edición: 3024 , Miércoles, 5 agosto 2020
23/02/2012

Florentino Pérez vive obsesionado con la Décima

Antonio Cubero
Florentino Pérez no cabe en si de gozo. Está eufórico como nunca. Hecho un torbellino recorriendo las instituciones madrileñas con el presente de la Copa del Rey de baloncesto conquistada ante el Barcelona en la buchaca blanca que su esposa Pitita para las grandes ocasiones y para el Madrid – y por supuesto que también para él—lo es el visitar a la presidenta Esperanza Aguirre y a la alcaldesa Ana Botella con la promesa de volver allá por el mes de mayo con el título de la Liga de fútbol y la décima Copa de Europa que es la que de verdad se ha convertido en obsesión para él y para el madridismo.

Florentino vive un momento dulce, quizá el mejor de su segunda etapa como presidente del Real Madrid. El equipo de fútbol, buque insignia y santo y seña de la entidad, va imparable camino de romper la hegemonía del Fútbol Club Barcelona en la Liga después de tres años y alzar la Décima tras diez años sin tocar la ‘orejona’, como así bautizó Alfredo di Stéfano al trofeo al ganador de la Copa de Europa. Para cumplir esta doble misión desembarcó de nuevo Florentino en la Casa Blanca “para hacer en un año lo de tres”. Los diez puntos de diferencia sobre el rival azulgrana son un argumento más que suficiente para que Cibeles, Aguirre y Botella vayan preparando sus mejores galas para recibir de nuevo a Florentino y los suyos.

El presidente madridista no lo oculta. Siempre que se le presentan ocasiones como las de ayer en s sedes de la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid. Vive obsesionado con la Champions League desde el mismo día que  decidió regresar al trono blanco para resarcirse de su salida por la puerta de atrás en su primera etapa. Y el objetivo que se había marcado era conquistar la décima Copa de Europa, una aspiración que no logró en su primer mandato y que ahora ve cómo el panorama pinta bien para llegar a la final de Múnich. Pero, más que nada, todavía no ha podido olvidar que el Barça consiguió bajo su mandato el cuarto entorchado continental después de eliminar en semifinales al equipo blanco.

Para Florentino Pérez no hay “desafío imposible” para el Madrid. No le pone puertas a unas ambiciosas aspiraciones  que en su boca suenan a necesidad con carácter de urgencia. No en vano se ha gastado 391 millones desde que regresó a la presidencia hace algo más de dos años para ganar una Copa del Rey. Un derroche inútil, 130 millones por campaña, comparado con su antecesor Ramón Calderón, que se gastó 106 millones menos y ganó dos Ligas y una Supercopa en los dos años y medio que estuvo en la poltrona. El Real Madrid se ha gastado en fichajes la friolera de 676 millones de euros en las últimas cinco temporadas: 391 millones de Florentino frente a los 285 de Calderón: una media de 135 millones por campaña. Ambos presidentes ficharon a 19 futbolistas en estas dos etapas.

José Mourinho ha recogido el guante lanzado por Florentino. En sus últimos discursos no se cansa de repetir que "Lo mejor está por llegar.”

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...