edición: 2470 , Lunes, 21 mayo 2018
09/03/2015
banca 
El tren digital de FG

BBVA aprovecha el vacío de regulación de la banca tecnológica

Sigue sin retornos de las fuertes inversiones en tecnología, que llegarán a finales de 2016
Juan José González
El BBVA continúa siendo víctima de su propio calvario: la indefinición de la estrategia. Es un mal con el que la organización ya se ha acostumbrado a vivir en los últimos años desde que allá, por el año 2006, a su presidente y estratega Francisco González descubriera que la Red, Internet, podría ser el paradigma que, según sus palabras, "transformara la entidad para convertirse en el líder del sector, y líder de la sociedad". Quedan tan lejos las palabras como los propósitos de González que, ocho años después de aquel discurso sigue en el mismo punto de partida, es decir, no es líder de nada, sigue con problemas para sacar las cuentas anuales y no tiene otro recurso que acudir a la reducción de plantilla -1.756 trabajadores menos en 2014- para avanzar en la ratio de eficiencia. La preocupación por el presente y el futuro del banco no le impide mostrar su preocupación sobre el futuro político del país. González apuesta por alinearse, de nuevo, con el Partido Popular.
FG está obsesionado por los millones de transacciones que se llevan a cabo en el banco. En las reuniones con los suyos, en los consejos y otros comités del banco, presume que en poco tiempo superarán los 1.000 millones de transacciones diarias, lo que le ratifica en una posición de previsor y predictor sobre un hecho del que ya habría advertido hace varios años, que no es otro sino la multiplicación exponencial del uso de la Red para todo tipo de transacciones bancarias. Es cierto que el banco es más activo en transacciones digitales en tiempo real, pero también es cierto que la `aventura´ telemática del presidente está disparando las inversiones del grupo en tecnologías hasta el infinito, hasta un punto en que parece haberse convertido en top secret en el banco.

Y así, en el convencimiento del presidente González de su mayor ventaja respecto a los competidores españoles, de unos cinco o seis años, asegura FG, el banco sigue un camino hacia no se sabe dónde o hacia ninguna parte. Porque como reconoce un director de la entidad, "las inversiones de los últimos años en tecnología han conseguido modernizar los equipos, los sistemas y la agilidad operativa, pero todavía estamos esperando a ver los resultados en costes". Efectivamente, el ahorro de costes por las inversiones tecnológicas permanecen en la misma carpeta del top secret del plan de inversiones que parece conocer tan sólo dos o tres miembros de la alta dirección.

Si en el banco son incapaces de medir el ahorro de costes, o la rentabilidad de la inversión en tecnología, los clientes se encuentran aún más lejos de beneficiarse de unos servicios que también deberían ser menores. "Para esto habrá que esperar un poco más", opinan en el banco. Tan sólo se cita una cifra de inversión en el banco de FG relacionada con la apuesta tecnológica: 3.300 millones de euros en los últimos cuatro años invertidos en la plataforma digital, aunque como ya se apuntó siguen sin dar señales de vida sus posibles beneficios. En todo caso, FG está convencido de que a finales de 2016 podrá presentar algunos avances, diferencias importantes con respecto a sus competidores locales. En este punto, FG parece haber reaccionado al empuje que la nueva presidenta del Banco Santander está imprimiendo a su grupo bancario, igualmente retrasado en tecnología.

La única estrategia que parece estar mostrando el presidente del BBVA en el apartado tecnológico tiene que ver con la digitalización. Se sabe desde hace años su particular enamoramiento por lo que se denomina "impacto transversal de la industria financiera", un apartado de la revolución tecnológica en el que FG no esconde su discurso visionario. Deslumbrado por los las start-ups tecnológicas, por Facebook, Twitter, Nescape y demás, FG lleva tiempo empecinado en la adquisición de medios tecnológicos, como la reciente inversión del banco digital `Simple´, además de otras empresas intermedias en los procesos automáticos, convencido de que la digitalización y los transacciones online y en tiempo real se comerán el mundo en pocos años.

FG identifica a la competencia del banco en los próximos años: serán Google, PayPal y Lending. ¿Por qué estas plataformas, estos nuevos actores son considerados por FG como protagonistas en la intermediación bancaria del futuro? Porque, como aseguran en el sector, no están regulados como intermediarios financieros y porque todavía pasarán varios años hasta que las autoridades supranacionales consigan ponerse de acuerdo en una regulación de la banca tecnológica. Entretanto, algunas entidades bancarias, como BBVA, no malgastan el tiempo a aprovechan la ausencia de regulación de la nueva banca. Esta debe ser la estrategia oculta de FG.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...