edición: 2327 , Viernes, 20 octubre 2017
05/01/2016

Fondos especulativos acaparan deuda de Abengoa con vistas a recuperarla por su nominal

Tras esquivar un quebranto al final del ejercicio los bancos quieren mutualizar la crisis
Carlos Schwartz
Los fondos de alto riesgo han tomado fuertes posiciones en la deuda corporativa de Abengoa con el objetivo de mantenerse al margen de los acuerdos plasmados en las asambleas de bonistas y rechazar los acuerdos para reestructurar esa deuda que implicaría quitas significativas. La estrategia de los denominados 'hold outs' consiste en exigir el pago de la deuda por su nominal rechazando los convenios con la mayoría y bloquear en la medida de sus posibilidades los acuerdos judiciales que vayan en ese sentido. En España la legislación puede resultar adversa para estos “inversores” en tanto que la adquisición de créditos contra una empresa o una persona una vez que se ha presentado a concurso de acreedores puede resultar objetada. Fuentes jurídicas entretanto señalan que la “concesión de créditos a la concursada es algo delicado en la medida que la aplicación de los recursos obtenidos sólo deberían ser utilizados en mantener a la sociedad en marcha, pero hay una diferencia entre pagar la luz y los alquileres y abonar sueldos”. Dichas fuentes señalan que el riesgo “no viene de dentro, donde es imposible una acción por este tipo de gastos, pero lo que proviene del exterior o se ejercita fuera de España en contra de los administradores de Abengoa y sus acreedores preferentes como la banca, es otra cosa”.
Dentro de esa lectura, la concesión de financiación por importe de 113 millones de euros por parte de los bancos a la sociedad firmada el 24 de diciembre “puede resultar objetada por otros acreedores en la medida que supone por sus garantías de cobro, las acciones de Abengoa Yeld, una reducción de los activos de la concursada a la que tenían derecho el conjunto de los acreedores”. Fuentes de medios financieros en Londres señalan al respecto que “a los fondos especulativos no les interesa que Abengoa se libre del concurso y de su liquidación”.

Fuentes de medios financieros en España mientras tanto señalan que la liquidez concedida por los bancos ha tenido un efecto benéfico marginal para los acreedores “el de evitar que los bancos tengan que cargar con las provisiones del 100% de los créditos concedidos a una sociedad en concurso de acreedores dentro del ejercicio 2015 al borde de su cierre”. Lo cual sugiere que en parte las entidades que han financiado a Abengoa no lo han hecho solo para ayudar a la sociedad, sino para evitar ellos también lo efectos de un adelantamiento del concurso. La empresa está en fase de preconcurso, lo que no obliga a dotar las posiciones acreedoras contra ella, aunque los reguladores si recomiendan provisionar una parte de hasta el 25% del total. Pero ya se sabe, una recomendación es solo eso.

Uno de los elementos que complica la posibilidad de un rescate es el resultado de las elecciones del 20 de diciembre en la medida que lo que existe es un Gobierno en funciones. “El Instituto de Crédito Oficial
(ICO) puede legalmente participar en la financiación de Abengoa, pero que asuma esa participación en la financiación en la presente situación política puede suponer ataques políticos al Partido Popular en el futuro, y eso hará que el flujo del crédito por parte del estado sea escaso o nulo”, afirma una fuente jurídica consultada por ICNreport. El ICO ha participado en la línea de liquidez con solo 8,7 millones del total.
Entretanto, la banca ha logrado garantías suplementarias para que la empresa disponga de 7 millones de euros que permanecían sin disponer de un crédito concedido en septiembre. Con lo cual ha mejorado su posición acreedora. Sin embargo lo que ahora está en cuestión es que la empresa va a necesitar financiación por cerca de 500 millones de euros para cubrir sus necesidades hasta el fin del plazo del preconcurso en marzo. Los acreedores esperan el plan de viabilidad de la empresa, que esta debe presentar el 18 de enero, para tomar decisiones. La cuestión es que la venta de activos por parte de Abengoa que puede aliviar la carga de la deuda se ve seriamente afectada por las condiciones de la economía internacional y la crisis de las naciones emergentes. Las ofertas son a precios de derribo, de acuerdo con fuentes que dicen estar al tanto de algunas de las negociaciones.

En tanto que esto puede afectar a los planes de viabilidad los acreedores mirarán con especial detenimiento las proyecciones que se hagan porque el entorno económico dista mucho de ser alentador a escala internacional que es donde se supone que están los activos más valiosos de la empresa. La posibilidad de que los acreedores no bancarios de la sociedad se presten a financiarla hasta marzo no está de ninguna forma claro. Empiezan a surgir ciertas evidencias de que hay un grupo de acreedores que prefieren que el concurso se declare antes del vencimiento del plazo.

La idea genérica de que la empresa se puede concentrar en sus operaciones rentables y liquidar los activos no estratégicos choca según las fuentes consultadas entre acreedores no bancarios con la posibilidad de que la sociedad pueda hacer frente a una deuda que aun con fuertes quitas puede no ser digerible en una Abengoa con una dimensión reducida si la venta de activos no permite reducirla de forma significativa. Un plan de viabilidad que mantenga a la empresa en funcionamiento pero sin perspectivas de que pueda pagar su deuda y con persistencia de necesidades de financiación ajena en el medio plazo no va a alentar la generosidad de los acreedores.

Entretanto, el frente judicial contra los ex administradores de la sociedad y su consejo acumula demandas civiles y penales. Las demandas han sido presentadas por accionistas y bonistas de la sociedad. A la luz de como han evolucionado los acontecimientos las fuentes jurídicas consultadas señalan que esta vertiente de la crisis de la empresa “no ha hecho más que empezar, habrá seguramente más pleitos”.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...