edición: 2578 , Viernes, 19 octubre 2018
20/07/2015
banca 

Ana Patricia sigue ajustando cuentas

Aseguró que los cambios, la remodelación, o el derribo de la vieja guardia y de los que no le gustaban había concluido. Pero no: la limpia y, en este caso, el ajuste de cuentas pendientes con el banco del tío Jaime, sigue su curso legal, se diría que letal. Ana Patricia Botín se toma la justicia por su mano y le levanta a una directiva (considerada mediocre) a su tío en Bankinter para que le lleve la desprestigiada banca privada del banco, del Banco Santander. Y así, lo que parece una anécdota, no lo es.

Vaya si le tenía ganas Ana Patricia al tío filósofo (que sigue controlando Bankinter) y a la CEO Dancausa que, según una opinión del grupo financiero de Boadilla "mejor la hubiesen dejado con sus pólizas directas, porque lo que se dice banca... nada". A lo que iba; resulta que Bankinter le viene levantando directivos a Boadilla desde hace tiempo, sin escrúpulo ni cortes ni conversaciones previas, nada, entre dos bancos quizá amigos, quizá familiares, en el entendido de que estas cosas (directivos) se suelen hablar, consensuar, negociar...

Pues nada, Bankinter te los levanta: oferta atractiva, perspectiva de promoción, de futuro, variables y esas cosas y anuncio del nuevo fichaje. Pero claro, el anterior presidente del Santander, mantenía un entendimiento directo con su hermano y este, a su vez, ya sabía cómo se las gastaba aquel; no había discusión. Pero la hija, la heredera, es otra cosa. Porque en Reino Unido te levantan a un CEO en medio del té de las cinco y se quedan tan anchos.

Cabe pensar que cuando uno o dos directivos se van de Santander, nada menos que el más grande y el mejor (dicen) no pasa nada, puede y suele pasar. Pero ¿y cuándo se van 12? sí doce directivos en un espacio de 17 meses, algo debe haber, algo más que las perspectivas, bonus y carrera y todo eso. Algo pasa. Para esto (las fugas del Santander) hay dos interpretaciones, a saber: que en Boadilla la atmósfera, de un tiempo a esta parte (y no apuntamos a nadie) se hace más irrespirable, las perspectivas de carrera desaparecen en el horizonte y los objetivos se vuelven inalcanzables. Y todo envuelto en un trato personal, en fin...

La otra interpretación es que Bankinter pasará a mejores manos, se cortará definitivamente la dependencia del grupo Santander porque vendrán nuevos (y mejores) dueños. Nada de reconversión ni reestructuración: cambio de manos. Pues eso, dos interpretaciones, y ambas muy razonables.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...