edición: 3058 , Jueves, 1 octubre 2020
23/04/2010
Bonos de empresas portuguesas y españolas –OHL y Abengoa- obtienen el rango de ‘basura’

Fondos de deuda con ganancias anuales del 72%, un buen cebo para inversores incautos

El Banco de España con las manos atadas frente al mercado de los bonos de alto riesgo
Juan José González

Los operadores de productos derivados se frotan las manos: el mercado esta como nunca, para ser más precisos, desde 1996. El escenario para la deuda de alto riesgo no podría estar mejor pintado que en la actualidad, donde la menor aversión al riesgo con los tipos de interés en mínimos hace que la deuda de alto riesgo esté en racha. El rebote de los últimos meses, vivido con especial entusiasmo en el mercado de renta variable, alcanzó también al de bonos de alto riesgo, los ‘bonos basura’ –títulos de renta fija con rating inferior a BBB de S&P ó Baa3 de Fitch- al alza en los últimos quince meses. La fotografía parece perfecta, todos ganan y a simple vista nadie pierde, lo que no quita preocupación al Banco de España, que anda en los últimos tiempos más preocupado por las consecuencias negativas de un descalabro en este mercado, que podría salpicar a nuevos inversores que prueban todo tipo de riesgos y que en este caso corren mayor riesgo de salir escaldados. Sin embargo, el supervisor poco o nada puede hacer frente a este mercado de la deuda de alto riesgo.

Algunas parcelas del amplio solar del sistema financiero, pueden estar sembradas con minas dirigidas a ‘pillar’ a incautos. Le preocupa al supervisor la ligereza con que se están colocando productos como fondos de inversión invertidos en deuda de alto riesgo. Se trata de captar patrimonios nuevos atraídos por las altas rentabilidades que ofrecen. Nada nuevo. El banco sigue de cerca la evolución y el funcionamiento –los movimientos- de las primeras gestoras especializadas en este tipo de fondos de deuda de alto riesgo. Así BNP, UBS, Aberdin, Fidelity o Pioneer, se encuentran en el punto de mira de los técnicos de nuestro banco central. Que en doce meses no bajen de 72% de rentabilidad –uno de ellos alcanzó recientemente 160% de ganancia en doce meses-, y que en 2010 ganen por encima del 8%, es indicativo del enorme atractivo de estos productos financieros.

Ahora le toca el turno a Grecia, Portugal, Bélgica y, por supuesto, a España. El índice de referencia de los bonos de alto riesgo, Bank of America Merrill Lynch, indica que los niveles de rentabilidad de los bonos sube y subirá como la espuma, a tenor de la situación del riesgo corporativos de las empresas de esos países. La calificación –rango- de bono basura esta compartida por un sinfín de conocidas compañías, General Motors, por ejemplo, y en España OHL y a punto de conseguirla Abengoa.

Desde ayer, con la nueva rebaja de la deuda griega realizada por Moodys desde A2 a A3, y con ‘amenaza’ de nuevo recorte, la situación se presenta como inmejorable para los inversores especuladores dispuestos a asumir el mayor riesgo posible, si bien, no es recomendable para aquellos que no tengan un perfil demasiado agresivo. Pero la deuda griega sigue con una rentabilidad que invita a volverse más arriesgado. La rebaja de ayer de la deuda griega significa una rentabilidad para cualquier plazo de 8,47%, un desafío al impago que agrava el diferencial con el bono alemán, situado ayer tarde en los 541 puntos, récord absoluto que indica la situación de pre-quiebra. Para los inversores de alto riesgo, el escenario no puede pintar mejor, aunque en este caso el mayor riesgo de quiebra –default- se encuentre en los vencimientos de uno a dos años.

En este ambiente, la deuda española, al igual que la italiana, irlandesa y portuguesa subió en la jornada de ayer hasta el 3,92%, y el diferencial con el bono alemán pasaba desde los 72 puntos básicos de los últimos días hasta los 86, ofreciendo una fotografía mejor que la deuda de Portugal y los bonos de Irlanda e Italia.

Que el agravamiento de la deuda soberana haya alcanzado tal altura, no impide que los bonos basura sigan en la cresta de la ola, sino que las diferencias de rentabilidad respecto a la deuda pública se reduzcan, y por supuesto, que se mantengan las buenas oportunidades de inversión, por mucho que les preocupe a los supervisores.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...