el bosque de las deudas ni la reducción de sus inversiones (37 millones, frente a los 55 previstos). A la rentabilidad, ni está ni se la espera antes de 2010, de regalo de un décimo aniversario, en el que Jazztel tendrá que refinanciar 250 millones de euros. Entretanto, se enchufa al respiro del 2009, sólo tendrá que atender 7 millones en vencimientos. Será el ahora o nunca para los planes estratégicos de Jazztel.

Los negocios tradicionales le hacen aguas por la puerta de la portabilidad y el descenso del consumo. Por eso, con sus nuevos fichajes como catalizadores, Pujals se enchufa al oxígeno de Jazztel, pero al bursátil y al financiero y trata de convertir la jazztel-fobia en jazztelmanía: por ahora, después de perder un 50% de su valor en 2008, acumula un alza anual del 6,25%.

La banda ancha sigue creciendo en España -con un ritmo del 15% interanual-, pero consolida los galones de la operadora que preside César Alierta, con un 57,2% del total de líneas y la fibra y la llave de la convergencia a mano. Los grupos de ADSL como Orange, Vodafone o Jazztel, lograron 273.022 usuarios, el 26,4% del crecimiento, y su cuota final de mercado se elevó desde el 23,08% hasta el 23,46%. Pero el cielo del ADSL a alta velocidad se les echa aún encima a la mayoría de las operadoras españolas en uno de los países de Europa donde es más barato navegar por la red, pero en los que el ancho de banda es aún inferior al necesario para aprovechar las posibilidades de las aplicaciones web.
Jazztel se lanza a las piruetas del ‘Club de los Ícaros’ de las operadoras virtuales y las low cost. Ni sus esfuerzos por curar su orfandad de la fibra y hacerse un sitio en el adsl –aunque sea a través de la velocidad de subida-, ni los bucles de las piruetas de sus ofertas resuelven la ecuación de la rentabilidad: la operadora, más obligada que sus rivales a reducir costes, sólo fue capaz de rebajar sus pérdidas un 23%, a pesar de incrementar sus clientes en un 46%.

Susto o muerte, ha terminado arrinconada entre la obligación de invertir más -aunque los analistas le recuerdan los riesgos y las líneas rojas- o rendir las espadas de su internet a velocidades medias y altas a la fibra de Telefónica. Ya ha reconocido que revenderla no es tan rentable. Ha tenido que corregir el rumbo en sus promesas en los 20 megas. Y su efectividad le saca los colores. Ahora que jura que tiene una buena red, dispone de una de las redes más eficientes y avanzadas en España. Con una planta de modernos DSLAM, puede continuar innovando en tecnología sin tener que incurrir de nuevo en grandes inversiones, pero Telefónica se sube al tren de los 100 megas con la FTTH.

Fernández Pujals enchufa el oxígeno de Jazztel al adsl a la carta, ahora que la banda ancha -su ariete- se congela en la guerra de la fibra y que, al albur de los vientos del descenso del consumo en voz, había terminado arrinconada entre la obligación de invertir -en abril estaba dispuesta pero los analistas le recordaron los riesgos de su perfil financiero- o rendir las espadas de su internet a velocidades medias y altas a la fibra de Telefónica. Jazztel destapa la carrera de la velocidad de subida del adsl. Se cuela por las grietas de las redes sociales, los portales de vídeo y las webs 2.0 requieren mayor ancho de banda de subida. Ha comenzado, con la activación del Anexo M, un estándar que permite aumentar la velocidad de subida hasta 2,5 megas, aún a a riesgo de abrirle las puertas a la guerra de lanzas del P2P, de mermar ligeramente la velocidad de subida y de dejar la eficiencia real en la mitad de lo prometido.

A nadie le amarga un pretendiente y a la ‘verdad verdadera’ de Fernández Pujals le hacen falta. Lo suficientemente barata -a 0,17 céntimos-  y débil, al descubierto en la tornenta europea, tiene condiciones para ser un bocado a mano. Pero para un baile de pretendientes hacen falta dos y no acaba de llegar nadie que quiera ‘bailar con la más fea’. Austrian Telecom sale a la caza, Belgacom se pone a tiro y KPN no sabe si compra o vende. Vodafone, urgida de un arma de aligerar su dependencia del móvil, no está para ir de rebajas, menos después de su ‘gripe española’. A France Telecom le quitaron el hambre los mordiscos de Telia Sonera; British Telecom no tiene dientes ni ganas para ese bocado y Deutsche Telekom, que tampoco está para fiestas -y menos españolas, tras la venta de Abura- no se asoma. Bastante tiene con coronar y digerir con el Estado la compra de la griega OTE y segurirle la pista a la serbia Mobi 63.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...